«La cirugía refractiva permite recuperar calidad de vida con una intervención de 30 minutos»

Entrevista al doctor Luis Alonso, especialista en cirugía refractiva y cataratas en Clínica Rahhal

¿Qué diferencias hay entre miopía, hipermetropía y astigmatismo?

Las personas con miopía tienen dificultad para ver objetos lejanos o directamente los ven borrosos y por eso tienden a acercarlos para verlos mejor. Hay un gesto muy característico, que es entornar los ojos para intentar enfocar bien los objetos distantes. La miopía es el defecto refractivo que se produce cuando la luz que incide en el ojo se enfoca por delante de la retina en lugar de hacerlo sobre ella. 

Una persona con hipermetropía, en cambio, ve mal a todas las distancias, especialmente de cerca, pero de lejos también. La hipermetropía es el defecto refractivo que se produce cuando la luz que incide en el ojo se enfoca en la parte posterior de la retina en lugar de hacerlo sobre ella. 

En el caso del astigmatismo, los síntomas van desde visión borrosa – de cerca y de lejos- , dolor de cabeza, fatiga visual o molestias en los ojos. Lo que ocurre es que la córnea tiene una curvatura irregular que hace que la luz sea dispersada hacia varios puntos de la retina en lugar de enfocarse a un único punto.

 

¿Cómo pueden corregirse la miopía, hipermetropía y astigmatismo? 

En los tres casos puede corregirse con gafas o lentillas y, las personas que quieran prescindir de éstas, pueden someterse a una cirugía refractiva. Se trata de una operación rápida, ya que en quirófano el paciente permanece aproximadamente treinta minutos, de los cuales solo unos pocos segundos son para aplicar el láser, el resto se emplea para preparar el ojo. El paciente no sufre ningún dolor durante la intervención, ya que se le aplica anestesia local tópica mediante unas gotas. 

Para los casos de graduaciones muy altas o alteraciones corneales, existe la posibilidad de optar por lentes intraoculares tipo ICL que no alteran estructuras intraoculares ni sustituyen el cristalino. 

 

¿A partir de qué edad se puede hacer una cirugía refractiva?

Para que podamos tratar estos tres defectos de refracción del ojo -miopía, hipermetropía y astigmatismo- es necesario que la graduación del paciente esté estabilizada. Esto sucede alrededor de los 20 años, aunque hay que valorar cada caso. 

Hay personas a las que les da miedo la cirugía refractiva ¿Qué ocurre si se mueve el ojo durante la intervención quirúrgica?

En Clínica Rahhal contamos con un dispositivo de seguridad llamado «eye-tracker» que compensa los pequeños movimientos involuntarios del ojo, haciendo un seguimiento de la posición del mismo a intervalos de pocos milisegundos y ajustando la dirección de los pulsos láser en función de estos datos. En caso de movimientos bruscos del ojo, el sistema de seguridad detiene por completo el tratamiento.

 

¿Cómo es el postoperatorio? 

Los procedimientos láser tienen un postoperatorio muy sencillo. Apenas unos colirios y unas lágrimas artificiales. Tras la operación, siempre recomendamos a nuestros pacientes reposar al menos 24 horas. La gran mayoría de actividades laborales pueden reanudarse pasadas 48h y para las deportivas se debe esperar al menos una semana.


 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses
- Publicidad -