sábado 23 octubre 2021

Consejos para eliminar la húmedad del aire en casa

Aparición de manchas, ácaros, hongos, olores desagradables, un deterioro generalizado del hogar, problemas de salud o un incremento del gasto energético. Las consecuencias de la humedad dentro del hogar pueden ser perjudiciales a muchos niveles. Aprender a detectarla y adoptar medidas preventivas puede ayudar a evitar problemas mayores. 

La adopción de hábitos saludables o incluso la reforma del hogar para mejorar los niveles de ventilación en caso de que sea necesario, son algunas de las medidas más eficaces. También existen aparatos como los deshumidificadores que nos ayudan a eliminar esa húmedad extra del ambiente en cuestión de minutos. 

A continuación repasamos algunas formas de eliminar la humedad. ¡Presta atención!

La ventilación es importante

Es uno de los factores de prevención más relevantes. La ventilación se hace especialmente necesaria en aquellas áreas del hogar que son más susceptibles de desarrollar humedades. Si bien los factores climatológicos son importantes no son determinantes. Existen zonas geográficas donde los niveles de humedad son elevados y en las que además el viento tiene un acceso más limitado. Como consecuencia, los hogares que se sitúan en ellas cuentan con una ventilación natural pobre. Sin embargo, en estos casos es posible mantener una ventilación estable a partir del uso del aire acondicionado. Aún así, es importante que se haga un uso controlado y durante franjas horarias determinadas. Su uso excesivo puede minimizar en exceso los niveles de humedad en el ambiente pudiendo ponernos en situación de especial vulnerabilidad ante enfermedades pulmonares.

Identificación de puntos de riesgo y zonas propensas a la humedad

Dentro del hogar existen zonas más o menos predispuestas a contar con tasas elevadas de humedad. En realidad esto tiene sentido porque existen circunstancias que sólo se dan en ciertos puntos de la vivienda. En cualquier caso este tipo de problemas acaban ganando visibilidad con el paso del tiempo. Por ejemplo, si existen filtraciones o fugas de agua que no son perceptibles a la vista lo más probable es que acaben derivando en manchas superficiales sobre las paredes. 

Hacer exámenes periódicos y tener cierto control sobre el estado en que se encuentran todas las estancias ayudará a detectar los problemas con más rapidez. Actuar de inmediato puede marcar la diferencia porque el paso del tiempo puede convertir este inconveniente en un problema mayor que incluso derive en inundaciones.

Instalación de aparatos de deshumidificación

Los deshumidificadores están diseñados para reducir los niveles de humedad de forma instantánea. Estos aparatos están especialmente recomendados para aquellas regiones que están sometidas a altos niveles de humedad y que cuentan con unas condiciones climatológicas frías y lluviosas. 

Los hogares que están situados en este tipo de entornos tienden a ser más propensos a sufrir de humedades. Si a esto le sumamos problemas para mantener una correcta ventilación en todas las estancias las probabilidades de incidencia se multiplican exponencialmente. 

En el mercado puedes encontrar deshumidificadores de diferentes gamas y con distintas prestaciones. Su puesta en funcionamiento es instantánea y se basa un sistema de absorción. Actúa de forma gradual y constante generando la purificación del ambiente y haciéndolo más saludable.

Deshumidificación natural a través de la sal

La sal puede actuar como un elemento natural para reducir los niveles de humedad en el ambiente. Sus capacidades de absorción la convierten en una opción muy eficaz para atenuar o eliminar manchas de cualquier tipo sobre tejidos y prendas de ropa. A medida que la sal absorbe humedad puede variar su aspecto oscureciendo su tonalidad. Cuando optamos por esta alternativa es importante llevar un seguimiento de su estado porque de no renovarla sus propiedades pueden verse mermadas.

Hábitos preventivos: Cómo reducir los niveles de humedad dentro del hogar

Las anteriores medidas pueden ser muy útiles para tratar la humedad cuando ya ha aparecido. Sin embargo, existen otras alternativas que se centran en la prevención. A partir de los siguientes consejos es posible evitar los problemas de humedad incluso antes de que se produzcan:

  • Purificación del ambiente durante la elaboración de alimentos: Durante los procesos de cocinado es importante activar la campana extractora. Esto ayudará a reducir la acumulación de agua en el ambiente, algo que es especialmente habitual sobre todo cuando se cocina a temperaturas elevadas o con métodos como la cocción.
  • Una temperatura excesivamente elevada puede propiciar ambientes húmedos. Lo más recomendable es que ésta no sobrepase los 20°C. 
  • ¿No cuentas con una secadora? En este caso es preferible que evites tender la ropa en el interior del hogar. De hacerlo, lo más probable es que transmita su humedad al ambiente.
  • No limites la exposición solar: El efecto de la luz natural puede ayudar a reducir los niveles de humedad, especialmente si existen corrientes de aires continuas y una buena ventilación. 
  • Reduce la presencia de plantas en el interior de las habitaciones: Su presencia puede incrementar los niveles de humedad y vapor, sobre todo durante la noche. Si además hay una mala ventilación o un clima especialmente húmedo su efecto puede ser más acusado.


Si quieres saber más sobre cómo eliminar la húmedad en tu hogar,aquí te dejamos un artículo bastante completo.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses