El 41,3% de los hogares españoles no puede comprar muebles nuevos

0

Aunque el sector del mueble parece coger algo de aire, los datos siguen apuntando a que aún queda camino por andar para superar la crisis. El dato es evidente. El 41,3% de los hogares españoles no puede permitirse sustituir los muebles estropeados o viejos que tienen en casa porque no tiene recursos económicos para hacerlo.

Es un dato extraído de la encuesta de Condiciones de Vida que ha elaborado el Instituto Nacional de Estadística (INE), un compendio de datos que no apuntan nada a la senda de recuperación que han vislumbrado los políticos.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía ofrece el denominado Módulo de Carencia Material, que se hizo la última vez en 2009. En ese año, cuando nadie se imaginaba el tamaño de la crisis que ya se vivía, el porcentaje de hogares que no podían permitirse la sustitución de muebles era del 36,8%. Ahora se incrementa cuatro puntos porcentuales en seis años.

En la población extranjera, la cifra de personas que no pueden comprarse muebles nuevos sube hasta el 60% y apenas hay diferencia por edad, lo que significa que resistirse a cambiar la cocina o a tirar esa mesa que siempre cojea no es una cuestión generacional, sino que simplemente no se puede porque no hay dinero.

En ese mismo estudio del INE se dice que el 11,8% de las personas admite que no se puede permitir reunirse con familiares o amigos para comer o tomar algo al menos una vez al mes. En 2009, eran el 6,6%.

Asimismo, el 17% no puede gastar una pequeña cantidad de dinero en sí mismos cada semana, cuando en 2009 era el 10,7%. Entre los parados el porcentaje sube hasta el 35,6% y en los extranjeros, hasta el 38,8%.

La encuesta pregunta sobre las necesidades básicas, educativas o de ocio para los menores de 16 años. Aquí el porcentaje de hogares en los que los niños no pueden disponer de ropa nueva ha aumentado del 3,8% registrado en 2009 hasta el 6,5%. también ha crecido el que no pueden permitirse tomar al menos una comida de carne, pollo o pescado cada dos días (del 0,7% en 2009 al 2,5% en 2014).

O los que no tienen para celebrar las ocasiones especiales, como los cumpleaños (del 6,5 al 10,4%). O los que no les da para tener regularmente actividades de ocio, como hacer deporte, tocar un instrumento o formar parte de organizaciones juveniles: del 5,5% al 11,3%.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí