.
🌊 miércoles 24 julio 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Iván Martínez, técnico de Emergencias

Iván Martínez nació en Puertollano, esta gran población castellano manchega anteriormente minera y donde en la actualidad predomina buena parte de la industria energética de la provincia de Ciudad Real.

En 1998, Iván se apuntó a Protección Civil y en 2000 a Cruz Roja en la Asamblea Local de Alcantarilla.

En 2016 tras muchas idas y venidas recaló en Yecla y desde entonces realiza su trabajo como Técnico de Emergencias en una ambulancia totalmente equipada, compuesta por un médico, un enfermero y dos técnicos. El facultativo y enfermero pertenecen al Servicio Murciano de Salud, mientras que los dos efectivos de urgencias dependen de ORTHEM la empresa concertada por la administración.

En Yecla, la Unidad Mecanizada de Emergencias, UME, la forman 20 personas en cinco equipos de 4, desempeñando su labor en turnos de 24 horas. Estos días se incrementará el servicio en un sexto turno con la incorporación de otro médico y un sanitario más.

La realidad puede ser muy cruda. Él es consciente, como todos sus compañeros sanitarios, que en cualquier momento alguien que esté cerca puede sufrir un accidente, o indisposición y por tanto con el compromiso de la vocación, deben atenderle.

Al no disponer de UCI en el Hospital Virgen del Castillo, hablamos de los traslados de urgencia a Murcia, con lo cual Yecla queda durante al menos tres horas entre ida y vuelta, sin servicio de soporte vital avanzado, un requisito de tiempo mínimo fundamental.

En el servicio de ambulancias de urgencias, junto a los imprescindibles médicos y enfermeras,-con independencia de género-, la mujer cada vez se está incorporando más en las funciones de técnico conductor dentro de una profesión con todo un largo recorrido por delante.

Sacando a colación la pandemia; destaca cuando estuvieron en primera línea con las ambulancias no asistenciales, con los equipos de protección, unos trajes sin traspiración, con gafas y caretas aguantando un tremendo calor, cuando la virulencia era patente y tanta gente sin previo aviso se nos marchó.

Me cuenta que mantener la calma siempre es importante y que dentro de las experiencias vividas, hay una que no olvidará nunca. Aquella donde un grupo de amigos dirigiéndose a Almería, ante un accidente de tráfico donde dos coches habían tenido un choque frontal, se detuvieron. Él, como no podría ser de otra manera, prestó su ayuda junto a un policía fuera de servicio. Entre las víctimas había un bebé de pocos meses en estado muy grave al cual con la reanimación cardiopulmonar, no pudieron salvar.

Cuando le pregunto por sus tareas voluntarias en Cruz Roja, me dice que ha estado en los San Fermines, la Formula 1 y las carreras de motos en Barcelona, y en las Fiestas del Pilar de Zaragoza, así como en la mayoría de servicios preventivos por eventos sociales, culturales y deportivos en la Región de Murcia.

Después de cúmulos de circunstancias que todos en la vida tenemos, a veces las corazonadas proceden de algún lugar recóndito, o de inquietudes escondidas. Iván cuando tiene un rato le encanta acercarse a la playa y desconectar para hablar consigo mismo mirando al horizonte y de alguna manera concentrar su vida en un instante. La preparación es imprescindible. Por tanto formarse e ir mejorando, siempre es una labor de aprendizaje porque continuamente van saliendo cosas nuevas en cuanto a recursos materiales, hay que seguir haciendo cursos y conviene estar al loro.

Iván con todo su bagaje en asistencia en ambulancias me ha contado varias situaciones, unas con resultado feliz, otras no tanto y otras acabadas en tragedia. Dentro de las circunstancias que rodean su trabajo, los primeros minutos son decisivos y entre aviso y aviso, a veces se les culpa de llegar demasiado tarde.

La vida es un espejo y una brújula y estamos hechos de este barro que pisamos. No todo son penas, también hay alegrías. En un mundo en que los minutos pueden “hacerse eternos”. En un mundo en el que ocurren muchas cosas y no todas las contamos, ellos ven al enfermo en su propio entorno cuando llegan a casa de alguien, sin saber lo que se van a encontrar a la hora de entrar al domicilio.

Por eso, en mi capítulo de hoy, quería hablarles de una persona cuya voz susurrante te cuenta las cosas con una ilusión razonable, y que siempre intenta ser fuerte para no derrumbarse. Él sabe que poco a poco se ha ido acostumbrando y conteniendo las emociones, conserva en su retina una gran colección de imágenes con impacto.

“Todo es posible, el paraíso está donde lo quieras construir”, reza en su perfil.

“Prohibido rendirse, es el lema de una de sus pulseras y además lo lleva tatuado en el brazo. La otra es de JUSAPOL, y corresponde al bicentenario de la Policía Nacional.

Ellos saben que en el 061 hay guardias duras, que escuchan de fondo el sonido de las sirenas, que deben afrontar situaciones difíciles y patologías imposibles de salvar, que tienen que certificar fallecimientos, que su base está frente a una rotonda, que tienen que atravesar esas arterias de las ciudades que son las calles y pedalear con el tráfico enganchados a su dedicación, que son una población o plantilla de riesgo y que trabajan con personas, razón por la cual unos y otros tenemos que ponernos en la piel de los demás.


Relatos de José Antonio Ortega

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.

Iván Martínez nació en Puertollano, esta gran población castellano manchega anteriormente minera y donde en la actualidad predomina buena parte de la industria energética de la provincia de Ciudad Real.

En 1998, Iván se apuntó a Protección Civil y en 2000 a Cruz Roja en la Asamblea Local de Alcantarilla.

En 2016 tras muchas idas y venidas recaló en Yecla y desde entonces realiza su trabajo como Técnico de Emergencias en una ambulancia totalmente equipada, compuesta por un médico, un enfermero y dos técnicos. El facultativo y enfermero pertenecen al Servicio Murciano de Salud, mientras que los dos efectivos de urgencias dependen de ORTHEM la empresa concertada por la administración.

En Yecla, la Unidad Mecanizada de Emergencias, UME, la forman 20 personas en cinco equipos de 4, desempeñando su labor en turnos de 24 horas. Estos días se incrementará el servicio en un sexto turno con la incorporación de otro médico y un sanitario más.

La realidad puede ser muy cruda. Él es consciente, como todos sus compañeros sanitarios, que en cualquier momento alguien que esté cerca puede sufrir un accidente, o indisposición y por tanto con el compromiso de la vocación, deben atenderle.

Al no disponer de UCI en el Hospital Virgen del Castillo, hablamos de los traslados de urgencia a Murcia, con lo cual Yecla queda durante al menos tres horas entre ida y vuelta, sin servicio de soporte vital avanzado, un requisito de tiempo mínimo fundamental.

En el servicio de ambulancias de urgencias, junto a los imprescindibles médicos y enfermeras,-con independencia de género-, la mujer cada vez se está incorporando más en las funciones de técnico conductor dentro de una profesión con todo un largo recorrido por delante.

Sacando a colación la pandemia; destaca cuando estuvieron en primera línea con las ambulancias no asistenciales, con los equipos de protección, unos trajes sin traspiración, con gafas y caretas aguantando un tremendo calor, cuando la virulencia era patente y tanta gente sin previo aviso se nos marchó.

Me cuenta que mantener la calma siempre es importante y que dentro de las experiencias vividas, hay una que no olvidará nunca. Aquella donde un grupo de amigos dirigiéndose a Almería, ante un accidente de tráfico donde dos coches habían tenido un choque frontal, se detuvieron. Él, como no podría ser de otra manera, prestó su ayuda junto a un policía fuera de servicio. Entre las víctimas había un bebé de pocos meses en estado muy grave al cual con la reanimación cardiopulmonar, no pudieron salvar.

Cuando le pregunto por sus tareas voluntarias en Cruz Roja, me dice que ha estado en los San Fermines, la Formula 1 y las carreras de motos en Barcelona, y en las Fiestas del Pilar de Zaragoza, así como en la mayoría de servicios preventivos por eventos sociales, culturales y deportivos en la Región de Murcia.

Después de cúmulos de circunstancias que todos en la vida tenemos, a veces las corazonadas proceden de algún lugar recóndito, o de inquietudes escondidas. Iván cuando tiene un rato le encanta acercarse a la playa y desconectar para hablar consigo mismo mirando al horizonte y de alguna manera concentrar su vida en un instante. La preparación es imprescindible. Por tanto formarse e ir mejorando, siempre es una labor de aprendizaje porque continuamente van saliendo cosas nuevas en cuanto a recursos materiales, hay que seguir haciendo cursos y conviene estar al loro.

Iván con todo su bagaje en asistencia en ambulancias me ha contado varias situaciones, unas con resultado feliz, otras no tanto y otras acabadas en tragedia. Dentro de las circunstancias que rodean su trabajo, los primeros minutos son decisivos y entre aviso y aviso, a veces se les culpa de llegar demasiado tarde.

La vida es un espejo y una brújula y estamos hechos de este barro que pisamos. No todo son penas, también hay alegrías. En un mundo en que los minutos pueden “hacerse eternos”. En un mundo en el que ocurren muchas cosas y no todas las contamos, ellos ven al enfermo en su propio entorno cuando llegan a casa de alguien, sin saber lo que se van a encontrar a la hora de entrar al domicilio.

Por eso, en mi capítulo de hoy, quería hablarles de una persona cuya voz susurrante te cuenta las cosas con una ilusión razonable, y que siempre intenta ser fuerte para no derrumbarse. Él sabe que poco a poco se ha ido acostumbrando y conteniendo las emociones, conserva en su retina una gran colección de imágenes con impacto.

“Todo es posible, el paraíso está donde lo quieras construir”, reza en su perfil.

“Prohibido rendirse, es el lema de una de sus pulseras y además lo lleva tatuado en el brazo. La otra es de JUSAPOL, y corresponde al bicentenario de la Policía Nacional.

Ellos saben que en el 061 hay guardias duras, que escuchan de fondo el sonido de las sirenas, que deben afrontar situaciones difíciles y patologías imposibles de salvar, que tienen que certificar fallecimientos, que su base está frente a una rotonda, que tienen que atravesar esas arterias de las ciudades que son las calles y pedalear con el tráfico enganchados a su dedicación, que son una población o plantilla de riesgo y que trabajan con personas, razón por la cual unos y otros tenemos que ponernos en la piel de los demás.


Relatos de José Antonio Ortega

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

4 COMENTARIOS

  1. Poner de relieve que el hospital de Yecla carece de UVI. De más profesionales también.
    ¿Las agendas de citas estarán abiertas después de lo denunciado por AMAS?
    Iván tiene un trabajo del cual se precisa buenas dosis de humanidad y por lo leído cumple con ese requisito.
    Gracias José Antonio por publicar estos artículos.

    En otro orden de cosas, con un interés subsidiario (adicional, algo menor), el Jesús con su habitual rechazo a las vacunas y su negación, porque sigue negando, que tengamos algo que se llama Covid, ahora mucho menos letal gracias a las vacunas.
    Es una especie de Miguel Bosé en yeclano, que dice que la pandemia es un invento que no existió, que es mentira. El cambio climático tampoco existe. En esto coincide con los de extrema derecha.
    Trump, este multimillonario, tampoco lo reconoce que el clima esté cambiando. Le tiene que llegar el agua del mar a cuarto piso de su torre de oro y seguir diciendo que son unos hilillos de agua.
    Ya no aclara (Jesús) los miles y miles de fallecidos por Covid si es mentira también?
    El «sociolisto» un travestido seudónimo, es un tipo que puede ser del partido de la Reme la SUMISA, (que no reivindica nada para el pueblo a su jefe López Miras) o también el sociolisto puede ser del partido que ha despedido a su secretario de confianza el COTO. Un partido tóxico para el PP.
    Porque, puede ser (sociolisto) del PP ó VOX, no encuentro la diferencia. Antes eran «toro manso» contra «toro bravo» ahora se ha quedado en un hibrido. Algo a analizar en cuarto milenio por ser algo no entendible para la mente humana.
    De acuerdo con Aj

  2. Vaya rollo de este pseudoescritor, sabe escribir pero no describir, no sabe de construcción de frases, ni de géneros literarios, ignoro que estudios tiene, ni me importa, pero aquí está la Escuela de Adultos, le recomiendo que se matricule y no nos martirice con semejantes rollazos.

  3. Le quería hacer una pregunta a Iván Martínez, a cuántas personas desde que empezó la pandemia y se pusieron la primera inyección, a cuántas personas jóvenes y no tan jóvenes has atendido con problemas de infarto, trombos, y arritmia? O eres de esos médicos cagarrones que no dicen la verdad por miedo a perder su trabajo?? Espero tu contestación!!

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses