.
❄️ miércoles 01 febrero 2023

La Casa Curación, dos profesores de yoga y diversas sustancias, ¿legales? 

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Casa Curación, un lugar de “salud y bienestar, medicina psicodélica y vegetal, relación y comunidad”. De esa forma se anuncia en internet el chalet donde la Guardia Civil ha encontrado todo tipo de sustancias que se suministraban a clientes tanto nacionales como extranjeros.

La casa de campo que ha registrado la benemérita está en una zona idílica. A los pies de Sierra de Salinas, espacio natural protegido de la Región de Murcia, y en medio de plantaciones de viñedos y de olivos. Un amplio espacio perfecto para disfrutar de la tranquilidad y la calma, alejado de cualquier vecino o ruido.

El “servicio” de “salud y bienestar” era prestado por dos personas de origen británico. Desde hace unos cuatro años están residiendo en esa vivienda situada a unos 15 kilómetros del casco urbano de Yecla. Una vivienda rehabilitada, con diversas dependencias y una piscina. Incluso adyacente al chalet, una casa geodésica totalmente sostenible. 

En la propia web de anuncios, una de las personas que estaban al frente de negocio explicaba que había ejercido como trabajadora social con niños “que sufrieron traumas y abusos durante casi 30 años antes de cambiar el enfoque hacia prácticas holísticas”.

Se presentaba como “instructora de yoga calificada, practicante de Chi Nei y entrenadora de vida, así como practicante chamánica certificada y sanadora energética”.casa retiris Casa Curación

Según la investigación policial, para lograr los fines que anunciaban usaban sustancias alucinógenas. En el registro, los agentes incautaron 14 litros de ayahuasca, una bebida indígena usada en la medicina tradicional sudamericana, un bote de sananga, un colirio amazónico para tratar dolencias oculares, tres kilos de marihuana, tres kilos de rapé, 29 botes de pipetas con extracto de marihuana, 44 piruletas y dulces con extracto de San Pedro, 304 cactus San Pedro y 200 gramos de setas alucinógenas.

En el transcurso de la intervención, los agentes también verificaron que, en anuncios previos en su sitio web, se ofrecían ceremonias con kambó. Esta sustancia, obtenida de la excreción de una rana de la selva y con una elevada concentración de opiáceos naturales, siendo 40 veces más potente que la morfina. Además, descubrieron que la pareja ofrecía esta actividad con kambó con un incremento en el costo inicial del servicio de 100 euros por persona.

La investigación de la Guardia Civil ha revelado que no contaban con ninguna licencia o autorización administrativa para llevar a cabo estas actividades.

 

No son drogas

Los dos detenidos pasaron un fin de semana en los calabozos de la Guardia Civil (con un trato regular, según su abogado). La juez titular del juzgado número de Yecla les ha dejado en libertad sin medidas cautelares. Están pendientes de juicio que llegará en su momento.

Mientras, su abogado, Francisco Azorín, basa su defensa en negar que haya consumo de drogas ilegales en estas sustancias. “Este tipo de plantas tan de moda, a pesar de contener trazas de una sustancia psicotrópicas como la psilocibina, la junta internacional de estupefacientes en un informe de 2010 y de 2012 aseguró que solo existen tres plantas prohibidas por los convenios: la hoja del cannabis, la hoja del opio y la hoja de la coca. Todas las demás, aunque tengan moléculas clasificadas, no son drogas”, expresa.

Francis Azorín
El abogado Francisco Azorín.

El abogado confirma que esta pareja británica organiza retiros de yoga y de meditación. “Hacen un consumo compartido de este tipo de sustancias. Y todo apunta que ya hay estados que se plantean que algunas de estas sustancias se van a reconocer para el tratamiento de patologías como la depresión”. El problema de la defensa puede llegar con los tres kilos de marihuana que los agentes encontraron y sí que eso es droga, por el momento, aunque pudo haber un consumo compartido.

Respecto a la licencia de actividad, “la casa estaba registrada como hospedaje reconocido. Pero este tipo de prácticas que realizaban no tienen una regulación”, expresa el letrado, Francisco Azorín.

Estas sustancias que se habrían utilizado “son las menos tóxicas y con menos poder adictivo. La gente las toma para superar problemas de adicción, problemas como el estrés postraumático, la depresión o la ansiedad”, argumenta la defensa de los detenidos.

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Casa Curación, un lugar de “salud y bienestar, medicina psicodélica y vegetal, relación y comunidad”. De esa forma se anuncia en internet el chalet donde la Guardia Civil ha encontrado todo tipo de sustancias que se suministraban a clientes tanto nacionales como extranjeros.

La casa de campo que ha registrado la benemérita está en una zona idílica. A los pies de Sierra de Salinas, espacio natural protegido de la Región de Murcia, y en medio de plantaciones de viñedos y de olivos. Un amplio espacio perfecto para disfrutar de la tranquilidad y la calma, alejado de cualquier vecino o ruido.

El “servicio” de “salud y bienestar” era prestado por dos personas de origen británico. Desde hace unos cuatro años están residiendo en esa vivienda situada a unos 15 kilómetros del casco urbano de Yecla. Una vivienda rehabilitada, con diversas dependencias y una piscina. Incluso adyacente al chalet, una casa geodésica totalmente sostenible. 

En la propia web de anuncios, una de las personas que estaban al frente de negocio explicaba que había ejercido como trabajadora social con niños “que sufrieron traumas y abusos durante casi 30 años antes de cambiar el enfoque hacia prácticas holísticas”.

Se presentaba como “instructora de yoga calificada, practicante de Chi Nei y entrenadora de vida, así como practicante chamánica certificada y sanadora energética”.casa retiris Casa Curación

Según la investigación policial, para lograr los fines que anunciaban usaban sustancias alucinógenas. En el registro, los agentes incautaron 14 litros de ayahuasca, una bebida indígena usada en la medicina tradicional sudamericana, un bote de sananga, un colirio amazónico para tratar dolencias oculares, tres kilos de marihuana, tres kilos de rapé, 29 botes de pipetas con extracto de marihuana, 44 piruletas y dulces con extracto de San Pedro, 304 cactus San Pedro y 200 gramos de setas alucinógenas.

En el transcurso de la intervención, los agentes también verificaron que, en anuncios previos en su sitio web, se ofrecían ceremonias con kambó. Esta sustancia, obtenida de la excreción de una rana de la selva y con una elevada concentración de opiáceos naturales, siendo 40 veces más potente que la morfina. Además, descubrieron que la pareja ofrecía esta actividad con kambó con un incremento en el costo inicial del servicio de 100 euros por persona.

La investigación de la Guardia Civil ha revelado que no contaban con ninguna licencia o autorización administrativa para llevar a cabo estas actividades.

 

No son drogas

Los dos detenidos pasaron un fin de semana en los calabozos de la Guardia Civil (con un trato regular, según su abogado). La juez titular del juzgado número de Yecla les ha dejado en libertad sin medidas cautelares. Están pendientes de juicio que llegará en su momento.

Mientras, su abogado, Francisco Azorín, basa su defensa en negar que haya consumo de drogas ilegales en estas sustancias. “Este tipo de plantas tan de moda, a pesar de contener trazas de una sustancia psicotrópicas como la psilocibina, la junta internacional de estupefacientes en un informe de 2010 y de 2012 aseguró que solo existen tres plantas prohibidas por los convenios: la hoja del cannabis, la hoja del opio y la hoja de la coca. Todas las demás, aunque tengan moléculas clasificadas, no son drogas”, expresa.

Francis Azorín
El abogado Francisco Azorín.

El abogado confirma que esta pareja británica organiza retiros de yoga y de meditación. “Hacen un consumo compartido de este tipo de sustancias. Y todo apunta que ya hay estados que se plantean que algunas de estas sustancias se van a reconocer para el tratamiento de patologías como la depresión”. El problema de la defensa puede llegar con los tres kilos de marihuana que los agentes encontraron y sí que eso es droga, por el momento, aunque pudo haber un consumo compartido.

Respecto a la licencia de actividad, “la casa estaba registrada como hospedaje reconocido. Pero este tipo de prácticas que realizaban no tienen una regulación”, expresa el letrado, Francisco Azorín.

Estas sustancias que se habrían utilizado “son las menos tóxicas y con menos poder adictivo. La gente las toma para superar problemas de adicción, problemas como el estrés postraumático, la depresión o la ansiedad”, argumenta la defensa de los detenidos.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

3 Comentarios

  1. Bomalu, eres un poco pazguato… Me reafirmo hay que leer un poco más.

    «Borrego» no es un insulto como tú dices esto dice la RAE.

    «Borrego» Que se somete fácilmente a la voluntad de otra persona sin rebelarse ni protestar.

    A llorar a otro sitio, cuando quieras le regalo un buen libro CABALLERO.

  2. Señores administradores del periódico de Yecla el comentario del tal Robin deberían de eliminarlo ya que insulta directamente a los Agentes de la Guardia Civil llamándoles borregos, no creo que deban permitir ese tipo de comentarios.

  3. Cómo siempre la policía tocando los lereles, que dejen a la gente hacer lo que les dé la gana a cada uno con su vida, hay que viajar, leer y cultivar un poco más la mente y no quedarse con lo que dicen que está bien o mal, enfin lo mejor son las fotos como si hubiesen capturado al chapo español jajaja cuando hay solo hay para un par de porros y poco más, que esperar de los señores agentes, más borregos que ellos pocos hay, obedeciendo órdenes toda su vida y la mayoría anticonstitucionales (véase estado de alarma, mascarillas, etc). Vive y deja vivir

- Publicidad -
- Publicidad -

Sondeo de OPINIÓN
ÚLTIMO

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses