.
🌰 viernes 09 diciembre 2022

Las mamas tuberosas

Entre el 3% y el 5% de la población femenina tiene mamas tuberosas.

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Una parte muy destacable de la feminidad de una mujer son sus senos. Ya sea por el tamaño, o por las malformaciones que puedan existir en ellos, son cada vez más las mujeres que deciden operarse para tener unos pechos con los que sentirse a gusto tanto física como psicológicamente.

Una de las anomalías que tiene solución con una cirugía estética son las denominadas mamas tuberosas o mamas tubulares. Se trata de un problema estético en el que los senos  se muestran en forma de tubo, de ahí su nombre. 

Las mamas presentan una gran separación entre ellas y su aspecto está lejos del redondeado y asimétrico que se concibe como un pecho adecuado.

Además, esta malformación suele provocar que las areolas sean de un tamaño muy grande y, en cambio, el pecho sea pequeño, propio de una adolescente en edad temprana. 

Dentro de este problema estético hay distintos grados de afectación y con características que son propias de cada paciente. Por eso es importante un diagnóstico concreto del problema a cada mujer que lo padece, para poder plantear una solución personalizada.

Las mujeres que tienen este problema estético suelen buscar una solución mediante técnicas de cirugía que se adapten a la necesidad de cada una de ellas. Las últimas estadísticas conocidas sobre esta anomalía apuntan a que el porcentaje de la población femenina con mamas tuberosas oscila entre el 3 y 5% de la población.

Los casos de mayor afectación van a requerir, por ejemplo, de una restructuración glandular completa por parte del cirujano.En otras ocasiones, por el contrario, puede ser suficiente con introducir una prótesis mamaria.

Aunque hablamos de una irregularidad cosmética, las mujeres que tienen mamas tuberosas en los grados más desarrollados suelen tener problemas en su estabilidad emocional. Su aspecto físico afecta a su manera de relacionarse íntimamente con otras personas. 

Es normal la aparición de complejos e inseguridades en las mujeres con pechos tuberosos. 

Por estos motivos y otros, puede ser recomendable que la mujer con mamas tuberosas consulte a un especialista para realizar, en primer lugar, un correcto diagnóstico. Y, en segundo lugar, una solución que será en la mayoría de los casos de tipo quirúrgico.

Pero se trata de intervenciones que han de llevarse a cabo con las oportunas garantías y de la mano de especialistas en la materia.

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Una parte muy destacable de la feminidad de una mujer son sus senos. Ya sea por el tamaño, o por las malformaciones que puedan existir en ellos, son cada vez más las mujeres que deciden operarse para tener unos pechos con los que sentirse a gusto tanto física como psicológicamente.

Una de las anomalías que tiene solución con una cirugía estética son las denominadas mamas tuberosas o mamas tubulares. Se trata de un problema estético en el que los senos  se muestran en forma de tubo, de ahí su nombre. 

Las mamas presentan una gran separación entre ellas y su aspecto está lejos del redondeado y asimétrico que se concibe como un pecho adecuado.

Además, esta malformación suele provocar que las areolas sean de un tamaño muy grande y, en cambio, el pecho sea pequeño, propio de una adolescente en edad temprana. 

Dentro de este problema estético hay distintos grados de afectación y con características que son propias de cada paciente. Por eso es importante un diagnóstico concreto del problema a cada mujer que lo padece, para poder plantear una solución personalizada.

Las mujeres que tienen este problema estético suelen buscar una solución mediante técnicas de cirugía que se adapten a la necesidad de cada una de ellas. Las últimas estadísticas conocidas sobre esta anomalía apuntan a que el porcentaje de la población femenina con mamas tuberosas oscila entre el 3 y 5% de la población.

Los casos de mayor afectación van a requerir, por ejemplo, de una restructuración glandular completa por parte del cirujano.En otras ocasiones, por el contrario, puede ser suficiente con introducir una prótesis mamaria.

Aunque hablamos de una irregularidad cosmética, las mujeres que tienen mamas tuberosas en los grados más desarrollados suelen tener problemas en su estabilidad emocional. Su aspecto físico afecta a su manera de relacionarse íntimamente con otras personas. 

Es normal la aparición de complejos e inseguridades en las mujeres con pechos tuberosos. 

Por estos motivos y otros, puede ser recomendable que la mujer con mamas tuberosas consulte a un especialista para realizar, en primer lugar, un correcto diagnóstico. Y, en segundo lugar, una solución que será en la mayoría de los casos de tipo quirúrgico.

Pero se trata de intervenciones que han de llevarse a cabo con las oportunas garantías y de la mano de especialistas en la materia.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Sondeo de OPINIÓN
ÚLTIMO

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses