.
🌰 viernes 09 diciembre 2022

Los nuevos talleres mecánicos del siglo XXI

Profesionalidad, rapidez, buen precio…son algunos de los aspectos que más importan a cualquier conductor que quiera mantener su coche en perfectas condiciones y para que no le dé un susto desagradable. 

Esas son algunas de las características que Norauto ofrece a sus clientes en la amplia red de talleres que tiene distribuida y que dan servicio a miles de personas a diario.

Igual que ha cambiado el mundo de la tecnología y de la comunicación, los clientes exigen a los talleres mecánicos que estén actualizados y adaptados al nuevo mundo en el que el tiempo es oro y donde se espera que el mecánico sea un profesional que arregle su coche con un precio competitivo.

La profesionalidad de los mecánicos de hoy en día ya no se mide por lo mucho o poco que lleven manchadas las manos de grasa. Es más, hoy en día el mecánico debe ser un especialista en diagnóstico electrónico del vehículo ya que los actuales modelos están dotados con la tecnología que se requiere para detectar cualquier error en el funcionamiento de los coches mediante software especializado. Lo de la grasa y el ordenador no son compatibles, aunque es cierto que todavía los mecánicos se tienen que manchar las manos.

Descartemos por tanto la idea del mecánico sucio y del taller con el calendario de alguna mujer con poca ropa. Ahora el cliente quiere que su coche esté en manos de personas cualificadas en tecnología punta que es con la que se ha fabricado ese vehículo.

Además, el consumidor es partidario de un precio cerrado de antemano. Bien es cierto que cuando un mecánico abre el capó del motor puede descubrir elementos en mal estado que permanecían ocultos, lo suyo es que antes de cualquier sustitución o mantenimiento del vehículo el cliente sepa a lo que se va a enfrentar en la factura.
Un presupuesto bien claro, en el que se especifiquen los costes de las piezas mecánicas sustituidas y la mano de obra que ha sido necesaria realizar es fundamental para que no haya sospechas de cualquier tipo por parte del cliente. Si ese cliente está informado correctamente de cómo se ha trabajado en su coche seguro que será un cliente satisfecho 

que volverá a confiar en ese mismo taller la próxima vez que tenga un problema. 

A la vez, nos encontramos con una red de taller de Norauto que se encuentran en las principales ciudades donde el potencial cliente que utiliza normalmente el coche como herramienta diaria de trabajo y para movilidad urbana. Esto supone un doble reto.

Por un lado, la persona que se acerca al taller requiere de un servicio rápido porque “no puede vivir” sin su coche. 

Y por otro lado, nos encontramos vehículos que pasan muchas horas del día en uso por trazados urbanos lo que acrecienta el deterioro y desgaste de los componentes de estos coches en comparación a lo que puede suponer un uso en carreteras convencionales. 

Por eso, se reclama un servicio muy rápido que se sepa actuar de forma eficaz y con citas programadas para que los márgenes de tiempo sean los más ajustados.

Con estas premisas, los talleres que se adaptan a ellas consiguen la confianza del consumidor y el éxito. 

Profesionalidad, rapidez, buen precio…son algunos de los aspectos que más importan a cualquier conductor que quiera mantener su coche en perfectas condiciones y para que no le dé un susto desagradable. 

Esas son algunas de las características que Norauto ofrece a sus clientes en la amplia red de talleres que tiene distribuida y que dan servicio a miles de personas a diario.

Igual que ha cambiado el mundo de la tecnología y de la comunicación, los clientes exigen a los talleres mecánicos que estén actualizados y adaptados al nuevo mundo en el que el tiempo es oro y donde se espera que el mecánico sea un profesional que arregle su coche con un precio competitivo.

La profesionalidad de los mecánicos de hoy en día ya no se mide por lo mucho o poco que lleven manchadas las manos de grasa. Es más, hoy en día el mecánico debe ser un especialista en diagnóstico electrónico del vehículo ya que los actuales modelos están dotados con la tecnología que se requiere para detectar cualquier error en el funcionamiento de los coches mediante software especializado. Lo de la grasa y el ordenador no son compatibles, aunque es cierto que todavía los mecánicos se tienen que manchar las manos.

Descartemos por tanto la idea del mecánico sucio y del taller con el calendario de alguna mujer con poca ropa. Ahora el cliente quiere que su coche esté en manos de personas cualificadas en tecnología punta que es con la que se ha fabricado ese vehículo.

Además, el consumidor es partidario de un precio cerrado de antemano. Bien es cierto que cuando un mecánico abre el capó del motor puede descubrir elementos en mal estado que permanecían ocultos, lo suyo es que antes de cualquier sustitución o mantenimiento del vehículo el cliente sepa a lo que se va a enfrentar en la factura.
Un presupuesto bien claro, en el que se especifiquen los costes de las piezas mecánicas sustituidas y la mano de obra que ha sido necesaria realizar es fundamental para que no haya sospechas de cualquier tipo por parte del cliente. Si ese cliente está informado correctamente de cómo se ha trabajado en su coche seguro que será un cliente satisfecho 

que volverá a confiar en ese mismo taller la próxima vez que tenga un problema. 

A la vez, nos encontramos con una red de taller de Norauto que se encuentran en las principales ciudades donde el potencial cliente que utiliza normalmente el coche como herramienta diaria de trabajo y para movilidad urbana. Esto supone un doble reto.

Por un lado, la persona que se acerca al taller requiere de un servicio rápido porque “no puede vivir” sin su coche. 

Y por otro lado, nos encontramos vehículos que pasan muchas horas del día en uso por trazados urbanos lo que acrecienta el deterioro y desgaste de los componentes de estos coches en comparación a lo que puede suponer un uso en carreteras convencionales. 

Por eso, se reclama un servicio muy rápido que se sepa actuar de forma eficaz y con citas programadas para que los márgenes de tiempo sean los más ajustados.

Con estas premisas, los talleres que se adaptan a ellas consiguen la confianza del consumidor y el éxito. 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Sondeo de OPINIÓN
ÚLTIMO

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses