.
🌼 sábado 25 mayo 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Musicoterapia clínica y autismo

Adaptemos la sociedad para que todos seamos servibles, porque todos tenemos un tesoro que entregar al mundo. 

Qué es el trastorno del Espectro Autista 

Hace más de 60 años que el Autismo (TEA) fue definido según el DSM V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría) como “Trastorno del neurodesarrollo heterogéneo, con bases genéticas y neurológicas complejas caracterizados en diferentes grados de relación con los demás que afectan a varias áreas del comportamiento” pero aún sigue habiendo debate acerca de qué es, de su clasificación y condiciones psicopatológicas, ya que tiene un amplio espectro de presentaciones y ninguna persona con TEA es igual a otra. Lo que sí sabemos es cómo se muestra, influyendo en la interacción y comunicación del niño y diferenciándolo según el grado de severidad existente en las siguientes áreas: reciprocidad socioemocional, comunicación no verbal, relaciones sociales, pensamiento restringido o repetitivo y comportamiento estereotipado.  

El autismo,además, suele conllevar otros trastornos, es decir, la persona con autismo en un alto porcentaje de casos, presenta otro trastorno psiquiátrico o del aprendizaje. Entre las comorbilidades más frecuentes encontramos trastorno negativista desafiante. También el  trastorno de conducta, trastorno de ansiedad, trastorno del ánimo, tics y trastorno del aprendizaje, que pueden tener un impacto adicional en la calidad de vida.  

Musicoterapia clínica y autismo 

 Y que pronto convivamos, no integremos 
musicoterapia y autismo
María José Soler.

Como ya hablamos en artículos anteriores, podríamos decir que la Musicoterapia Clínica, es la aplicación especializada de la música en el área de la Salud,una intervención terapéutica enfocada a restablecer o mejorar funciones del paciente perdidas o descompensadas,que merman su calidad de vida y/o su relación con el entorno.  

 

 

Por qué musicoterapia 

La música ha sido utilizada por los terapeutas para facilitar comportamientos de comunicación y el compromiso social de las personas con autismo. El aspecto no verbal de la música es visto como una forma de involucrar al paciente y al terapeuta.  

Los estímulos musicales potencian la interacción de los niños con autismo.  Se ha demostrado que la musicoterapia refuerza la comunicación en general de estas personas. Los niños con autismo, en general, responden mejor y con más frecuencia a la música que a otros estímulos auditivos, por lo que la musicoterapia adquiere más valor como herramienta transversal. En la aplicación de la musicoterapia en el autismo infantil, se plantean problemas que exigen una adaptación a la metodología y técnicas específicas. Evidentemente, no cabe duda de que la musicoterapia es para el niño con autismo una gran forma de acercamiento, pues el encuadre no-verbal es lo que permite a estos niños establecer los canales de comunicación (Simpson & Keen, 2011).  

La base de la herramienta musical, es que permite la conexión emocional. La musicoterapia se hace efectiva por la manera que tiene el musicoterapeuta de trabajar, de llevar la sesión.

Es muy importante que no se fuerce al niño. Se le debe acompañar en su desarrollo, teniendo en cuenta objetivos emocionales, cognitivos y psicológicos, motivando el cambio. 

Las sesiones 

En las sesiones de musicoterapia con personas con autismo y fuera de ellas, debemos tener en cuenta esta premisa: no son enfermos, no hay que curar a nadie, no tienen autismo, son autistas, cualidades que forman parte de la identidad de cada uno y seguirán ahí a lo largo de su vida. 

Las sesiones de musicoterapia de niños con autismo son estructuradas y los objetivos, consensuados con el resto de especialistas y los propios padres. Dichos objetivos serán el trazo a seguir por el musicoterapeuta. Pero lo que nos dará el éxito de la terapia, es aprender a escuchar (su mirada, su lenguaje corporal, su manera de sentir).

Detenernos para entender. Antes de lanzarnos a cumplir las expectativas de otros, que al niño le importan de poco a nada y le son del todo ajenas.

También establecer un vínculo de respeto y que él así lo perciba, eliminará muchas barrreras y abrirá un camino de posibilidades (interacción recíproca) para propiciar su adaptabilidad a una sociedad que a diario le resulta hostil y en la que perseveran, con un ejemplo admirable de resiliencia.

Más artículos de María José Soler en este enlace.


 

María José Soler
María José Soler
Maria José Soler Hernández es profesora superior de piano y música de cámara. Además, es profesora en el Conservatorio Profesional de Música «Guitarrista José Tomás» de Alicante. Tutora de Prácticas Externas de la Universidad de Unir. Tiene Máster en Educación y Máster en Musicoterapia, llevando a cabo trabajos como Musicoterapeuta clínica en la clínica de Hidroterapia y Desarrollo infantil «Entre Burbujas Baby Spa" donde también realiza talleres lúdicos de Música y desarrollo de 0 a 3 años.

Qué es el trastorno del Espectro Autista 

Hace más de 60 años que el Autismo (TEA) fue definido según el DSM V (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría) como “Trastorno del neurodesarrollo heterogéneo, con bases genéticas y neurológicas complejas caracterizados en diferentes grados de relación con los demás que afectan a varias áreas del comportamiento” pero aún sigue habiendo debate acerca de qué es, de su clasificación y condiciones psicopatológicas, ya que tiene un amplio espectro de presentaciones y ninguna persona con TEA es igual a otra. Lo que sí sabemos es cómo se muestra, influyendo en la interacción y comunicación del niño y diferenciándolo según el grado de severidad existente en las siguientes áreas: reciprocidad socioemocional, comunicación no verbal, relaciones sociales, pensamiento restringido o repetitivo y comportamiento estereotipado.  

El autismo,además, suele conllevar otros trastornos, es decir, la persona con autismo en un alto porcentaje de casos, presenta otro trastorno psiquiátrico o del aprendizaje. Entre las comorbilidades más frecuentes encontramos trastorno negativista desafiante. También el  trastorno de conducta, trastorno de ansiedad, trastorno del ánimo, tics y trastorno del aprendizaje, que pueden tener un impacto adicional en la calidad de vida.  

Musicoterapia clínica y autismo 

 Y que pronto convivamos, no integremos 
musicoterapia y autismo
María José Soler.

Como ya hablamos en artículos anteriores, podríamos decir que la Musicoterapia Clínica, es la aplicación especializada de la música en el área de la Salud,una intervención terapéutica enfocada a restablecer o mejorar funciones del paciente perdidas o descompensadas,que merman su calidad de vida y/o su relación con el entorno.  

 

 

Por qué musicoterapia 

La música ha sido utilizada por los terapeutas para facilitar comportamientos de comunicación y el compromiso social de las personas con autismo. El aspecto no verbal de la música es visto como una forma de involucrar al paciente y al terapeuta.  

Los estímulos musicales potencian la interacción de los niños con autismo.  Se ha demostrado que la musicoterapia refuerza la comunicación en general de estas personas. Los niños con autismo, en general, responden mejor y con más frecuencia a la música que a otros estímulos auditivos, por lo que la musicoterapia adquiere más valor como herramienta transversal. En la aplicación de la musicoterapia en el autismo infantil, se plantean problemas que exigen una adaptación a la metodología y técnicas específicas. Evidentemente, no cabe duda de que la musicoterapia es para el niño con autismo una gran forma de acercamiento, pues el encuadre no-verbal es lo que permite a estos niños establecer los canales de comunicación (Simpson & Keen, 2011).  

La base de la herramienta musical, es que permite la conexión emocional. La musicoterapia se hace efectiva por la manera que tiene el musicoterapeuta de trabajar, de llevar la sesión.

Es muy importante que no se fuerce al niño. Se le debe acompañar en su desarrollo, teniendo en cuenta objetivos emocionales, cognitivos y psicológicos, motivando el cambio. 

Las sesiones 

En las sesiones de musicoterapia con personas con autismo y fuera de ellas, debemos tener en cuenta esta premisa: no son enfermos, no hay que curar a nadie, no tienen autismo, son autistas, cualidades que forman parte de la identidad de cada uno y seguirán ahí a lo largo de su vida. 

Las sesiones de musicoterapia de niños con autismo son estructuradas y los objetivos, consensuados con el resto de especialistas y los propios padres. Dichos objetivos serán el trazo a seguir por el musicoterapeuta. Pero lo que nos dará el éxito de la terapia, es aprender a escuchar (su mirada, su lenguaje corporal, su manera de sentir).

Detenernos para entender. Antes de lanzarnos a cumplir las expectativas de otros, que al niño le importan de poco a nada y le son del todo ajenas.

También establecer un vínculo de respeto y que él así lo perciba, eliminará muchas barrreras y abrirá un camino de posibilidades (interacción recíproca) para propiciar su adaptabilidad a una sociedad que a diario le resulta hostil y en la que perseveran, con un ejemplo admirable de resiliencia.

Más artículos de María José Soler en este enlace.


 

María José Soler
María José Soler
Maria José Soler Hernández es profesora superior de piano y música de cámara. Además, es profesora en el Conservatorio Profesional de Música «Guitarrista José Tomás» de Alicante. Tutora de Prácticas Externas de la Universidad de Unir. Tiene Máster en Educación y Máster en Musicoterapia, llevando a cabo trabajos como Musicoterapeuta clínica en la clínica de Hidroterapia y Desarrollo infantil «Entre Burbujas Baby Spa" donde también realiza talleres lúdicos de Música y desarrollo de 0 a 3 años.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

María José Soler
María José Soler
Maria José Soler Hernández es profesora superior de piano y música de cámara. Además, es profesora en el Conservatorio Profesional de Música «Guitarrista José Tomás» de Alicante. Tutora de Prácticas Externas de la Universidad de Unir. Tiene Máster en Educación y Máster en Musicoterapia, llevando a cabo trabajos como Musicoterapeuta clínica en la clínica de Hidroterapia y Desarrollo infantil «Entre Burbujas Baby Spa" donde también realiza talleres lúdicos de Música y desarrollo de 0 a 3 años.
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses