.
jueves 29 septiembre 2022

Tres vecinos de Yecla heridos con arma blanca en la feria de Jumilla

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

El pasado sábado, tres jóvenes residentes en Yecla, pero de nacionalidad extranjera, fueron heridos por arma blanca en el transcurso de una pelea registrada en el recinto ferial de Jumilla. 

Pasadas las 7:30 horas de la mañana, el Centro de Coordinación de Emergencias 112, ha recibido una llamada de la Guardia Civil solicitando asistencia sanitaria para tres personas que sufrían heridas de arma blanca (navaja) en espalda y abdomen. 

Según adelantó ese mismo día el diario La Verdad, el presunto autor de la agresión es un español vecino de Cieza de 21 años que ya ha sido identificado y detenido. En el momento de ser arrestado se le encontró el arma que presuntamente había utilizado para herir a los tres jóvenes, los tres de origen extranjero, pero residentes en Yecla. 

Uno en estado grave

Los heridos tienen 23, 25 y 26 años de edad y fueron hospitalizados de inmediato. Dos de ellos, con heridas más leves en el abdomen fueron trasladados al Hospital Virgen del Castillo de Yecla. Sin embargo, el varón de 26 años, que presentaba heridas de mayor gravedad, fue traslado por una Unidad Móvil de Emergencia (UME) al Hospital de La Vega Lorenzo Guirao de Cieza. 

Al lugar de los hechos se desplazaron efectivos de la policía local de Jumilla, guardia civil y tres ambulancias del 061 para trasladar a los heridos.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

6 Comentarios

  1. JUMILLA es un pueblo encantador. Gentes trabajadoras, en su mayoría gente acogedora, si le haces un favor te devuelven tres, saben poner en valor su «gran capital» que es la agricultura, especialmente lo relacionado con la vid. No hay restaurante en España, o pocos, que no tengan en sus vitrinas vinos de Jumilla.
    Jumilla es un pueblo muy plural, puede tener algún inconveniente, pero muchos beneficios. Ojo con Jumilla que como Yecla tenga algún parón, por entrar en crisis, aunque sea de forma parcial, su industria principal, Jumilla los pasa hasta en lo económico.
    Voy a Jumilla dos veces por semana durante más de 25 años, siempre hablaré bien de este pueblo. Me acogieron desde el principio como uno más de ellos, lejos de la leyenda de antagonismo Yecla-Jumilla.
    Su clase política se esfuerza en mejorar la Ciudad.
    Con solo ver la «fuente del vino» que montaron en la Feria me dije, esta gente es buena van a mejor.
    Que puede haber algún altercado, más en fiestas, decirme donde no existen estas cosas?
    Y dicho lo dicho hay que decir que lo perfecto no existe, que seguro tendrán que mejorar cosas, pero dejarles que ellos/as saben y tienen proyectos de mejora.
    Otros que critican desde lejos no son capaces de hacer autocrítica con su propio pueblo, donde el «proyecto principal» es mantener los sillones de su clase política que gobierna.

  2. Que cojones tiene que ver la nacionalidad de los apuñalados? Que el apuñalador es de cieza ( España) …
    En pueblos como jumilla o cieza muchos están asalvajaos… Eso sí es un problema y no la nacionalidad

  3. El pasado sábado, tres jóvenes residentes en Yecla, pero de nacionalidad extranjera….El pero sobra, 2 de ellos son nacidos en Ecuador PERO con nacionalidad española, PERO el tercero es nacido y de familia Yeclana. Estaría bien que antes de publicar una noticia os informaseis bien e incluso no dejasteis que ciertas empresas a las que le interesa la xenofobia tocarán la redacción del periódico. Saludos a todos los intolerantes de los comentarios, la necesitaréis.

  4. Lo que pasa en este pueblo no pasa en ningun sitio: feria de pinoso: todo el pueblo a pinoso, feria de jumilla: todo el pueblo a jumilla, aver si cuando sea la feria de yecla se vienen todos aquí, luego pasan estas cosas y más en jumilla que esta llena de moros.

- Publicidad -
- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses