.
🌊 lunes 24 junio 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Juventud, ¿divino tesoro?

El informe publicado el pasado mes de abril por Ayuda en Acción pone los pelos de punta (https://ayudaenaccion.org/empleo-juventud-espana/). Claro que está la habitual solución para estos casos, la de no leerlo y seguir con la cabeza escondida, cual avestruz humano.

Según el informe, muchas de nuestras hijas, de nuestros hijos, sufren precariedad laboral. Puede ser así hasta para aquellas que hayan estudiado algún grado universitario, el obligado máster, meses de estancia en el extranjero para aprender idiomas e, incluso, con sus prácticas no remuneradas en empresas realizadas.

Porque en la entrada al mercado, les esperan los contratos formativos (contratos basura, disfrazados de aprendizaje), que son aprovechados por muchas empresas para exprimirlos durante algunos años más.

No es de extrañar que el primer objetivo de nuestros adolescentes sea realizar unas oposiciones y convertirse en funcionarios, puesto que se da la paradoja de que, si acceden a puestos públicos, ya no necesitan ser “enseñados” con sueldos precarios por meses o años.

Ayuda en Acción también muestra el grave problema que supone el desempleo juvenil en España, con cifras en torno al 27%. Pone de relieve también que, de los que consiguen empleo, y son menores de 30 años, más de la mitad solo lo encuentran a jornada parcial.

 

Vivienda

Otro dato desalentador. La edad en la que nuestros zagales pueden volar del nido. Ya se aproxima a los 30 años.

Y es que el precio de la vivienda, no solo en compra sino también en régimen de alquiler, no ha dejado de incrementarse. Solo faltaba la subida de tipos de interés, restricciones de crédito y la inflación para complicar más el asunto.

Eso sí, que nadie restrinja nuestro derecho a que se construyan muchas otras viviendas, segundas residencias, en la playa, en el campo. La libertad de mercado es sagrada, y la aceptamos por encima de cualquier otro derecho, como el de vivienda para nuestros jóvenes. Si ese mercado, tan sagrado como imperfecto (en manos de muy pocos), no quiere o no sabe construir a precios asequibles para nuestros jóvenes, pues que se esperen a los 35, total si en casa los tratamos bien.

 

Pobreza

Con estos datos no es de extrañar que el informe ponga de manifiesto que la tasa de pobreza entre la población joven es sensiblemente más alta a la de la población en general.

También desmoraliza saber que la salud mental de nuestros jóvenes tampoco es muy halagüeña, y que también estamos a la cabeza de Europa en este problema.

Como ya hemos aceptado que tengan la peor educación (y en Murcia, de las peores de España), la mayor tasa de desempleo (y en Murcia, de las peores de España), y que las rentas que perciben sean exiguas (idem en Murcia, y en Yecla peor), y que la mayoría obtienen rentas menores que las que tienen nuestros padres (¿recuerdan cuál era la pensión de nuestros abuelos?), pues nos lo esperábamos, y no nos sentimos demasiado alarmados, al menos, no lo demostramos.

No está todo perdido. Ayuda en Acción dibuja lo que llama el escenario deseable, y cree en un horizonte optimista, con nuestra movilización, exigiendo un trabajo decente, constante, sincero y alejado de la cansina demagogia política que nos enfrenta y agota, y lejos de objetivos cortoplacistas que siempre olvida a los jóvenes entre sus prioridades.

Las actuaciones que propone son:

En la calidad del empleo. Empleo estable, planes de carrera, empresas participativas, reducción del fraude y economía sumergida, reducción de horas trabajadas, igualdad de oportunidades, no discriminación.

En la educación. Reducir las brechas regionales. Reducir el abandono escolar y la desigualdad social. (En Murcia y en Yecla, de las peores de España). Mejorar la calidad del sistema educativo, mejorar el pensamiento crítico y las competencias emocionales, y todo aquello que aporte empleabilidad futura a los estudiantes.

En vivienda, el coste debe ser asequible, tanto en su forma de compra como de alquiler, y que no suponga más del 30% de salario medio joven.

 

Medidas para los jóvenes

En un entorno complejo y cambiante, cada vez más complejo y que cada vez cambia más rápidamente, hemos dejado a nuestros jóvenes al libre albedrío de los tiempos (eso sí, los hemos conectado a un artilugio digital, en el que pasan muchas horas al día), sin las coberturas especiales que precisan en los momentos más cruciales de sus vidas (estamos ocupadísimos en llegar a fin de mes, y más allá), sin políticas concretas y sin la continuidad e intensidad suficientes para que sean efectivas (un cheque cultural, o un viaje a la nieve, no basta), sin adaptaciones legales ágiles y efectivas.

Echo en falta muchas más medidas tendentes a disminuir las incertidumbres que les atosigan, paralizan y preocupan, y que les impiden edificar sus futuros con mayor tranquilidad y en condiciones saludables.

Esfuerzos para sobreponernos a crisis económicas profundas que otros han provocado. Paliar la crisis medioambiental que, parecidos personajes, también están provocando. Pandemias entre tanto. Y siempre obligados a aceptar la digitalización, a toda costa y a la mayor velocidad posible. Deben ser ultra competitivos, deben ser siempre los mejores.

En estos últimos años, nuestras hijas, nuestros hijos, están soportando la mayoría de los sobre costes y esfuerzos que este sistema nos está exigiendo.

Puede venir bien “tunear“ aquella frase de Ortega y Gasset del año 31 del siglo pasado: ¡No es esto, no es esto! La juventud merece otra cosa.”

Termino con las palabras de una chica, María Jesús, que aparece en este mismo informe, y que podrían ser también las palabras de una chica de Yecla: “La gente joven también valemos, tenemos muchísimas cualidades y valores que demostrar”.


 

Conrado Padilla Marco
Conrado Padilla Marco
“Mi Rincón de Pensar”. Donde con pasión y determinación, mente abierta y creatividad, abrazo las ideas de cambio que, humildemente, creo que pueden ayudar a trasformar mi pueblo, Yecla. Contacta conmigo en conrado.padillam@gmail.com

El informe publicado el pasado mes de abril por Ayuda en Acción pone los pelos de punta (https://ayudaenaccion.org/empleo-juventud-espana/). Claro que está la habitual solución para estos casos, la de no leerlo y seguir con la cabeza escondida, cual avestruz humano.

Según el informe, muchas de nuestras hijas, de nuestros hijos, sufren precariedad laboral. Puede ser así hasta para aquellas que hayan estudiado algún grado universitario, el obligado máster, meses de estancia en el extranjero para aprender idiomas e, incluso, con sus prácticas no remuneradas en empresas realizadas.

Porque en la entrada al mercado, les esperan los contratos formativos (contratos basura, disfrazados de aprendizaje), que son aprovechados por muchas empresas para exprimirlos durante algunos años más.

No es de extrañar que el primer objetivo de nuestros adolescentes sea realizar unas oposiciones y convertirse en funcionarios, puesto que se da la paradoja de que, si acceden a puestos públicos, ya no necesitan ser “enseñados” con sueldos precarios por meses o años.

Ayuda en Acción también muestra el grave problema que supone el desempleo juvenil en España, con cifras en torno al 27%. Pone de relieve también que, de los que consiguen empleo, y son menores de 30 años, más de la mitad solo lo encuentran a jornada parcial.

 

Vivienda

Otro dato desalentador. La edad en la que nuestros zagales pueden volar del nido. Ya se aproxima a los 30 años.

Y es que el precio de la vivienda, no solo en compra sino también en régimen de alquiler, no ha dejado de incrementarse. Solo faltaba la subida de tipos de interés, restricciones de crédito y la inflación para complicar más el asunto.

Eso sí, que nadie restrinja nuestro derecho a que se construyan muchas otras viviendas, segundas residencias, en la playa, en el campo. La libertad de mercado es sagrada, y la aceptamos por encima de cualquier otro derecho, como el de vivienda para nuestros jóvenes. Si ese mercado, tan sagrado como imperfecto (en manos de muy pocos), no quiere o no sabe construir a precios asequibles para nuestros jóvenes, pues que se esperen a los 35, total si en casa los tratamos bien.

 

Pobreza

Con estos datos no es de extrañar que el informe ponga de manifiesto que la tasa de pobreza entre la población joven es sensiblemente más alta a la de la población en general.

También desmoraliza saber que la salud mental de nuestros jóvenes tampoco es muy halagüeña, y que también estamos a la cabeza de Europa en este problema.

Como ya hemos aceptado que tengan la peor educación (y en Murcia, de las peores de España), la mayor tasa de desempleo (y en Murcia, de las peores de España), y que las rentas que perciben sean exiguas (idem en Murcia, y en Yecla peor), y que la mayoría obtienen rentas menores que las que tienen nuestros padres (¿recuerdan cuál era la pensión de nuestros abuelos?), pues nos lo esperábamos, y no nos sentimos demasiado alarmados, al menos, no lo demostramos.

No está todo perdido. Ayuda en Acción dibuja lo que llama el escenario deseable, y cree en un horizonte optimista, con nuestra movilización, exigiendo un trabajo decente, constante, sincero y alejado de la cansina demagogia política que nos enfrenta y agota, y lejos de objetivos cortoplacistas que siempre olvida a los jóvenes entre sus prioridades.

Las actuaciones que propone son:

En la calidad del empleo. Empleo estable, planes de carrera, empresas participativas, reducción del fraude y economía sumergida, reducción de horas trabajadas, igualdad de oportunidades, no discriminación.

En la educación. Reducir las brechas regionales. Reducir el abandono escolar y la desigualdad social. (En Murcia y en Yecla, de las peores de España). Mejorar la calidad del sistema educativo, mejorar el pensamiento crítico y las competencias emocionales, y todo aquello que aporte empleabilidad futura a los estudiantes.

En vivienda, el coste debe ser asequible, tanto en su forma de compra como de alquiler, y que no suponga más del 30% de salario medio joven.

 

Medidas para los jóvenes

En un entorno complejo y cambiante, cada vez más complejo y que cada vez cambia más rápidamente, hemos dejado a nuestros jóvenes al libre albedrío de los tiempos (eso sí, los hemos conectado a un artilugio digital, en el que pasan muchas horas al día), sin las coberturas especiales que precisan en los momentos más cruciales de sus vidas (estamos ocupadísimos en llegar a fin de mes, y más allá), sin políticas concretas y sin la continuidad e intensidad suficientes para que sean efectivas (un cheque cultural, o un viaje a la nieve, no basta), sin adaptaciones legales ágiles y efectivas.

Echo en falta muchas más medidas tendentes a disminuir las incertidumbres que les atosigan, paralizan y preocupan, y que les impiden edificar sus futuros con mayor tranquilidad y en condiciones saludables.

Esfuerzos para sobreponernos a crisis económicas profundas que otros han provocado. Paliar la crisis medioambiental que, parecidos personajes, también están provocando. Pandemias entre tanto. Y siempre obligados a aceptar la digitalización, a toda costa y a la mayor velocidad posible. Deben ser ultra competitivos, deben ser siempre los mejores.

En estos últimos años, nuestras hijas, nuestros hijos, están soportando la mayoría de los sobre costes y esfuerzos que este sistema nos está exigiendo.

Puede venir bien “tunear“ aquella frase de Ortega y Gasset del año 31 del siglo pasado: ¡No es esto, no es esto! La juventud merece otra cosa.”

Termino con las palabras de una chica, María Jesús, que aparece en este mismo informe, y que podrían ser también las palabras de una chica de Yecla: “La gente joven también valemos, tenemos muchísimas cualidades y valores que demostrar”.


 

Conrado Padilla Marco
Conrado Padilla Marco
“Mi Rincón de Pensar”. Donde con pasión y determinación, mente abierta y creatividad, abrazo las ideas de cambio que, humildemente, creo que pueden ayudar a trasformar mi pueblo, Yecla. Contacta conmigo en conrado.padillam@gmail.com
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

11 COMENTARIOS

  1. Hola Pepe. Yo no hago campaña para ningún partido. Para mi son todos iguales y solo están para marear a la gente ,y que nos peleemos entre nosotros.
    No es mi intención dejar comentarios largos, pero los pongo así en respuesta de las 4 tontearías que suelta el camarada Copernicus.
    Debido a que cualquier análisis que uno haga puede ser tergiversado y atacado siempre desde el punto de vista ideológico para dividir y no entrar en nada de la cuestión, mi análisis se basa en que la gente piense por si misma y compare ambas situaciones hace 30-40 años y ahora. Es lo único efectivo con gente apesebrada y dogmatizada como el amigo.

    En cualquier caso, resulta curioso que el peso del capital tal y como dices, fuese menor hace 30-40 años que ahora, después de haber tenido 24 años de gobierno de supuesta izquierda, en el que ese poder se tenia que haber reducido en lugar de aumentarse.

    La pregunta vuelve a ser sencilla. ¿Qué propiedades y poder adquisitivo tenían tus padres a tu edad y qué tienes tu ahora con 20-35 años?

    Ah y por cierto. Solo hay una persona que utilizaría ciertas palabras que has usado tu en tu mensaje Pepe. No serás el camarada comisario no? Yo te respondo no te preocupes. No soy de los que son incapaces de responder las preguntas que se le hacen, y para ello se remontan a personajes de hace 2.000 años si hace falta.

  2. Me ha sorprendido la extensión de los comentarios.
    Estamos en precampaña?
    Con un corta y pega. Así cualquiera.
    Las rentas del capital crecen a costa de las rentas del trabajo. Hace tiempo . Cuánto ha crecido la inflación? Y los salarios En el mejor de los casos… bastante menos.
    Quién paga? Poca ropa.
    Hay muchos tipos o grupos de jóvenes.
    Por favor espero análisis más finos

  3. Lo que más daño te hace es cuando digo que la gente analice la situación viéndolo en sus hijos y viendo lo que se encuentra en la calle. Es decir, mirándolo por ellos mismos. Eso es lo que más te fastidia porque no puedes meter ya ninguna ideología ni filtro. Llevas mal dejar a la gente que tenga espíritu critico sin dogmas ideológicos de por medio que precisamente los quieren tener borregos y sumisos.
    Lamento que el relato que intentas imponer este tan desviado de la realidad.
    Vuelvo a decir:

    «A los 30 años mi padre siendo un trabajador en una fábrica, al igual que miles de yeclanos o españoles, ya había terminado de pagar un piso y se estaba metiendo en la hipoteca de una casa, y eso que solo trabajaba él, pues mi madre era ama de casa. Ahora ni con el sueldo de la pareja puedes hacer nada.»
    Por supuesto a los padres de mi amigos también les pasó igual.

    Cualquiera que lea esto sabe que es verdad y pasaba durante los años 70-90s. Ahora es imposible con 2 sueldos.
    Hasta Copernicus tiene múltiples propiedades siendo supuestamente un «pobre trabajador » como así afirma. Mira ahora si tus hijos o sus amigos pueden.

  4. El Cabo Furrier auto-proclamado Mariscal sustenta sus ideas en las mismas fuentes ideológicas que el multimillonario Trump, el que alentó el asalto al Capitolio, en España asaltaron el ayuntamiento de Lorca.
    En lo económico es NEO-LIBERALISMO. El que se pueda pagar una casa que la tenga, el que se pueda un hospital se vaya a uno privado, el que se pueda pagar una mejor educación se la pague, el que NO quiera pagar impuestos, la Banca, grandes monopolios que adopten un partido neo-fascista… y todo eso.
    ¿Los jóvenes esto lo tienen claro?

  5. Gracias nuevamente por los nuevos insultos que me tienes que lanzar ante la falta total de argumentos y datos.
    Te vuelvo a hacer un copia y pega, tal vez esa parte no la leíste.

    «A los 30 años mi padre siendo un trabajador en una fabrica, al igual que miles de yeclanos o españoles, ya había terminado de pagar un piso y se estaba metiendo en la hipoteca de una casa, y eso que solo trabajaba él, pues mi madre era ama de casa. Ahora ni con el sueldo de la pareja puedes hacer nada.»
    Por supuesto a los padres de mi amigos también les pasó igual.

    Cualquiera que lea esto sabe que es verdad y pasaba durante los años 70-90s. Ahora es imposible con 2 sueldos.
    Hasta tu mismo tienes múltiples propiedades siendo supuestamente un trabajador como dices que eres. Mira ahora si tus hijos o sus amigos pueden.
    Copernicus vete a otro sitio a intentar engañar a la gente con tus dogmas por favor.
    Todos los datos indican que la pobreza cada vez es mayor, así como la inseguridad, la reducción del poder adquisitivo , o la calidad de los servicios públicos recibidos.
    Pero si tu único argumento consiste en insultar pues nada…
    Hace mucho tiempo que la clase trabajadora fue abandonada por todos los partidos. Ahora se buscan nuevos colectivos de los que vivir como el de las feministas, los del lgtbi+ o los inmigrantes ilegales. A los trabajadores españoles hace ya mucho que lo único que hacen es darle palos y mas palos.
    Por suerte para ti la sociedad es tan pusilánime que lo aguanta.

  6. Mariscal o cabo furrier. Hablo de derechas e izquierdas como hablo de CLASES SOCIALES. Los extremistas de derechas y más allá niegan que existan clases sociales.
    El de la patronal CEOE (Garamendi) que dijo no hablar de pobres y ricos, que podría crear inestabilidad, como diciendo que los pobres no se enteren que son pobres y quieran dejar de serlo.
    Cualquier trabajador se podía permitir de todo, dice el cabo furrier.
    ¿Este de donde ha salido?
    Ya me dices cuando es el fin del mundo, mientras voy reservando mesa para este fin de semana en algún restaurante que luego no pillo mesa.

  7. Date cuenta Copernicus que realmente nunca puedes refutar nada en cuanto se da el mas mínimo dato que mata a tu relato. Y como esto es así, lo único que te queda es insultar a los demás, como acabas de hacer nuevamente. ¿Tu me ves a mi hablando de izquierdas o derechas? Solo sirven para enfrentar y dividir. Es lo único que tu haces una y otra vez.

    Ni vas a entrar en la noticia, ni en lo que digo yo, ni en absolutamente nada (se desmonta tu fantasía). Pero yo te vuelvo a preguntar, que cómo es posible que en los años 60-90s cualquier trabajador normal podía permitirse de todo, y ahora no se llegue a fin de mes, y lo único que te quede es tener que trabajar para el Estado.

  8. Saludos cordiales a los afrazafarolas, a los facha-pobres de este pueblo; lo primero se lleva al nacer, lo otro (lo de facha) se adquiere… y poco más.
    Ya me contáis cuando es el fin del mundo, para que me pille bailando como decía Joaquín Sabina.
    El pueblo de Yecla abandonado, los banderitas con su proyecto de acabar con el Sistema Público de Pensiones, para beneficio de la BANCA y sus planes privados. Los jóvenes que se vayan preocupando que también llegarán a mayores.
    El Hospital de Yecla en el congelador.

    Lo de la precariedad laboral ya es menos que con el PP de Rajoy, gracias a las izquierdas y gracias especialmente a Alberto Casero, la equivocación más sabia que se recuerda.
    Estoy en S. Pola y tengo limitaciones de cobertura.
    Mañana más.

  9. Totalmente de acuerdo Mariscal. Han implantado muchas leyendas urbanas y falsas realidades, las cuales han desviado y hecho perder los valores y principios que consiguen realizarte como persona.
    Por un lado han aparecido los gurús muchos.cero, los cuales después de leer 4 libros, ver youtube y hacer 4 cursos intensivos y alguno online se convierten en oradores, los cuales predican que te apartes de la gente «toxica» (incluidos amigos o familiares con problemas en épocas puntuales) y hagas lo que ellos dictan para tener un negocio y una vida fructífera, donde serás mega feliz y ganaras 5 millones de euros al año, seas quien seas, como seas y tengas el negocio que tengas… TURURÚ!!

    Por otro lado han implantado la cultura del no esfuerzo, de ser un parasito social, donde no es necesario el esfuerzo ni el sacrificio para poder salir adelante y tener un futuro prospero, donde el objetivo es vivir del estado (o del ayuntamiento), el cual se alimenta de los impuestos de trabajadores, empresarios y autónomos, los cuales a su vez cada mes somos menos. Los gastos en paguitas, empleo publico innecesario, políticos y demás parásitos cada día son mayores y las inversiones y repercusión en el ciudadano menores.
    Alguien se pregunta que será de nosotros, nuestros hijos, cuando los euros que entren no lleguen a los que se necesitan para que un país funcione mes a mes? Seremos un régimen desangrado, espoleado y sin futuro, un Cuba, un Venezuela, donde todo el mundo intenta ser culto, con carrera la mayoría, ingenieros/jardineros, pero se las ven y desean para subsistir cada mes… Un país donde ni los funcionarios subsisten a no ser que sea a través de la corrupción, y solo tienen calidad de vida los mandatarios sociales y económicos con sus correspondientes secuaces.
    No se si me explico bien… Pero creo que necesitamos reajustar el país, reestablecer un orden, unos valores, unos principios, que se ha ido hipotecando a cambio de votos y poder desde hace unos años hasta hoy a cambio de vender humo y generar problemas sociales de los cuales «ellos» , ciertos políticos, se ofrecen como solución.
    Esta es mi opinión a día de hoy, y creo que cada vez mas ciudadanos pensamos así.

  10. El problema del Sistema actual en el que vivimos, es que se vende como un éxito hacer que la gente sea pobre, para poder decir luego que eres muy bueno porque eres capaz de darle una pequeña ayuda a ese mendigo, en lugar de hacer que se valga por él mismo. Supongo que si lo haces dependiente de tu mini ayuda, lo haces esclavo de tu voto. MENUDO EXISITAZO.
    A los 30 años mi padre siendo un trabajador en una fabrica, al igual que miles de yeclanos o españoles, ya había terminado de pagar un piso y se estaba metiendo en la hipoteca de una casa, y eso que solo trabajaba él, pues mi madre era ama de casa. Ahora ni con el sueldo de la pareja puedes hacer nada. Progreso le llaman por la tele. No se en que dirección nos viene ese progreso.
    Cientos de autónomos y emprendedores tienen que cerrar cada día debido la descomunal presión fiscal, aumentando la lista de los opositores a lo que sea. El único objetivo de la mayoría de la sociedad es ser funcionario porque no queda otro remedio.
    Pero mira, si tu trabajo es una mierda, no te puedes independizar, no puedes tener hijos, no puedes permitirte nada, lo que si que puedes hacer es cambiarte cada semana de genero en el registro. Es el meme en el que vivimos.

    Quedo a la espera de que entre Copernicus para negar todos los datos demostrados, con su infalible ideología dogmática. Estoy seguro que nos demostrara que todos estos datos son falsos, y que ahora cada joven tiene 2 casas como tenia su padre o su abuelo en los años 70-90s.

Conrado Padilla Marco
Conrado Padilla Marco
“Mi Rincón de Pensar”. Donde con pasión y determinación, mente abierta y creatividad, abrazo las ideas de cambio que, humildemente, creo que pueden ayudar a trasformar mi pueblo, Yecla. Contacta conmigo en conrado.padillam@gmail.com
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses