Investigan a siete agentes de la Policía Nacional de Yecla por una denuncia por lesiones

0
6.707 visitas
coche de la policía nacional

 

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso que siete agentes de Policía Nacional destinados en Yecla presentaron contra el auto de un Juzgado de Instrucción de Yecla, en junio de 2016, acordó su procesamiento como presuntos autores de un delito de lesiones cometido en la persona de un detenido, según explica la Agencia EFE.

El auto de la Audiencia señala que tanto el fiscal como el herido pidieron la desestimación del recurso presentado por los policías contra la resolución judicial que acordó la continuación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado.

La juez instructora explicó en su resolución que contra los denunciados existían indicios racionales para imputarles los hechos presuntamente constitutivos de un delito de lesiones, «dada la diversidad topográfica de las lesiones que este presentaba».

También tuvo en cuenta para adoptar esa medida lo manifestado por el médico forense, que aseguró que las heridas «eran compatibles con el uso de un instrumento alargado, contundente y con ligera flexibilidad, como puede ser una porra, fusta o similar».

En su recurso, los policías pidieron que se dejara sin efecto el auto judicial y que en su lugar se dictara otro que mantuviera la imputación solo contra el lesionado, «por cuanto que las heridas que presentaba eran compatibles con la agresividad, resistencia y violencia activa y grave que mostró en el momento de su detención».

Los agentes añadieron que la fuerza empleada fue la mínima necesaria para conseguir su detención, por lo que negaron que lo hubieran agredido.

Dice la Audiencia que los hechos se produjeron en la puerta de un salón de juegos, cuando una empleada requirió la presencia de los agentes de la Policía Nacional.

Según la denuncia, habría sido golpeado en aquellos momentos y también después, cuando escapó de la Comisaría al notificarle que iba a ser detenido y fue alcanzado en la calle por los agentes.

El contenido de las declaraciones del denunciante y los partes de lesiones emitidos momentos después de los hechos aconsejan a la sala seguir adelante con el proceso para el esclarecimiento de los hechos.

Recoge así mismo que los partes médicos acreditan que el detenido sufrió fractura del hueso de la nariz y múltiples contusiones dorso-lumbares y en la mano derecha.

Y concluye que el detenido declaró que los causantes de las heridas habían sido los policías.

La Justicia seguirá investigando para esclarecer los hechos una ver que sigue abierto el procesamiento de estos agentes.