Tres jóvenes con coma etílico, un accidente y un desaparecido durante la cabalgata

8
12.502 visitas
accidente tráfico yecla etílicos

Exceso de alcohol, un accidente y un menor desaparecido que estaba de fiesta. La cabalgata de las Fiestas de San Isidro tuvo también otro lado nada festivo aunque se puede decir que, en relación a la cantidad de gente que había en las calles, los incidentes no fueron demasiado significativos.

Se registraron tres comas etílicos durante la tarde y la noche de ayer. Dos de ellos protagonizado por menores de edad. Dos casos en las proximidades del recorrido de las carrozas y otro de una menor de 15 años en la zona del parque del Cespín, según explican fuentes de la Policía Local.

Los tres casos fueron atendidos por las asistencias sanitarias que tuvieron que trasladar a los jóvenes hasta el hospital Virgen del Castillo de Yecla.

Sobre las 10 y media de la noche se registraba un accidente de tráfico en la intersección de la calle Molino con General Cabanellas. La policía investiga distintas hipótesis sobre el choque lateral entre los dos vehículos. El golpe fue bastante fuerte y causó dos heridos leves que tuvieron que ser trasladados hasta el hospital de la ciudad. Entre ellos, un niño de 4 años de edad que hoy domingo permanece ingresado en el hospital.

Además, la Policía Local de Jumilla pidió colaboración a la de Yecla por la desaparición de un menor en la localidad vecina. Se sospecha que el menor podía haberse trasladado hasta Yecla para vivir en primera persona las Fiestas de San Isidro sin que los padres lo supieran, explican las mismas fuentes.

Las gestiones realizadas por los agentes de la Policía Local de Yecla dieron con el paradero del menor en las calles de nuestra ciudad. Posteriormente, fue trasladado hasta su domicilio familiar.

Pese a que hubo unas 60.000 personas, según las estimaciones del ayuntamiento, no se registraron incidentes significativos a lo largo del recorrido de las carrozas, confirman desde este cuerpo de policía.


8 COMENTARIOS

  1. Si queremos que las fiestas sean conocidas y vengan a verlas, va a venir de todo, como en todas las fiestas multitudinarias, veanse San FErmines, tomatina etc. lamentablemente hay gentes que necesitan del alcohol para desinivirse y dicen ” pasarlo bien” y en un fin de semana lo aplican, no lo justifico, pero es una realidad cada persona entiende pasarlo bien de una manera, es mas, la misma persona a edad diferente lo vive de forma diferente, pero viendo lo positivo, mucha gente joven con sus carrozas, muchos niños con sus padres abuelos, grupos de amigos en torno a una paella, y otras viviencias a lo largo de la preparacion de las fiestas
    todo eso lo encuentro bueno.

    • Totalmente de acuerdo, si bien hay mucha gente que desfasa con la bebida, también son muchos los jóvenes responsables que llevan meses trabajando en su carroza y que hacen el desfile de manera impecable. No son unas fiestas que consistan en emborracharse, aunque a más de uno se les vaya de las manos.

    • En Yecla no hace falta que venga gente de fuera para hacer estas barbaridades que se cuentan por aquí, nos bastamos nosotros solitos para ir dando el cante por las calles y haciendo el ridículo, es nuestra cultura y es nuestra educación, por eso en Yecla nos consideramos diferentes

  2. Que triste que la gente piense que fiestas y bebida de la mano van, daba asco ver lo que se veía ayer, una cosa es querer pasarsela bien y otra no poder imaginar la fiesta sin la borrachera. Eran menos la gente que realmente apreciaba el trabajo de meses de las peñas, que los que estaban meando y vomitando por las calles. Muy triste, nosotros ayer pasamos verguenza ajena con unos amigos madrileños que a media fiesta decidieron que se sentían incomodos con la falta de respeto de la gente que veía cerca nuestro, salpicandonos hasta de orines.

  3. Cada vez que llega S. Isidro pienso lo mismo y es que mal promocionadas están, podrían ser muchísimo más conocidas, con todo el impacto socioeconómico que traería a nuestro pueblo.

  4. Dejo mi humilde opinion de vecino jubilado ya que le gustan estas fiestas desde antaño.
    Las veo en dos vertientes. Por un lado el arte y lo tipico, han evolucionado las carrozas, ahora son obras de arte, los papelicos puestos artisticamente y las figuras, todo, hasta papelicos redondeados impecablemente puestos sin un defecto no como antiguamente mas a lo tio diego y basto etc, estupendo.
    Por otro lado la otra vertiente, me parece estar con los jovenes en las fiestas de San Valentin, todo borrachera y vino corriendo sin control ninguno y tambien entre menores y sin control ninguno, daba pena ver meando por calles aledañas sin ningun decoro a gente bebida, y con malas maneras, y tipo botellon, un asco, se les ha ido un poco de las manos el tema pienso, esa es mi opinion.

      • Cualquier festividad provoca alegría, y muchos la entienden bebiendo. Pero lo de este Desfile es vergonzoso, y no es cierto que en Moros y Cristianos ocurra lo mismo. Los desfiles de esas fiestas se pueden apreciar o admirar sin tumultos, hay organización, y aunque también haya gente pasada de bebida, es anecdótico comparado con lo que hay aquí. De pena

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí