El concejal de Medio Ambiente pide un esfuerzo colectivo para proteger el Monte Arabí

3
concentración defensa del arabí

“Solo puedo apelar al sentido común y a la responsabilidad de todo aquel amante de la naturaleza que quiere disfrutar de un espacio natural protegido y desea realizar cualquier actividad en ese entorno”. El concejal de Medio Ambiente, Pedro Romero sale al paso de la acusación de abandono del Monte Arabí que ha realizado la asociación Anida. Los ecologistas denuncian que habitualmente se está desarrollando una descontrolada actividad en este espacio declarado Monumento Natural de la Región de Murcia, hace ahora un año.

En el Monte Arabí existen varias vías de escalada, también hay rutas para los ciclistas y para la práctica del running, y numerosos deportistas transitan asiduamente por el Monte Arabí, pero hay que hacerlo respetando lo establecido en la figura que lo protege como Monumento Natural, “porque el disfrute y la actividad deportiva, y el mantenimiento y equilibrio de esa riqueza existente en Yecla, creo que es compatible”, asegura Pedro Romero, quien ha mantenido una reunión de trabajo con los responsables técnicos de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente con el objetivo de marcar las directrices de una nueva actuación en el Monte Arabí. Se trata de un proyecto que incide en el refuerzo de la señalización, intensificando las indicaciones en los desvíos de senderos y dando información apropiada para todos los visitantes de cómo se debe proceder en este entorno natural.


[hana-code-insert name=’Adsense noticias’ /]


Este proyecto se completa con la firma del acuerdo entre el Ayuntamiento de Yecla y la citada Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, en donde se va a delimitar las competencias propias que debe asumir el consistorio con respecto al mantenimiento del Monte Arabí, y también concretará qué se va a permitir en las visitas guiadas de carácter socio-cultural en dicho entorno, partiendo de la ordenanza municipal que regula el uso y mantenimiento del Monte Arabí aprobada por el Pleno del Ayuntamiento de Yecla, que regula el acceso y también establece un procedimiento sancionador ante un mal uso de este entorno natural.

El concejal de Medio Ambiente mantiene que “al final, pagan justos por pecadores, porque la Administración no puede dejar pasar situaciones lamentables y perjudiciales para el medio ambiente, que desgraciadamente se están registrando en Yecla y en toda la Región, porque hay quienes se consideran con derecho a realizar cualquier actividad en cualquier lugar. Me he comprometido con el resto de grupos municipales a que este acuerdo esté finalizado, firmado y dispuesto en el primer semestre de este año 2017”.

De manera que las visitas al Monte Arabí se van a permitir, aunque los grupos numerosos y organizados necesitarán pedir permiso y una autorización previa. El concejal Pedro Romero asegura que “no va a ver prohibiciones o restricciones, pero sí unas pautas y recomendaciones que habrá que cumplir. Y recordar que la conservación de este entorno con tanta carga histórica, cultural y medioambiental, precisa de un esfuerzo, porque nos interesa a todos preservar este Monumento Natural y que sea verdadero disfrute para los yeclanos y todos aquellos que lo quieran visitar”.

3 COMENTARIOS

  1. A mi lo que me chirría es que en el Arabi existía una senda bien marcada y transitada desde hace años y ahora algún iluminado desde un despacho asesorado por bete a saber quien la cierra y hacen otra a 50 metros señalizada con piedrecitas y que pisa algunas cazoletas hay que saber quien la ha realizado y lo que han cobrado por no decir que esta a la solana. Yo como montañero alucino y solo decir que no se de donde sale eso de que esta lleno de basura el Arabi pues suelo tramsotarlo y son los domingueros que van una vez al año quienes menos cuidado tienen (no todos claro)

  2. En vez de tanta normativa y protocolo creo que debe imponerse la lógica. Ni ciclistas, ni motos, ni quads, ni buggies etc… deberían de circular por los montes, para eso ya están los caminos, pistas y demás. Este tipo de aficiones repercute negativamente en la flora, fauna e incluso en las personas que suelen hacer senderismo o simplemente pasear por estos lugares. Hace poco, en las pasarelas del bioclimatico me encontraba haciendo deporte cuando irrumpieron varios moteros de monte, bien equipaditos y con sus «silenciosos vehículos eléctricos» (ironía) haciendo la cabra por las maderas ¿esto es normal? todo eso, incluido el gamberrismo y la porquería, es lo que pienso que se debería de controlar y sancionar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí