.
❄️ martes 31 enero 2023

¿Cuáles son las lesiones más comunes en un accidente?

Sin lugar a dudas, cada accidente es único, pero ciertas lesiones tienden a ocurrir más frecuentemente que otras. Estas incluyen:

Latigazo Cervical

El latigazo cervical es una lesión común en los choques en los cuales el vehículo que viene atrás es el que da el golpe. Esta es una lesión en el cuello que se presenta cuando hay un movimiento fuerte y repentino de la cabeza hacia adelante y hacia atrás. Los síntomas del latigazo cervical que pueden incluir dolor de cuello, rigidez, dolores de cabeza, dolor en la parte superior de la espalda, mareos, fatiga y sonidos en los oídos, no siempre son evidentes de inmediato. Por eso mismo, es importante someterse a una evaluación médica completa después de un accidente, incluso si usted se siente bien.

Lesiones en la Cabeza

Los accidentes automovilísticos son una de las principales causas de lesiones cerebrales traumáticas, o daños repentinos en el cerebro y ambas son resultado de una sacudida o un golpe en la cabeza que sucede repentinamente y con fuerza. Las conmociones cerebrales, una de las formas más comunes de lesiones en el cerebro, pueden estar relacionados con síntomas como confusión, dolor de cabeza, pérdida temporal del conocimiento, mareos, náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz. Los sobrevivientes de este tipo de lesiones a menudo deben lidiar con los efectos de estas lesiones a largo plazo, tales como el deterioro de la habilidad de pensar, la sensación y el movimiento.

Lesiones en el Pecho

Las lesiones en el pecho pueden variar en gravedad desde leves (como hematomas y contusiones) hasta graves (como costillas rotas y lesiones internas). Estas lesiones a menudo ocurren cuando el pecho del conductor choca contra el volante, o el cinturón de seguridad o la bolsa de aire o estos detienen el impulso hacia adelante del conductor. Nuevamente, es importante enfatizar la importancia de hacerse revisar por un médico inmediatamente después del accidente. Así, las lesiones internas que no son inmediatamente obvias, se pueden descubrir a tiempo, antes de que se vuelvan problemas graves o difíciles de tratar.

Lesiones en Brazos y Piernas

En un choque de impacto lateral, las piernas y los brazos del conductor o de sus pasajeros pueden estrellarse contra la puerta con una fuerza tremenda. Las lesiones de brazos y piernas generalmente incluyen raspaduras, hematomas, esguinces y huesos rotos. En casos extremos, las lesiones en las extremidades son tan extensivas y severas que la única opción es la amputación. Cuando esto se vuelve necesario, las personas que lo sufren necesitan terapia no solo para volver a aprender a caminar sino terapia sicológica para aprender a ajustarse a esta nueva realidad.

Problemas Mentales

El estrés postraumático puede volverse parte de las consecuencias de un accidente automovilístico o de cualquier otro tipo. Esto va desde miedo de volver a pasar por el lugar en el cual el accidente ocurrió, hasta dificultades para dormir, ansiedad, estrés y muchas otras manifestaciones. La terapia psicológica y siquiátrica en estos casos `puede ser de gran ayuda, pero toma tiempo y, en ocasiones, puede durar toda la vida.

Si usted sufrió un accidente de auto o de cualquier otro tipo, tómese el tiempo de agendar una consulta en una clínica de accidentes en Miami lo antes posible. Así tendrá la seguridad de que todas las lesiones serán detectadas y tratadas a tiempo.


 

Sin lugar a dudas, cada accidente es único, pero ciertas lesiones tienden a ocurrir más frecuentemente que otras. Estas incluyen:

Latigazo Cervical

El latigazo cervical es una lesión común en los choques en los cuales el vehículo que viene atrás es el que da el golpe. Esta es una lesión en el cuello que se presenta cuando hay un movimiento fuerte y repentino de la cabeza hacia adelante y hacia atrás. Los síntomas del latigazo cervical que pueden incluir dolor de cuello, rigidez, dolores de cabeza, dolor en la parte superior de la espalda, mareos, fatiga y sonidos en los oídos, no siempre son evidentes de inmediato. Por eso mismo, es importante someterse a una evaluación médica completa después de un accidente, incluso si usted se siente bien.

Lesiones en la Cabeza

Los accidentes automovilísticos son una de las principales causas de lesiones cerebrales traumáticas, o daños repentinos en el cerebro y ambas son resultado de una sacudida o un golpe en la cabeza que sucede repentinamente y con fuerza. Las conmociones cerebrales, una de las formas más comunes de lesiones en el cerebro, pueden estar relacionados con síntomas como confusión, dolor de cabeza, pérdida temporal del conocimiento, mareos, náuseas, vómitos y sensibilidad a la luz. Los sobrevivientes de este tipo de lesiones a menudo deben lidiar con los efectos de estas lesiones a largo plazo, tales como el deterioro de la habilidad de pensar, la sensación y el movimiento.

Lesiones en el Pecho

Las lesiones en el pecho pueden variar en gravedad desde leves (como hematomas y contusiones) hasta graves (como costillas rotas y lesiones internas). Estas lesiones a menudo ocurren cuando el pecho del conductor choca contra el volante, o el cinturón de seguridad o la bolsa de aire o estos detienen el impulso hacia adelante del conductor. Nuevamente, es importante enfatizar la importancia de hacerse revisar por un médico inmediatamente después del accidente. Así, las lesiones internas que no son inmediatamente obvias, se pueden descubrir a tiempo, antes de que se vuelvan problemas graves o difíciles de tratar.

Lesiones en Brazos y Piernas

En un choque de impacto lateral, las piernas y los brazos del conductor o de sus pasajeros pueden estrellarse contra la puerta con una fuerza tremenda. Las lesiones de brazos y piernas generalmente incluyen raspaduras, hematomas, esguinces y huesos rotos. En casos extremos, las lesiones en las extremidades son tan extensivas y severas que la única opción es la amputación. Cuando esto se vuelve necesario, las personas que lo sufren necesitan terapia no solo para volver a aprender a caminar sino terapia sicológica para aprender a ajustarse a esta nueva realidad.

Problemas Mentales

El estrés postraumático puede volverse parte de las consecuencias de un accidente automovilístico o de cualquier otro tipo. Esto va desde miedo de volver a pasar por el lugar en el cual el accidente ocurrió, hasta dificultades para dormir, ansiedad, estrés y muchas otras manifestaciones. La terapia psicológica y siquiátrica en estos casos `puede ser de gran ayuda, pero toma tiempo y, en ocasiones, puede durar toda la vida.

Si usted sufrió un accidente de auto o de cualquier otro tipo, tómese el tiempo de agendar una consulta en una clínica de accidentes en Miami lo antes posible. Así tendrá la seguridad de que todas las lesiones serán detectadas y tratadas a tiempo.


 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -
- Publicidad -

Sondeo de OPINIÓN
ÚLTIMO

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses