En primera línea

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.

Es imposible que alguien cambie, si no ve ningún problema en aquello que está haciendo o quienes ven cómo actúa no le advierten o aconsejan de la mejor forma de hacerlo o corregirlo.

La situación política que tenemos no la merecemos. Hasta la pandemia ya tiempo que se utiliza y justifica por unos y por otros para intereses propios, y ahora para “mayor inri” si cabe con el tema de la vacuna, cuando hay quienes se han aprovechado del cargo para inocularse.

En primera línea están muchas personas que trabajan, cuidan o prestan un servicio determinado cada día y realizan su labor de cara al público. En primera línea están los empleados de mantenimiento de los hospitales, el personal de limpieza, los mensajeros, los carteros, los maestros, los profesionales de clínicas privadas, el personal de farmacia, los trabajadores de supermercados, los pequeños comerciantes que ven el detrimento de sus negocios, y un largo etcétera.

En primera línea del frente se encuentran los médicos y el personal sanitario, con una fase de agotamiento y un desgaste físico y emocional insoportable. En primera línea de batalla están los reporteros cuando informan a pie de trinchera y a las puertas de los campos de refugiados y los que llegan en pateras.

Nadie puede acceder a una cosa sin corresponderle. Por aquello de la mujer del César, hay que dar ejemplo. También aquí hay que ser responsables y admitir responsabilidades. No están en primera línea los políticos, los cargos, los administrativos y el personal de confianza o asesoramiento que presta o realiza una función determinada a un organismo o dirigente político, desde el cargo de mayor relevancia hasta el alcalde pedáneo con menos censo de España.

Hay personas dependientes, mayores, enfermas de cáncer, que en el día a día están teniendo dificultades por el retraso de sus pruebas, y otras muchas en diferentes grupos y subgrupos, que por diferentes cuestiones, todavía desconocen cuando les tocará el vacunarse.

Entre lo ético y lo estético, hay que dejarse de comparaciones y ser honestos evitando los privilegios para no saltarse los protocolos. Nadie es más que nadie, la vida es tan importante que si se recogiera con mayor interés el calor y la paciencia de la gente y se tuviese más en cuenta podría ser maravillosa, pero al estar supeditados a las decisiones y actuaciones de quienes permanecen en el confort de sus despachos, seguramente no conscientes del todo de las necesidades de la gente y del frío que hace fuera.

a la ética.


Artículos de José Antonio Ortega

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

2 Comentarios

  1. Esta es la gente que «TRABAJA» de verdad, por y para los demás, sin esperar ningún reconocimiento a cambio,sin salir en la foto ni en la inaguracion de turno. Realizan un trabajo que realmente les reconforta en lo personal,para el cual se han preparado y que cualquiera no vale para desempeñarlo.Una pena que los que ostentan cargos políticos no tengan como prioridad el bien común, si no ser esclavos de sus siglas,bolsillos y defienda lo indefendible haciendo que se nos suba la tensión con sus hechos y declaraciones.

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses
- Publicidad -