La plataforma “Salvemos el Arabí” crea un grupo de expertos contra el proyecto porcino

4

La plataforma ciudadana Salvemos el Arabí sigue dando pasos para evitar la construcción de dos granjas porcinas, una de ellas a escasos metros del Monte Arabí, pese a que la empresa promotora confirmó la paralización del proyecto hasta encontrar una solución que no cree alarma social.

Este colectivo ha anunciado la constitución de un gabinete de expertos compuesto por diferentes profesionales de la ingeniería, médicos especialistas en Salud Pública, arqueólogos, paisajistas, biólogos y químicos que están coordinados por la abogada Magdalena Rico Palao. El objetivo de este colectivo de profesionales es, según explican, analizar el proyecto de las granjas porcinas y argumentar la oposición al mismo, tanto de las granjas, como de sus ocho balsas de secadero y decantación de purines.

El primer argumento que lanza este gabinete para oponerse es el relativo al valor arqueológico del lugar. Una de las granjas, la que contendrá unos 16.000 lechones y cinco grandes balsas de almacenamiento de purines, se situaría muy cercana al paraje del Cerro de los Santos. El arqueólogo Alejandro Paredero ha realizado un informe en el que califica de “temeridad” el haber concedido unos permisos por parte del gobierno de Castilla La Mancha que vulneran la leyes de patrimonio y entiende que es “totalmente incompatible este proyecto (…) no solo con la conservación del patrimonio arqueológico en las cercanías del Cerro de los Santos, sino con las futuras intervenciones científicas que pudiesen llevarse a cabo para conocer nuestro pasado, así como las adecuaciones del entorno para convertirlo en un lugar de difusión de cultura y valores para la ciudadanía de los municipios circundantes”, citan desde la plataforma.

Este macroproyecto, según Paradero, compromete seriamente la integridad de tres tipos distintos de suelo protegido y de cinco yacimientos arqueológicos: el Pozo de la Buitrera, el Llano de la Consolación, la Loma de la Cañada, Casas de Almansa y el Cerro de los Santos; yacimientos que se encuentran en pleno trayecto de la vía Heráclea y Augusta, y catalogados en las cartas arqueológicas, tanto de la Región de Murcia como de Castilla La Mancha.

La instalación de la granja porcina situada a apenas 700 metros del Cerro de los Santos, “impediría ampliar la zona de catas a los yacimientos adyacentes y supondría también la imposibilidad de nuevas excavaciones en el propio cerro por efecto de los olores y los riesgos sanitarios para las personas involucradas en las investigaciones arqueológicas. Igualmente, imposibilita cualquier puesta en valor del enclave para su visita pública”, argumenta el arqueológo.


[hana-code-insert name=’Adsense noticias’ /]


Desde esta Plataforma esgrimen que la empresa promotora del proyecto ha obviado aportar al expediente del proyecto “el estudio referente al valor arqueológico e histórico-cultural de la finca adquirida para esta explotación, estudio obligatorio según el art. 26 de la Ley 4/2013 del Patrimonio Cultural de Castilla La Mancha, omisión que hemos hecho saber en los recursos de alzada que hemos presentado ante la Junta de Castilla La Mancha”.

Por todo ello, la Plataforma Ciudadana “Salvemos el Arabí” califica de “temeridad” el haber concedido unos permisos “que vulneran la leyes de patrimonio y el permitir unos movimientos de tierras sin supervisión arqueológica de ningún tipo”.

En conclusión, creen que este proyecto es totalmente incompatible, no solo con la conservación del patrimonio arqueológico en las cercanías del Cerro de los Santos, sino también con las futuras intervenciones científicas que pudiesen llevarse a cabo. Y entienden que hay un incumplimiento de las administraciones de Castilla La Mancha y del ayuntamiento de la localidad manchega de Montealegre del Castillo de velar por la conservación de estos restos y por las futuras intervenciones científicas que puedan derivarse de ellos.


[hana-code-insert name=’Addoor’ /]

4 COMENTARIOS

  1. Hay se les puede ver, comiéndose el bocata de cerdo y con la pancarta del No AL POZO
    Yecla,la ciudad del NO.
    Ahora os tenias que marchar a catalonia a comprar el embutido de casa Tarradellas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí