.
🌼 jueves 20 junio 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Feria de septiembre

Desde tiempo inmemorial, en nuestro pueblo se han venido celebrando los festejos de la Feria de Septiembre con gran animación y dentro de un variado programa de actividades de todo tipo. Cuando la estación estival se encuentra en pleno declive, los yeclanos vienen disfrutando de una semana repleta de festejos para todos los gustos que les proporcionan grato solaz y esparcimiento, compensadores de los trabajos y desvelos de un año laboral.

Resulta complejo señalar aquí todas las actividades que tuvieron lugar durante un largo periodo de tiempo. Grandes, jóvenes y pequeños, fuimos favorecidos en las diferentes etapas de nuestra vida por los actos y espectáculos recreativos y culturales en consonancia con nuestra edad, caprichos y aficiones.

Si no nos falla la memoria, tendremos que hablar de exposiciones de todo género, concursos ganaderos, certámenes literarios, corridas de toros, espectáculos deportivos, funciones de circo, teatro, verbenas populares con la actuación de famosas orquestinas y cantantes, fútbol, tiradas de pichón en competición nacional con importantes premios para los vencedores, y un largo etcétera.

Numerosas casetas se alineaban en el recinto ferial en donde nuestros paisanos encontraban los más variados juguetes que colmaban la ilusión de los chavales. Otras exhibían un buen surtido en cuchillería de todo tamaño y dimensión. Para satisfacer las apetencias de los más golosos, también había casetas repletas de excelentes turrones y mazapanes. En otras asistíamos a un verdadero pugilato de tiro al blanco, en donde los aficionados a la carabina con perdigón, daban muestras de su certera puntería.

En un ancho y acotado recinto, se instalaban las ruedas de los caballitos, voladoras, cochecitos de choque, norias y otras barracas y atracciones que, con los micrófonos y silbatos correspondientes, junto con los gritos de júbilo de la gente menuda, componían una estridente melodía.

La plaza de toros

En nuestra plaza de toros, acondicionada con sus palcos y ventanales al exterior, se daban todos los años en la Feria de Septiembre, famosas corridas de toros, con la participación de los mejores toreros de la época.

Allá por el año 1918/1919, si no recordamos mal, fue el propio José Gómez “Joselito”, quien tomó parte en el festejo taurino. Como anécdota podemos decir que el célebre coletudo sevillano cobró por la corrida siete mil pesetas –las miles de entonces se convierten en millones de hoy- y para satisfacer las pretensiones económicas de esta primera figura del toreo, hubo que hacer verdaderos equilibrios económicos y monetarios entre los organizadores del festejo.

Diremos que uno de los principales atractivos de la fiesta lo constituía, sin género de duda, la presencia de las mujeres yeclanas, que acudían a la plaza de toros en gran número, ataviadas con sus mejores galas y luciendo el clásico mantón de Manila.

Una ruidosa traca como prólogo de la semana festera y una gran confusión de fuegos artificiales como terminación de la misma, ponían broche de oro en el escenario de nuestro parque municipal, engalanado éste con multitud de farolillos, guirnaldas y artística iluminación.

Relatos del ayer.
Hogar de la Tercera Edad/Universidad Popular de Yecla/INSERSO.
MU-34/1988.
Tema: “Folklore y festejos”.
Páginas: 14-15.

Relatos de José Antonio Ortega.

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.

Desde tiempo inmemorial, en nuestro pueblo se han venido celebrando los festejos de la Feria de Septiembre con gran animación y dentro de un variado programa de actividades de todo tipo. Cuando la estación estival se encuentra en pleno declive, los yeclanos vienen disfrutando de una semana repleta de festejos para todos los gustos que les proporcionan grato solaz y esparcimiento, compensadores de los trabajos y desvelos de un año laboral.

Resulta complejo señalar aquí todas las actividades que tuvieron lugar durante un largo periodo de tiempo. Grandes, jóvenes y pequeños, fuimos favorecidos en las diferentes etapas de nuestra vida por los actos y espectáculos recreativos y culturales en consonancia con nuestra edad, caprichos y aficiones.

Si no nos falla la memoria, tendremos que hablar de exposiciones de todo género, concursos ganaderos, certámenes literarios, corridas de toros, espectáculos deportivos, funciones de circo, teatro, verbenas populares con la actuación de famosas orquestinas y cantantes, fútbol, tiradas de pichón en competición nacional con importantes premios para los vencedores, y un largo etcétera.

Numerosas casetas se alineaban en el recinto ferial en donde nuestros paisanos encontraban los más variados juguetes que colmaban la ilusión de los chavales. Otras exhibían un buen surtido en cuchillería de todo tamaño y dimensión. Para satisfacer las apetencias de los más golosos, también había casetas repletas de excelentes turrones y mazapanes. En otras asistíamos a un verdadero pugilato de tiro al blanco, en donde los aficionados a la carabina con perdigón, daban muestras de su certera puntería.

En un ancho y acotado recinto, se instalaban las ruedas de los caballitos, voladoras, cochecitos de choque, norias y otras barracas y atracciones que, con los micrófonos y silbatos correspondientes, junto con los gritos de júbilo de la gente menuda, componían una estridente melodía.

La plaza de toros

En nuestra plaza de toros, acondicionada con sus palcos y ventanales al exterior, se daban todos los años en la Feria de Septiembre, famosas corridas de toros, con la participación de los mejores toreros de la época.

Allá por el año 1918/1919, si no recordamos mal, fue el propio José Gómez “Joselito”, quien tomó parte en el festejo taurino. Como anécdota podemos decir que el célebre coletudo sevillano cobró por la corrida siete mil pesetas –las miles de entonces se convierten en millones de hoy- y para satisfacer las pretensiones económicas de esta primera figura del toreo, hubo que hacer verdaderos equilibrios económicos y monetarios entre los organizadores del festejo.

Diremos que uno de los principales atractivos de la fiesta lo constituía, sin género de duda, la presencia de las mujeres yeclanas, que acudían a la plaza de toros en gran número, ataviadas con sus mejores galas y luciendo el clásico mantón de Manila.

Una ruidosa traca como prólogo de la semana festera y una gran confusión de fuegos artificiales como terminación de la misma, ponían broche de oro en el escenario de nuestro parque municipal, engalanado éste con multitud de farolillos, guirnaldas y artística iluminación.

Relatos del ayer.
Hogar de la Tercera Edad/Universidad Popular de Yecla/INSERSO.
MU-34/1988.
Tema: “Folklore y festejos”.
Páginas: 14-15.

Relatos de José Antonio Ortega.

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses