viernes 17 septiembre 2021

La industria de la madera

José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.

Allá por la segunda década de este siglo, Yecla se desenvolvía en un ambiente puramente agrícola. Las pocas industrias que existían eran centros familiares. Había operadores, toneleros, carpinteros y las consabidas fraguas. Todas estas profesiones estaban al servicio de la agricultura, con excepción de los carpinteros que más tarde montarían los primeros talleres de ebanistería.

Estos carpinteros artesanos eran los siguientes: Pepe Villanueva; Rafael Azorín, Pedro Chinchilla, los Mañas, Juan Puche y los hermanos Mora. La primera plantilla de obreros ebanistas fue la sociedad Chinchilla y Azorín. Estos jóvenes empresarios fundaron un taller con los obreros procedentes de las dos ebanisterías y emprendieron la fabricación de dormitorios de nogal y comedores.

Al poco tiempo esta sociedad se disolvió y se convirtió en dos. Por separado, tuvieron unos años de gran demanda y crearon una plantilla de más de cincuenta obreros, lo que originó que algunos de estos obreros se dedicaran a trabajar en sus casas, sacando faena contratada de estas dos fábricas.

A partir de 1925 el panorama empezó a cambiar; la demanda de trabajo disminuye. Las fábricas trataron de deshacerse de algunos obreros. Comenzaron a presionar las organizaciones de UGT y CNT actuando las inspecciones de trabajo, llamados Jurados Mixtos. Se produjeron algunos despidos, lo que acarreó conflictos laborales y alguna huelga.
Ante este panorama se organizó una cooperativa y se formaron talleres, pero con carácter más que nada político, resultando la formación de dos bloques antagónicos dentro del ramo, con constantes desacuerdos por causa de los ideales. Cuando estalló la Guerra Civil todo se extinguió puesto que los muebles fueron incautados y controlados por grupos políticos.

Después de la guerra comenzaron a rehacerse los talleres poco a poco, pero se llegó a una nueva crisis de trabajo en los años cincuenta. El párroco D. José Esteban Díaz, requerido por un grupo de obreros en paro, consiguió formar una cooperativa que llevó su nombre y que, por motivos diversos más tarde también fracasó pero, afortunadamente, fue el motivo de la emancipación de muchos obreros que en la actualidad poseen grandes empresas.

Últimamente, y a partir de la creación de la Feria, se ha ido incrementando la industria del mueble hasta tal punto que hoy día se ocupan en este ramo más de dos mil obreros de las numerosas fábricas existentes en la actualidad, teniendo en cuenta que los muebles han promovido una serie de industrias afines como torneados, tallistas, herrajes, etc., colocando a la industria del mueble a gran altura nacional e internacional, además de ser el principal sostén económico de la vida local.


Libro: Relatos del ayer.
Editado por el Hogar de la Tercera Edad de Yecla/Universidad Popular de Yecla
/INSERSO.
Dep. Legal: MU-34/1988.
Tema: “Profesiones”.
Página 31.


Blog de José Antonio Ortega

José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

2 Comentarios

  1. José Antonio ha puesto el dedo en la llaga. Hablar de la industria de la madera en Yecla y conocer su historia debería ser algo de obligado cumplimiento. Un sector que en lo económico nos ha dado tanto no estaría de más conocer el desarrollo de esta industria.
    Algo se ha publicado sobre el mueble. Edmundo Palop publicó: «origen y evolución del diseño y la industria del mueble en Yecla 1908-1968.
    Otra publicación del año 1982 con la colaboración de Excmo. de Yecla y de los sindicatos locales fue: «La industria del mueble en Yecla» de Jorge Cortina y Joaquín Gris, financiado por la Diputación Provincial de Murcia siendo vicepresidente el yeclano José Ignacio Gras.
    Este libro habla de las primeras industrias en Yecla del mueble e incluso un dato llamativo, año 1756 existían en Yecla 14 carpinteros, 9 aperadores y varios toneleros.
    En mi opinión no estaría de más recopilar todo lo que exista en publicaciones y ampliar lo que sería la historia de la industria del muebles en Yecla hasta nuestros días donde habría que incorporar otras industrias llamadas del descanso, y como no, alguien que edite algo sobre la Cooperativa Obrera del Mueble Esteban Diaz (COMED). Porqué se pone en marcha, su desarrollo y final.
    ¿Y un Museo de la industria de la madera?

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses