Lidó Rico se mete en el cerebro humano

1
1.523 visitas
lido rico

El próximo 22 de abril se presenta en España el proyecto  Genoarquitecturas  con la exposición de Lidó Rico titulada The Wedding (La boda). Este  proyecto es fruto de la colaboración  iniciada hace dos años por el escultor yeclano con el neurofisiólogo Kuei Y. Tseng, profesor del Departamento de Farmacología Celular y Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chicago,  y con el neurobiólogo José Luis Ferrán, profesor del Departamento de Anatomía y Psicobiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia.

Como parte del proyecto Lidó Rico ha realizado una serie de Neuroesculturas  obtenidas a partir de varios cerebros humanos reales, a través de las cuales, el autor desarrolla un discurso en el que establece una nueva visión sobre nuestra compartida y fascinante maquinaria de pensamiento, considerando de vital  importancia la función activa y social que debe desempeñar el arte como vehículo de conocimiento.

lidocerebro2

Según nos relata Lidó Rico, las experiencias vitales que son recordadas, tales como el acontecimiento de una boda, ingresan en el cerebro como un dato que se almacena a nivel de sinapsis neuronales. Sin embargo, este recuerdo nunca es una fiel representación de lo sucedido y tampoco se recuerda a lo largo de la vida de la misma forma. “Cada vez que traemos algo del pasado a nuestra mente, le añadimos pequeños cambios que hacen que nuestra visión de la experiencia nunca coincida exactamente con la de aquellos con quienes la hemos compartido. Nuestros recuerdos también contribuyen a conformar lo que somos como individuos en nuestros valores cotidianos, en nuestra cultura y en el ejercicio diario de nuestra vida”, asegura

The Wedding hace referencia simbólicamente al momento clave de   nuestra existencia en el que, de forma religiosa o no, decidimos compartir nuestra vida con alguien; y pretende hacernos pensar en lo importante que es acumular buenas experiencias, ya que éstas se guardan en nuestro cerebro y contribuyen a las decisiones cotidianas que toma nuestra mente. Somos un producto que se construye y refuerza durante toda la vida, pero que requiere de recuerdos memorables para afianzar su propio bienestar.


[hana-code-insert name=’Adsense noticias’ /]


Partiendo de la idea de un enlace matrimonial, Lidó Rico despliega toda una serie de recursos tanto plásticos como sonoros  que nos hacen viajar a través del tiempo y de nuestra memoria. Desde una sutil e hiriente metáfora con la obra titulada  Lagunas, a una  geografía conectada  de cerebros humanos invertidos del que surge un mapa sonoro cuyo audio, a su vez, funciona como un collage de la memoria dividida en diversos bloques diferenciados: los acompasados latidos de un corazón, un himno nupcial que no termina de ejecutar su melodía…. junto a sonidos neuronales que funcionan como nexo de unión entre las partes. Psicólogos, personas conocidas como Adolfo Suarez o Pascual Maragall prestan su voz junto a otras anónimas que nos hablan de su experiencia con el Alzheimer. A ello se unen testimonios del Holocausto, los  sonidos de la llegada del hombre a la luna, de una boda Real; canciones, fragmentos de diálogos y bandas sonoras de películas, juramentos, discursos y noticias que de alguna manera han marcado nuestra historia. Este collage sonoro pretende concienciarnos sobre cómo está construida nuestra memoria; de que somos  fragilidad rebozada de pasado, y que  perder esa cáscara que nos une a la vida es algo que nosotros no decidimos.

[ot-caption title=»» url=»https://elperiodicodeyecla.com/wp-content/uploads/2016/04/lidocerebro1.jpg»]

La exposición  pretende que los espectadores asuman un papel activo dentro de esta problemática; que intenten no mirarla de lejos sino todo lo contrario, que se impliquen, que cambien su percepción sobre ella y que reconozcan el valor de todos los que trabajan y conviven con las personas afectadas;  que se valore la lucha y esfuerzo de los investigadores por hacer que estos “ desconectados “ se reencuentren con la realidad. The Wedding  nos ayuda a replantearnos el Alzheimer como un problema grave y latente en nuestra sociedad. El escultor sumerge al espectador en un viaje sensorial que rompe todas las barreras y distancias haciéndonos tomar conciencia de las conexiones que nos unen a la realidad, frente a la frecuentemente inconsciente fragilidad humana.

El proyecto que fue presentado el pasado 9 de marzo en la exposición  Views  celebrada en Manama (Bahrain, Emiratos Árabes) continuará después de Murcia con sendas exposiciones que simultánemente se inaugurarán el próximo 9 de junio en Barcelona: la galería Imaginart  acogerá la exposición titulada Miró – Lidó  que reflexiona sobre los cerebros de reconocidos artistas tanto clásicos como contemporáneos; y, por otra parte, en la galería Hans & Fritz Contemporary, la muestra  Chimaera   abordará la temática sobre los diferentes elementos biológicos del proyecto.

Más adelante, ya en noviembre, el proyecto se presentará bajo el título  Mar de Culturas en el espacio expositivo La Casa del Soldado de la Embajada de España en Panamá, para viajar posteriormente al Museo Nacional de Cuba.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí