Los agricultores, de nuevo en pie de guerra por las restricciones de la zona ZEPA

0
zona zepa yecla bruselas

Hay consecuencias, hay que alegar. Francisco Gil, secretario de Organización del sindicato agrario Coag, afirma que el borrador del Plan de Uso y Gestión de la zona ZEPA elaborado por la Unión Europea afecta y mucho a los propietarios de las más de 4.200 hectáreas de superficie que configuran en Yecla la Zona Especial de Protección de Aves Esteparias. “La consideración de este espacio es una realidad y a partir de ahora, los agricultores propietarios y la sociedad en general, debemos aceptarla y convivir con ella, intentando sacar el mayor rendimiento para todos”.

La colaboración con la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente se hace imprescindible, teniendo en cuenta que el primer documento se ha hecho público estos días, a modo de borrador, y existe un consenso de modificar algunos aspectos reflejados en él “a posteriori”. En el Ayuntamiento de Yecla, el concejal delegado de Agricultura y Agua, Pedro Romero se ha reunido con propietarios de la zona ZEPA, quienes le han planteado todas las restricciones y obligaciones que plantean las directrices europeas para esos territorios. “Les he ofrecido toda nuestra colaboración, para que esa normativa pueda ser compatible con el uso agrícola en equilibrio con la conservación de las aves esteparias”.

Cabe recordar que en su momento, el Ayuntamiento de Yecla interpeló a la Comunidad Autónoma para realizar el soterramiento de toda la red eléctrica de la zona. Ahora, el apoyo viene en forma de mediación entre los propietarios afectados y las entidades que pueden intervenir en la modificación de las directrices europeas, canalizando la información y las indicaciones de los agricultores de esta zona protegida para presentarla como una sugerencia única del centenar de propietarios afectados en la localidad.

El presidente de Coag en Yecla, José López, anuncia que desde su organización se está elaborando una serie de alegaciones a la normativa de Bruselas, para que los afectados por la protección de zona ZEPA, que no pueden disponer libremente de sus fincas, puedan recibir compensaciones económicas y critica abiertamente a los técnicos europeos que han elaborado el proyecto del Plan de Uso y Gestión de esta zona, “porque no han contado, con los propios afectados”.


[hana-code-insert name=’Adsense noticias’ /]


Al respecto, se ha creado una mesa de trabajo en la que participan todos los sectores implicados, incluidos el sindicato agrario Coag y la organización empresarial Croem, con la información, el análisis y el diálogo como ejes principales de actuación. Francisco Gil, quien además de ser representante de Coag es también propietario y agricultor afectado en otras zonas protegidas, considera que “todo lo que suponga una prohibición o limitación resulta negativo, por eso hay que presentar las alegaciones oportunas a las directivas europeas y que, a la larga haya un entendimiento y todos podamos disfrutar de estos espacios protegidos”.

Desde Coag se insiste en que el Parlamento Europeo recibió y aceptó las sugerencias de la Sociedad Española de Ornitología, hace quince años, para que se protegiera millones de hectáreas en toda Europa, sin embargo, la Comisión de la Unión Europea, como órgano ejecutivo, ha anunciado que no va a invertir ni un solo euro para compensar a los propietarios de los terrenos de la zona ZEPA. “Nuestra primera reacción ha sido elevar al Parlamento Europeo un llamamiento para que asuman parte de esos compromisos y las limitaciones a la producción sean más asequibles para los agricultores”.

Las aves esteparias necesitan las herbáceas para sobrevivir y unas condiciones mínimas de habitabilidad, en este sentido, la Unión Europea obliga a que se conserve en los terrenos de la zona ZEPA los cultivos tradicionales existentes y que se mantenga un equilibrio entre ellos, con prevalencia del cereal. “Aceptamos esta imposición europea, pero los agricultores debemos ser compensados económicamente por asumir esta obligación”, dice Francisco Gil. La pérdida de valor patrimonial de la tierra y los “ausentes” beneficios fiscales son algunos de los perjuicios que deben afrontar los propietarios de terrenos en zona ZEPA”.

En la Región de Murcia, más de 200.000 hectáreas están protegidas como Lugares de Interés Comunitario (LIC) y Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí