lunes 06 diciembre 2021

Mantener una buena postura es beneficioso para todas estas partes de tu cuerpo

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Es probable que en más de una ocasión hayas visto a personas andando por la calle con los hombros excesivamente adelantados, así como aquellas que permanecen sentadas con las piernas cruzadas. Son malas posturas que acarrean numerosos aspectos negativos como dolores cervicales y una escasa circulación de la sangre, lo cual puede ser muy perjudicial si no se detecta a tiempo.

Al corregir este tipo de posturas, todo lo contrario sucede: tu organismo se ve beneficiado. En concreto lo hacen las partes del cuerpo que iremos mencionando en próximos párrafos.

 

Cadera

Los dolores de cadera son muy habituales entre los murcianos. Algunos acaban teniendo una incorrecta cantidad de líquido sinovial, lo cual les obliga a hacer uso de un sustituto como el que está disponible en farmacia 4 Estaciones. Aunque luchar contra enfermedades como la artropatía degenerativa es difícil, una buena postura puede ayudar.

Por supuesto, también es de inestimable ayuda en aquellos casos en los que el yeclano está sano. Un claro ejemplo reside en los que, tras llevar un tiempo corrigiendo las malas posturas y optando por las que sí son buenas, se ven capaces de agacharse para coger un elemento pesado sin notar dolor o molestia de ningún tipo.

Teniendo en cuenta lo incapacitantes que pueden llegar a ser los dolores de cadera, es recomendable acudir a un profesional de la salud cuanto antes. Y es que el mismo no solo detectará la mala postura que haces y que debes corregir, sino que también aplicará masajes fisioterapéuticos para que la mejora sea mucho más rápida y puedas volver a la normalidad en un tiempo récord.

 

Nuca y cuello

Hablando de posturas, hay una muy perjudicial que sobre todo suelen poner en práctica las personas que roncan al dormir, ya que entienden que es un remedio para dejar de hacerlo o que al menos no se note tanto. Efectivamente, nos referimos a conciliar el sueño bocabajo.

Ciertos murcianos están tan acostumbrados a ello que, en caso de no colocarse en esa postura en la cama, se ven incapaces de dormir. Sin embargo, pasa una grave factura a la zona del cuello, incluyendo la parte posterior de la nuca.

Por el contrario, si duermes bocarriba e incluso de lado -una de las posturas favoritas de los yeclanos-, no tendrás ningún tipo de problema en este sentido. De hecho, quienes duermen así suelen despertarse mucho más descansados y con un menor nivel de estrés. Ello no es de extrañar, puesto que tanto el cuerpo como la mente logran descansar al cien por cien, siempre y cuando se respeten las ocho horas de sueño diario que todos necesitamos para rendir plenamente.

 

Piernas

Continuando con lo referente a las posturas para conciliar el sueño, hay una que no muchas personas ponen en práctica a pesar de lo beneficiosa que llega a ser. Nos referimos a dormir con las piernas en alto, otra de las partes del cuerpo que más ventajas obtienen en caso de mantener buenas posturas.

Si las piernas permanecen por encima del nivel al que tienes la cabeza, bastando con algunos centímetros, se produce un mayor retorno venoso. Ello da pie a que, durante el transcurso de la noche, sea optimizada al máximo la circulación sanguínea, despertándote sin ningún tipo de dolor en el tronco inferior.

Aunque es una postura que suele recomendárseles a las embarazadas y las personas de avanzada edad, lo cierto es que cualquier murciano puede beneficiarse de ella. Eso sí, es probable que necesites un tiempo para adaptarte, aunque cuando lo hagas pensarás cómo has podido estar tantos años sin disfrutar de dicha postura.

 

Hombros

Una de las partes que más sufren desde que somos pequeños son los hombros. Y es que en la época estudiantil hay que llevar mochila con un considerable peso. Es por este motivo que suelen relacionarse los dolores en dicha zona con la carga que ha de mantener la espalda. Nada más lejos de la realidad.

Si bien es cierto que llevar un gran peso no ayuda, el problema principal radica en la mala postura. Al estar erguido hay que tener la espalda lo más recta posible sin que la cabeza esté por delante del resto del cuerpo, lo cual es bastante habitual en la actualidad.

Incluso en caso de no lidiar con peso alguno como el de un bolso, a medida en que vas andando unos metros los hombros empiezan a fatigarse e incluso a presentar un mayor o menor dolor. Evitarlo está en tus manos: haz todo lo posible por corregir esa postura e ir completamente recto.¿Sabías que hay ejercicios que te ayudan a conseguirlo? Efectivamente, siendo claros ejemplos tanto el yoga como el método pilates. Casi sin darte cuenta, en unas semanas habrás corregido por completo las malas posturas y podrás permanecer erguido sin que ello repercuta de forma negativa en tus hombros.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses