Los mejores sofás cama del mercado

0

El mercado del sofá cama ha aumentado sus posibilidades en los últimos años debido a que se trata de un elemento muy versátil en las actuales viviendas donde el metro cuadrado es escaso y el consumidor busca soluciones habitacionales.

La imagen de este mueble ha ido evolucionando para bien. Hasta hace poco se planteaba la presencia de los sofás cama en una casa como un elemento propio de los hoteles o de las segundas residencias de las familias. No era algo habitual en las primeras viviendas en una ciudad.

Además, se le asociaba como un incómodo sofá y pésimo elemento para el descanso. Era la cama de reserva donde dormía alguien que iba de visita.

Afortunadamente eso ha cambiado con la mejora de los materiales que hay en el mercado del descanso y la tapicería. Tanto las gomas espumas que se utilizan en las tapicerías como los colchones que se aplican a estos sofás han mejorado sustancialmente hasta el punto de poder afirmar que los sofás cama no tienen porqué ser incómodos y se puede dormir y descansar perfectamente en ellos.

En la actualidad la industria del mueble cuenta con importantes firmas que se dedican a la fabricación del mejor sofa cama que es cada vez más demandados por el consumidor.

Ese interés ha provocado que aumente la investigación y el desarrollo de modelos nuevos alejados de la típica imagen fea y fría del sofá cama que se distinguía sin llegar a sentarse en él. 

Ahora tenemos sofás camas que tienen la misma imagen externa que cualquier otro mueble tapizado. Sus formas son similares. Sus prestaciones son idénticas aunque suman la transformación en cama que les hace genuinos.

Se puede afirmar sin miedo a equivocarse que hay sofás camas que no tienen nada que envidiar a otros sofás convencionales. Ni en la forma, ni en la denominada “sentada” de la que hablan los profesionales del sector del mueble, el sofá que se transforma en cama de hoy en día está a la altura de uno tradicional. 

Además, la industria mueblista ha desarrollado los mecanismos internos de transformación hasta el punto que con una mano y sin grandes esfuerzos podemos ver el cambio de un sofá en una cama de las dimensiones estándar que admite el mercado.

En este sentido, hay empresas que fabrican este tipo de sofás con dos camas individuales en su interior. Por lo tanto, puede tener una cama y un sofá al mismo tiempo si no abre una de ellas.

También hay diseños con sistemas de almacenaje, con el famoso chaise longue que se ha popularizado en el mercado del mueble tapizado. 

Los hoteles del mundo siguen demandando este tipo de muebles de descanso pero los hogares actuales también. Por ejemplo, una persona que viva en un apartamento de una gran ciudad con una dimensión de unos 35 metros cuadrados no puede permitirse perder los 3 metros cuadrados de una cama tradicional. La solución a la escasez de espacio: un sofá cama moderno. De día será un bello sofá y de noche una cómoda cama para descansar.