Los montañeros hacen cumbre en el Morrón del Mediodía

0
montañeros morrón del mediodía

La segunda actividad invernal de alta montaña programada en el 1º semestre del 2019 por el Club Montañero de Yecla les ha llevado hasta la cumbre del Morrón del Mediodía.

El Morrón del Mediodía es un pico de Sierra Nevada con 2.756 m. de altitud al que se puede acceder fácilmente desde el Puerto de La Ragua, ya en la parte almeriense de la cordillera.

Crónica de la jornada

El acceso a esta cumbre por su cara norte cuenta con dos corredores: Corredor Central y Corredor Noroeste, teniendo el Corredor Central algo menos de dificultad.

Ambos corredores son asequibles para gente que se quiera iniciar en rutas más técnicas y verticales, a pesar de eso, para acometerlos es imprescindible saber manejarse con crampones y piolet, siendo esto aplicable a cualquier corredor, por fácil que sea, e igualmente aplicable a cualquier actividad de alta montaña invernal.

Comenzamos esta actividad desde el Puerto de la Ragua. Por un senda bien delimitada, y aprovechando parte del Sulayr, nos fuimos dirigiendo hasta el Collado de la Cabañuela.   

Dejando atrás el Morrón de la Cabañuela, y teniendo a la vista nuestro objetivo, iniciamos un descenso que nos lleva hasta el fondo del Barranco de los Cirilos y hasta el refugio vivac de Las Chorreras.

Antes de empezar a afrontar la subida que nos dejaría en la base del corredor, realizamos en este precioso lugar una corta parada para tomar algo y reponer fuerzas.

Crampones… y hacia arriba

Dejamos la senda, y ya monte a través llegamos a la base del corredor, lugar donde nos pusimos los crampones, arnés y casco, además de pertrecharnos del material correspondiente en previsión de, si se diera el caso, tener que utilizar la cuerda.

Un estrechamiento del corredor a mitad de la ruta, con previsible mixto de roca y nieve, es el que visto desde abajo no se sabía en que condiciones estaría, pero se superó fácilmente, la nieve estaba en óptimas condiciones, y las placas de hielo se podían evitar fácilmente.  

Después de este estrechamiento solamente restaba superar una gran campa de nieve que nos deja practicamente en la cumbre. La dificultad de esta campa radica en la inclinación, en torno a los 45 º en algunas zonas, y al estado de la nieve.

 Y por fin la cumbre

El regreso hacia el Puerto de la Ragua lo realizamos siguiendo toda la cuerda, realizando en este trayecto la ascensión al Morrón Sanjuanero y al Morrón del Hornillo.

 

En definitiva, una bonita, disfrutona y en algún momento dura actividad, que a pesar del largo día, con el madrugón correspondiente, dejó a todos los participantes un agradable recuerdo.

Para conocer la próxima actividad del Club Montañero (jornadas de escalada), visite su blog. 


[hana-code-insert name=’Addoor’ /]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí