viernes 14 mayo 2021

Cómo la pandemia abrió la puerta a los negocios en línea

La crisis sanitaria generada por el COVID-19 ha cambiado mucho el mundo de los negocios, facilitando su existencia dentro del espacio digital. Además de ello, también tuvo como consecuencia un aumento en el valor del cliente en general, siendo un poco más costoso atraer nuevos compradores.

A pesar del colapso de muchas tiendas físicas en la mayoría de los países, los comercios digitales han podido prosperar y adaptarse de forma adecuada. Gracias a los cambios producidos por el virus, el e-Commerce logró consolidar su útil implementación bajo la crisis de hoy en día.

La caída de las tiendas tradicionales

Después de que el virus COVID-19 se convirtiera en una pandemia, las naciones de todo el mundo comenzaron a aplicar medidas restrictivas a la población. Su finalidad era limitar el contagio, evitando así la propagación de la enfermedad al prohibir el contacto físico y directo entre ellas.

Esas medidas sanitarias obligaron a los comercios y negocios locales, cuyo método de venta era el tradicional (dependiente del contacto directo) a finalizar sus actividades. Debido a ello, en todos los países se experimentó una situación financiera deplorable, siendo la causa principal el cierre de las tiendas.

Sin embargo, los comercios online pudieron prosperar durante el auge del COVID-19, ya que no requería de comunicación directa para ejecutar las transacciones. Como consecuencia, aquellos negocios que contaban con presencia en línea pudieron continuar sus actividades, cayendo a la quiebra los que no tenían ese privilegio.

El factor adaptación

Los negocios online han existido desde hace varios años, aunque es en la actualidad donde ha podido obtener su mayor punto de auge. Se establecen como un método seguro para adquirir cualquier producto, sin necesidad de exponerse al riesgo innecesario de contagio. De esa forma, son una alternativa perfecta para comerciar en la actualidad.

Por desgracia, no todos los pequeños negocios pudieron prosperar en tiempos de crisis; aquellos que no poseían un sistema de e-Commerce fueron condenados por la pandemia. Su modelo de acción era inviable ante la crisis sanitaria y, de crear una plataforma de comercio en línea, les tomaría mucho tiempo adaptarse.

Gigantes de la industria como Amazon o eBay pudieron mantenerse activos con total normalidad, incluso, aumentando sus ganancias anuales durante el primer año de pandemia. Los pequeños negocios no se quedaron atrás, ya que a diferencia de sus contrapartes tradicionales, pudieron mantener y atraer nueva clientela hacia sus productos.

negocios en internet

¿Cómo será el futuro de los negocios en línea?

Conforme el impacto de la pandemia disminuya a raíz de la incorporación de vacunas, las medidas prohibitivas cada vez serán menos. Gracias a ello, las tiendas tradicionales podrán continuar sus actividades. ¿Disminuirá el progreso logrado por el e-Commerce? Es muy probable que no, al contrario.

Ahora que se conoce la importancia de tener una presencia online, se puede esperar que la mayoría de tiendas se incorporen al mundo digital.  Ya no solo representa un medio para obtener un aumento en ganancias, sino una medida de protección en caso de que suceda otra crisis similar.


 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses
- Publicidad -