Yecla celebra a San Blas entre panes benditos y pajaricas

1
san blas

San Blas, patrono de los enfermos de garganta congregó a centenares de personas en una de las procesiones más numerosas de los últimos años en honor a este santo. Los panes benditos adornados con las coloridas pajaricas dieron el colorido a unas celebraciones que se han desarrollado durante el fin de semana en Yecla.

Animados por una climatología agradable, numerosos vecinos participaron ayer en la procesión que discurrió por el centro de la ciudad con el santo cerrando la larga marcha en la que los niños fueron los protagonistas portando los panes que fueron bendecidos al finalizar la procesión de la basílica de la Purísima.

Por la tarde, los juegos populares de San Blas desarrollados en la plaza Mayor pusieron en colofón a una celebración que se remonta al siglo XVI, siendo la más antigua de las que se tiene referencias de su existencia en esa ciudad.


[hana-code-insert name=’Adsense noticias’ /]


Hornacina

Las celebraciones en honor a San Blas ya tienen garantizada su continuidad para el próximo año gracias a que hay abad mayordomo que sustituyan a Paquita Rovira y a José Vicente Quiles que este año han sido los encargados de ostentar ese cargo dentro de las fiestas.

En al tarde del sábado, ante la hornacina que lleva el nombre del santo, la Mayordoma preguntó a los presentes si había alguien que quería el relevo en la mayordomía.

José Manuel Gil y Mari Paz López asumieron el cargo para el año que viene colocando un lazo rojo en la báculo que portaban sus antecesores.

Acto seguido la hoguera instalada en medio de la calle empezó a arder con fuerza, mientras se repartían los tradicionales tramusos acompañados por el vino de la tierra al numeroso público que se agolpaba en un espacio tan reducido.

Cuando la intensidad de las llamas lo permitió, empezó el desfile de “saltadores” de la hoguera que cumplian el ritual de saltar el fuego por las peticiones que habían hecho al patrón de los enfermos de garganta.

La primera en dar el salto fue la concejala de Turismo, Inmaculada García, que se descalzó y se lanzó a cumplir con el ritual.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí