.
miércoles 17 agosto 2022

Cáritas pone en marcha el programa “Ayuda Madre”

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Cáritas Interparroquial ha puesto en marcha el programa especial «Ayuda Madre» para prestar apoyo integral a aquellas mujeres con un embarazo imprevisto que necesitan de una atención especial, porque han decidido continuar adelante con su maternidad y tener a su hijo, aun a pesar de todas las adversidades que se le puedan presentar. El objetivo de Cáritas es que no se sientan solas. La situación del desempleo, los conflictos familiares que se puedan generar en algunos casos o el no tener pareja es lo que les ha empujado a estas madres a buscar apoyo en Cáritas, para poder seguir adelante con un embarazo inesperado y afrontar esta situación de la mejor manera posible.

El director de Cáritas, José María Alonso, indica que desde que se puso en marcha este proyecto, el pasado mes de enero, han sido diez las madres que se han acogido a este programa en el que han encontrado ayuda y apoyo. Alonso indica que en el momento en el que acuden a este proyecto reciben ayuda psicológica y emocional “para que estas mujeres sientan que no se encuentran solas, porque son madres jóvenes, con problemas familiares, algunas sin pareja y hay que darles el apoyo que necesitan para que puedan salir hacia adelante”. También se les ofrece asesoramiento legal gratuito y ayuda económica indispensable para que puedan atender las necesidades básicas de sus bebés en la compra de pañales, en la alimentación que precisen y en todo lo necesario para el cuidado de estos pequeños.

De las diez mujeres atendidas por Cáritas, una es de nacionalidad ecuatoriana y las otras nueve yeclanas y sus edades oscilan entre los 18 y los 32 años. El trato que se les dispensa a cada una de ellas es personalizado y totalmente confidencial, porque cada una de ellas tiene una problemática y unas necesidades distintas cuando acuden a Cáritas en busca de ayuda.

Cáritas no cierra por vacaciones

caritas aqualia familias

La solidaridad no puede irse de vacaciones, por eso Cáritas no puede ni debe cerrar por vacaciones. Aunque agosto es el mes por excelencia para el descanso, Cáritas Interparroquial de Yecla no cuelga el cartel de “cerrado por vacaciones”. Los 40 voluntarios con los que cuenta esta institución han establecido turnos para atender el servicio de reparto de alimentos y las ayudas de emergencia que se suelen presentar en familias que necesitan que les paguen los recibos de luz, agua, medicamentos u otras necesidades básicas. Estas atenciones se dispensan los miércoles y viernes, dos días a la semana en lugar de los tres habituales. “Todavía son muchas las personas que lo están pasando mal en nuestra ciudad y en ellos y en su atención debemos centrar todos nuestros esfuerzos”, señala el director de Cáritas José María Alonso.

El responsable de esta institución católica comenta que “en verano seguimos prestando los servicios básicos e indispensables, pero hay algunos que son menos imprescindibles en esta época, como puede ser el ropero, que sí cierra hasta septiembre. También la casa de transeúntes, que vamos a reformar en septiembre para mejorarla, sigue en funcionamiento, aunque la demanda ha bajado bastante”. Alonso también indica que las peticiones de alimentos han descendido en un 6%, aunque con una bajada menos acusada que en 2015, que fue del 14%. “Creemos que la tendencia positiva del empleo en nuestro municipio, con una reducción del paro sostenida en el tiempo, está jugando a nuestro favor tras una serie de años bastante duros para muchas familias”, explica el director de Cáritas.

Asimismo, José María Alonso muestra su gran satisfacción por el desarrollo del “Programa Nazaret” que se puso en marcha el pasado mes de enero para formar a 80 chavales en riesgo de exclusión social con unos cursos de formación en tapicería. Se trata de jóvenes de entre 16 y 29 años de edad, inscritos en el Sistema de Garantía Juvenil, con carencia de recursos económicos y con escasa formación básica o especializada. Ya hemos hablado con un gran número de empresas del sector de la localidad y al menos 20 de ellas ya han confirmado que admitirán a los chicos para que puedan hacer las prácticas”. El director de Cáritas explica que “estos jóvenes están sintiéndose útiles, percibiendo que la sociedad no les margina, lo que para ellos es una inyección de moral muy importante”. Este programa ha sido posible gracias a los 81.000 euros aportados por la Unión Europea y el Gobierno regional y a la cesión de las aulas por parte del Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Política Social”.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

2 Comentarios

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses