El cernícalo primilla se queda sin tejas para anidar

0
1.898 views
cernicalo primilla

El cernícalo primilla, el más pequeño de nuestros halcones fue, hasta mediados del pasado siglo, un habitante frecuente de torres, cortijos, casonas, palacios y castillos situados en regiones dedicadas a la agricultura y la ganadería extensivas, en las que podía encontrar abundantes invertebrados con los que alimentarse.

Las transformaciones sufridas por el campo español en las últimas décadas mermaron su hábitat y ocasionaron un acusado declive, aunque en los últimos años la situación de la especie parece haberse estabilizado tras verse favorecida por numerosas iniciativas y planes de conservación.

Hace un par de semanas, algunos miembros de ANIDA tuvieron ocasión de acompañar en su visita a la ZEPA “Estepas de Yecla” a Mónica Rubio, periodista y bióloga, responsable del blog elclickverde.com.



 

El objetivo era la grabación de un pequeño videorreportaje sobre el cernícalo primilla en nuestra zona, con especial hincapié en la precaria situación a la que se enfrentan sus poblaciones por el deterioro y modificación de los tejados donde establecen sus nidos.

 Se indican asimismo algunas actuaciones que se han acometido para solventar esta situación, merced a la colaboración de agricultores y propietarios de edificaciones rurales. Se trata de un caso más de conjugación de intereses entre la agricultura tradicional y la conservación del medio natural, “que nos gustaría fuera la pauta a seguir de cara al futuro, con una mayor implicación de las administraciones competentes”, explican desde ANIDA.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí