.
🌰 sábado 03 diciembre 2022

¿Cuánto aportan los casinos españoles online al mercado europeo?

En España, el mercado de las casas de apuestas y los casinos online goza de un buen estado de salud, tal y como reflejan los estudios que comparan el sector nacional con el europeo. Esta situación está atrayendo la inversión extranjera, por lo que siguen apareciendo diferentes operadores online que buscan garantizar un servicio adaptado al consumidor. Hace unos años habría sido difícil predecir que esta tendencia iba a permear con tal facilidad en la sociedad española, pero los datos lo demuestran.

También las instituciones se muestran optimistas con la marcha de este sector. Eso sí, abogan por regularlo para hacerlo seguro y mandan un mensaje muy claro a la ciudadanía: si vas a jugar en casinos españoles online, asegúrate de que figure entre los operadores con licencia porque solo esos casinos son fiables.

Una mirada en datos al sector en Europa

Actualmente, hablamos de un sector que en todo el mundo vale unos 66 mil millones de dólares. Una cifra que supera al producto interior bruto de países como Uruguay. Visto en perspectiva, los gurús del sector aspiran a llegar a la cifra de 87 mil millones de facturación para el 2024. Sin duda, están revolucionando la industria y consiguiendo atraer a usuarios de espectros y edades muy diversas. Este ascenso de los casinos en internet coincide con un hecho muy particular: la decadencia de los casinos físicos.

De este modo, se observa en el mercado europeo una pérdida de interés de los consumidores por acudir a los antaño elegantes casinos físicos. El proceso de participación en los casinos online y las apuestas corresponde a lo que se denomina «procesos de gamificación». La sociedad europea contemporánea, y la española, ha padecido ya la penetración a diferentes niveles de la industria del videojuego. Sus códigos y formas visuales forman parte ya de la cultura de varias generaciones.

Esta teoría argumenta que las personas se ven más atraídas por las apuestas en internet porque utilizan, en muchos casos, formas de diseño y comunicación similares a los videojuegos. Esta mezcla de entretenimiento y azar ha conseguido aportar grandes beneficios a las principales referencias del sector a nivel europeo.

La realidad es que este hecho podría haber ayudado a hacer un producto interesante e intuitivo. Otro aspecto esencial es el auge de los dispositivos móviles, que permiten a los usuarios jugar a juegos de azar con apuestas reales o ficticias allá donde van. Del mismo modo que juegan en apps, también rellenan el tiempo con actividades que les pueden permitir, incluso, ganar dinero.

Algunos de los operadores más importantes a nivel europeo tienen, además, aplicaciones exclusivas que garantizan la jugabilidad de los usuarios y una experiencia personalizada. Saber utilizar el diseño de aplicaciones y el marketing han sido las claves del sector a nivel europeo. Para ello, es importante tener en cuenta que la legislación en el viejo continente es diferente a la que tiene lugar en los Estados Unidos.

¿Qué relevancia tiene España en este mercado europeo?

En España el sector facturó en 2020 una cifra récord de 850 millones de euros. Es importante no solo tener en cuenta el contexto económico en el que sucedió esta subida, sino que estuvo lastrada por el descenso de la actividad deportiva, muy relacionada con las apuestas. Estos datos reflejan una solidez notable que hace que cada vez más operadores europeos se planteen entrar en el mercado español. Este año estamos aún a la espera de los datos oficiales de final del año, pero hay indicios de que el sector confirmará la tendencia al alza.

En nuestro país, hablamos de una industria que se apoya mucho en otros sectores, como el entretenimiento o el deporte. En su función de patrocinador y con su inversión publicitaria, el negocio de los casinos online redistribuye en muchos casos sus ganancias hacia competiciones deportivas físicas y de esports que patrocinan. En total, el sector representa un 2,5% del PIB, una cifra nada desdeñable para una industria que está en crecimiento y que apenas cuenta con una década de expansión seria. Sin embargo, es un sector que aún necesita tiempo para normalizarse, ya que las opiniones sobre él son diversas.

¿Y respecto a Europa?

En Europa hay algunos países con gran tradición en este sentido, como Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. España se encuentra en el quinto puesto de esta lista de mercados consolidados. En general, la imagen que se tiene es la de que el mercado europeo es el mayor del mundo en este sector.

La expansión en cada uno de estos estados depende en gran medida de la legislación vigente en cada caso. Es importante recordar esto, ya que nos encontramos en un periodo de cambios por todo el continente, en lo que respecta a páginas, usuarios y publicidad. Sin duda, los casinos online tienen mucho que decir en este debate, debido a su volumen de ingresos.

En España, el mercado de las casas de apuestas y los casinos online goza de un buen estado de salud, tal y como reflejan los estudios que comparan el sector nacional con el europeo. Esta situación está atrayendo la inversión extranjera, por lo que siguen apareciendo diferentes operadores online que buscan garantizar un servicio adaptado al consumidor. Hace unos años habría sido difícil predecir que esta tendencia iba a permear con tal facilidad en la sociedad española, pero los datos lo demuestran.

También las instituciones se muestran optimistas con la marcha de este sector. Eso sí, abogan por regularlo para hacerlo seguro y mandan un mensaje muy claro a la ciudadanía: si vas a jugar en casinos españoles online, asegúrate de que figure entre los operadores con licencia porque solo esos casinos son fiables.

Una mirada en datos al sector en Europa

Actualmente, hablamos de un sector que en todo el mundo vale unos 66 mil millones de dólares. Una cifra que supera al producto interior bruto de países como Uruguay. Visto en perspectiva, los gurús del sector aspiran a llegar a la cifra de 87 mil millones de facturación para el 2024. Sin duda, están revolucionando la industria y consiguiendo atraer a usuarios de espectros y edades muy diversas. Este ascenso de los casinos en internet coincide con un hecho muy particular: la decadencia de los casinos físicos.

De este modo, se observa en el mercado europeo una pérdida de interés de los consumidores por acudir a los antaño elegantes casinos físicos. El proceso de participación en los casinos online y las apuestas corresponde a lo que se denomina «procesos de gamificación». La sociedad europea contemporánea, y la española, ha padecido ya la penetración a diferentes niveles de la industria del videojuego. Sus códigos y formas visuales forman parte ya de la cultura de varias generaciones.

Esta teoría argumenta que las personas se ven más atraídas por las apuestas en internet porque utilizan, en muchos casos, formas de diseño y comunicación similares a los videojuegos. Esta mezcla de entretenimiento y azar ha conseguido aportar grandes beneficios a las principales referencias del sector a nivel europeo.

La realidad es que este hecho podría haber ayudado a hacer un producto interesante e intuitivo. Otro aspecto esencial es el auge de los dispositivos móviles, que permiten a los usuarios jugar a juegos de azar con apuestas reales o ficticias allá donde van. Del mismo modo que juegan en apps, también rellenan el tiempo con actividades que les pueden permitir, incluso, ganar dinero.

Algunos de los operadores más importantes a nivel europeo tienen, además, aplicaciones exclusivas que garantizan la jugabilidad de los usuarios y una experiencia personalizada. Saber utilizar el diseño de aplicaciones y el marketing han sido las claves del sector a nivel europeo. Para ello, es importante tener en cuenta que la legislación en el viejo continente es diferente a la que tiene lugar en los Estados Unidos.

¿Qué relevancia tiene España en este mercado europeo?

En España el sector facturó en 2020 una cifra récord de 850 millones de euros. Es importante no solo tener en cuenta el contexto económico en el que sucedió esta subida, sino que estuvo lastrada por el descenso de la actividad deportiva, muy relacionada con las apuestas. Estos datos reflejan una solidez notable que hace que cada vez más operadores europeos se planteen entrar en el mercado español. Este año estamos aún a la espera de los datos oficiales de final del año, pero hay indicios de que el sector confirmará la tendencia al alza.

En nuestro país, hablamos de una industria que se apoya mucho en otros sectores, como el entretenimiento o el deporte. En su función de patrocinador y con su inversión publicitaria, el negocio de los casinos online redistribuye en muchos casos sus ganancias hacia competiciones deportivas físicas y de esports que patrocinan. En total, el sector representa un 2,5% del PIB, una cifra nada desdeñable para una industria que está en crecimiento y que apenas cuenta con una década de expansión seria. Sin embargo, es un sector que aún necesita tiempo para normalizarse, ya que las opiniones sobre él son diversas.

¿Y respecto a Europa?

En Europa hay algunos países con gran tradición en este sentido, como Francia, Reino Unido, Alemania e Italia. España se encuentra en el quinto puesto de esta lista de mercados consolidados. En general, la imagen que se tiene es la de que el mercado europeo es el mayor del mundo en este sector.

La expansión en cada uno de estos estados depende en gran medida de la legislación vigente en cada caso. Es importante recordar esto, ya que nos encontramos en un periodo de cambios por todo el continente, en lo que respecta a páginas, usuarios y publicidad. Sin duda, los casinos online tienen mucho que decir en este debate, debido a su volumen de ingresos.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Sondeo de OPINIÓN
ÚLTIMO

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses