Los agricultores piden batidas para limitar el aumento de especies cinegéticas

4
animales salvajes cinegéticas

Antes del Coronavirus ya era un problema que se ha agravado con la ausencia del hombre en el campo. Los animales están reconquistando espacios naturales y provocando daños en la agricultura y la ganadería del norte de la Región. La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha pedido al Ministerio de Agricultura y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia que se declare urgentemente zona de emergencia cinegética a la comarca del Altiplano.

“Hay una indignación e impotencia de los titulares de las explotaciones agrícolas y ganaderas por los tremendos daños de índole económico, sanitario y medioambiental provocados por las especies cinegéticas como el conejo y el jabalí”, explica el Presidente de Coag en el Altiplano, Pedro García.

Junto a los conejos y jabalíes, hay que sumarle la presencia en zonas de plantación de la cabra montés, ciervos, corzos, el gamo común o el muflón que provocan daños en plantaciones de todo tipo, en especial frutales, almendros y vides, quedando muy afectadas las plantaciones nuevas en las que, tras los daños provocados, las plantas acaban perdiéndose.

Los agricultores explican que hay rebaños de estos animales en grupos de 20 a 30 ejemplares, y entre ellos la mayoría son machos, ya que en los últimos años se han desregulado de manera muy importante.

animales salvajes cinegéticasPor otro lado, también advierten de la alarma sanitaria derivada del incremento descontrolado de garrapatas en la fauna salvaje, siendo ésta el reservorio de la gran mayoría de las enfermedades de carácter zoonótico. Se trata de la brucelosis, tuberculosis, sarna o la parvovirosis. Son algunos ejemplos de enfermedades de animales salvajes que son peligrosas tanto para las personas, sus animales domésticos, y la ganadería, al no estar controlados, y es un problema que en España y en la Región empiezan a preocupar seriamente. Concretamente, en el caso de los municipios de Jumilla y Yecla “creemos que el problema se nos ha ido de las manos”, aseguran desde COAG.

 

La caza de especies cinegéticas

Los ayuntamientos de Yecla y de Jumilla han recibido sendas cartas en las que piden el respaldo de las instituciones para reclamar a las administraciones regional y estatal una solución. La principal, es que las sociedades de cazadores de cada zona puedan retomar su actividad para acabar con parte de los ejemplares de las especies que no han sido recogidas aún por el ministerio de Agricultura. Piden que se desarrolle batidas, de manera inmediata, “como actividad esencial y urgente para frenar el daño de los cultivos que se están sufriendo, así como los riesgos de enfermedades para la ganadería y las personas”, aseguran desde COAG.

Este control de especies cinegéticas y la declaración de Comarcas de Emergencia Cinegética temporal, se vienen articulando por parte de la Dirección General del Medio Natural. Hace unos meses se publicó otra vez la resolución por daños y la ampliación de la Emergencia Cinegética temporal, pero con motivo del Estado de Alarma provocado por el COVID-19 se produjo un parón circunstancial.

La situación de Estado de Alarma, ha provocado la ausencia de control de dichas especies cinegéticas. En Murcia sólo se han autorizado hasta el momento batidas extraordinarias en 10 municipios aunque en la actualidad solo cuatro de ellos lo tienen activado, según los datos facilitados por el sindicato agrario.


 

4 COMENTARIOS

  1. Por si no teníamos bastante con el coronavirus ahora nos toca luchar contra la invasión y rebelión de la madre naturaleza, a través de las especies cinegéticas y otros combatientes del eje oscuro.
    Se ha podido saber por diversas fuentes de espionaje que estas especies se han reforzado con mercenarios de otras nacionalidades, reduciendo su periodo de gestación y multiplicando por 20 sus unidades y mandos, con un armamento nuevo y desconocido, las garrapatas. MANDA GUE…OS.
    Estamos 45 días en alerta, en periodo de cría y parece el exterminio.

  2. Ya han quitado al rebeco de su lista de animales dañinos? Se han dado ya cuenta de que los más cercanos viven en los Pirineos? Otro ridículo de la COAG, esta vez en connivencia con los cazadores. La comunidad autónoma tiene ya un protocolo estipulado para los daños a plantaciones. Va un técnico de la Consejería o un agente medioambiental, hace un estudio de daños y en función de eso autoriza o no de forma selectiva y localizada las medidas cinegéticas que sean necesarias. Está todo inventado, pero aquí lo que se pretende es esquilmar.

  3. ¿Emergencia cinegética? Me parece increíble lo poco que aprendemos…
    La excusa de la caza siempre es la misma y sin embargo sigue habiendo granjas cinegéticas, permisos de caza de depredadores (sí, se cazan lobos, zorros, se envenenan…) en todo el país. Es una vergüenza. Primero vamos a respetar los ecosistemas, los depredadores naturales y después, si es necesario, la caza. Pero al revés no.

  4. Mira que bien, ademas de los macrocultivos llenos de plástico, las canteras, los acuíferos al limite, … vamos a tener gente disparando a animales por nuestros montes a diestro y siniestro. Estupendo, acribillemos a los animales por vivir en la naturaleza. Y los terratenientes que sigan explotando nuestros recursos, que de eso no van a dar parte a nadie.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí