.
🌰 viernes 02 diciembre 2022

Antonia Muñoz

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Aunque los días fríos invitan a quedarse en casa, tenía ganas de tomar un café con mi amiga Antonia Muñoz, que recientemente se ha jubilado después de 37 años de maestra en la Escuela de Adultos.

Hasta hace algunas décadas, la gente mayor de estas tierras se había criado en el campo. Muchas personas no sabían leer ni escribir, y fueron regresando e incorporándose al pueblo, ante el auge que tomaba la industria.

La ilusión por aprender las “cuatro letras” y las cuatros reglas, así como la vocación por enseñar de aquellos maestros, no tenía parangón.

Antonia Muñoz dice que le gusta el nombre de Escuela de Adultos, más que Centro de Educación de Adultos; ambos coincidimos. Desde aquella época el perfil de la escuela ha cambiado. Al principio, eran muchas las personas que provenían del ámbito rural; personas que por razones de la naturaleza cada vez van quedando menos. Para impulsar aquella escuela que en sus comienzos y proyecto cultural era Alfabetización, Certificado y Graduado Escolar, iban por las casas ofreciendo la posibilidad de aprender. Hoy en día se abre el plazo de matrícula y hay listas de espera.

Como Antonia habla mucho, sabía yo que me contaría muchas cosas; treinta y siete años darían para varios folios, tendría que haberme provisto de una grabadora, ya me lo advirtió mi mujer.

Me cuenta que las aulas o lugares en estas tres largas décadas han sido muchos y diversos. Empezando por el domicilio de Mari Luz Puche, una maestra de raza, a la cual, todo el mundo quería y llevaba en bandeja, por su espíritu, ternura y vocación por la enseñanza, a la que la Escuela de Adultos, viene dedicando un concurso de cuentos que lleva su nombre.

En aquel tiempo, sobre todo a la zona de Herratillas, dieron vida dos cosas, la apertura del puente o muro de la calle Lepanto y la implantación de la escuela, que también se impartía en la guardería de Ramblizo.

Con la excusa del ganchillo…

Para atraer a las mujeres, porque a lo primero les daba vergüenza, las motivaban diciéndoles que además de las tareas de aprendizaje, realizarían labores de punto de media, punto de cruz o bolillos. Con mucho cariño se emociona, de cómo consiguieron que las alumnas llevaran los libros y el material sin sonrojo alguno, tarea impensable al principio, cuando en los bolsos asomaban a propósito las agujas de tejer, por el que dirían al cruzarse con alguien por la calle.

Ahora las necesidades lógicamente son otras, después de haber dado cantidad de tumbos por colegios y salas culturales: La Paz, Giner de los Ríos, Herratillas, San José de Calasanz, Alfonso X el Sabio, San Nicolás, la Casa Municipal de Cultura y en la sede de la Asociación de Vecinos la Unidad.

Durante varios años tenía 3 cursos cada tarde y cada uno en un lugar: alfabetización, graduado -en la parte científica- y la preparación para la FP libre; que era lo normal para atender a estos grupos, y fue entonces cuando tuvo que sacarse el carné de conducir, porque entre los puntos lejanos quería llegar a tiempo a cada sitio.

Me dice que estaban tan escasos de “bienes” que como no disponían de fotocopiadora, iban al ayuntamiento donde entonces estaba la policía municipal, y un agente les fotocopiaba los temarios y los apuntes para repartir entre los alumnos.

Tiempo después allá por el año 91/92 les concedieron un aula en la Torre del Reloj; precisamente de ahí viene el nombre de su Boletín, “El Reloj”.

Me apunta que en su día prepararon un cuaderno de trabajo para neolectores, titulado “Las historias de Josefa”, con Antonio Conesa, Emilio Górriz, Mari Carmen Pérez, Antonia Polo, Basi Alonso, Marí Luz y ella. El cuaderno fue publicado por la Consejería de Educación, y contaba con una guía didáctica, ya que muchas palabras son yeclanismos y los compañeros de otros centros lo agradecieron por el conocimiento del “habla yeclana”.

Antonia Muñoz me recalca que tuvo la inmensa suerte de formar parte del primer equipo que fundó la Escuela de Adultos. Ahora que el CEA está súper asentado después de su paso por la calle Esteban Díaz, tiene sede propia dispuesta por la Consejería compartiendo el Edificio del Instituto Felipe VI; y hasta son Erasmus. Barriendo para casa, afirma con orgullo que la Escuela de Adultos de Yecla, habiéndose adaptado a los nuevos tiempos, es la mejor de toda la Región de Murcia.

Muchos años, mucha variedad de cursos: alfabetización, certificados, carnets de conducir, FP, sociosanitarios, informática y de español para extranjeros, donde conoció a Mehdi, que se convirtió en un buen escritor, además de en su marido.

Tantos y tantos recuerdos, un número casi incalculable de alumnos y un buen puñado de situaciones, historias y anécdotas, obviamente no se acuerda de todas, pero sí de todos.

En una abundante trayectoria, este es mi pequeño reconocimiento a los equipos humanos de la docencia, en especial a mi amiga Antonia, ligada a la educación toda la vida. Su enseñanza perdura en el tiempo y en generaciones de quienes fueron sus aprendices y que con enorme cariño la saludan. Conservando la mirada viva y la ilusión del primer día hacia las necesidades de sus antiguos alumnos, ahora para la enseñanza de siempre, aprendizaje de otras materias o mejora de la formación, allí acuden sus hijos y nietos.


Blog de José Antonio Orteg

José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Aunque los días fríos invitan a quedarse en casa, tenía ganas de tomar un café con mi amiga Antonia Muñoz, que recientemente se ha jubilado después de 37 años de maestra en la Escuela de Adultos.

Hasta hace algunas décadas, la gente mayor de estas tierras se había criado en el campo. Muchas personas no sabían leer ni escribir, y fueron regresando e incorporándose al pueblo, ante el auge que tomaba la industria.

La ilusión por aprender las “cuatro letras” y las cuatros reglas, así como la vocación por enseñar de aquellos maestros, no tenía parangón.

Antonia Muñoz dice que le gusta el nombre de Escuela de Adultos, más que Centro de Educación de Adultos; ambos coincidimos. Desde aquella época el perfil de la escuela ha cambiado. Al principio, eran muchas las personas que provenían del ámbito rural; personas que por razones de la naturaleza cada vez van quedando menos. Para impulsar aquella escuela que en sus comienzos y proyecto cultural era Alfabetización, Certificado y Graduado Escolar, iban por las casas ofreciendo la posibilidad de aprender. Hoy en día se abre el plazo de matrícula y hay listas de espera.

Como Antonia habla mucho, sabía yo que me contaría muchas cosas; treinta y siete años darían para varios folios, tendría que haberme provisto de una grabadora, ya me lo advirtió mi mujer.

Me cuenta que las aulas o lugares en estas tres largas décadas han sido muchos y diversos. Empezando por el domicilio de Mari Luz Puche, una maestra de raza, a la cual, todo el mundo quería y llevaba en bandeja, por su espíritu, ternura y vocación por la enseñanza, a la que la Escuela de Adultos, viene dedicando un concurso de cuentos que lleva su nombre.

En aquel tiempo, sobre todo a la zona de Herratillas, dieron vida dos cosas, la apertura del puente o muro de la calle Lepanto y la implantación de la escuela, que también se impartía en la guardería de Ramblizo.

Con la excusa del ganchillo…

Para atraer a las mujeres, porque a lo primero les daba vergüenza, las motivaban diciéndoles que además de las tareas de aprendizaje, realizarían labores de punto de media, punto de cruz o bolillos. Con mucho cariño se emociona, de cómo consiguieron que las alumnas llevaran los libros y el material sin sonrojo alguno, tarea impensable al principio, cuando en los bolsos asomaban a propósito las agujas de tejer, por el que dirían al cruzarse con alguien por la calle.

Ahora las necesidades lógicamente son otras, después de haber dado cantidad de tumbos por colegios y salas culturales: La Paz, Giner de los Ríos, Herratillas, San José de Calasanz, Alfonso X el Sabio, San Nicolás, la Casa Municipal de Cultura y en la sede de la Asociación de Vecinos la Unidad.

Durante varios años tenía 3 cursos cada tarde y cada uno en un lugar: alfabetización, graduado -en la parte científica- y la preparación para la FP libre; que era lo normal para atender a estos grupos, y fue entonces cuando tuvo que sacarse el carné de conducir, porque entre los puntos lejanos quería llegar a tiempo a cada sitio.

Me dice que estaban tan escasos de “bienes” que como no disponían de fotocopiadora, iban al ayuntamiento donde entonces estaba la policía municipal, y un agente les fotocopiaba los temarios y los apuntes para repartir entre los alumnos.

Tiempo después allá por el año 91/92 les concedieron un aula en la Torre del Reloj; precisamente de ahí viene el nombre de su Boletín, “El Reloj”.

Me apunta que en su día prepararon un cuaderno de trabajo para neolectores, titulado “Las historias de Josefa”, con Antonio Conesa, Emilio Górriz, Mari Carmen Pérez, Antonia Polo, Basi Alonso, Marí Luz y ella. El cuaderno fue publicado por la Consejería de Educación, y contaba con una guía didáctica, ya que muchas palabras son yeclanismos y los compañeros de otros centros lo agradecieron por el conocimiento del “habla yeclana”.

Antonia Muñoz me recalca que tuvo la inmensa suerte de formar parte del primer equipo que fundó la Escuela de Adultos. Ahora que el CEA está súper asentado después de su paso por la calle Esteban Díaz, tiene sede propia dispuesta por la Consejería compartiendo el Edificio del Instituto Felipe VI; y hasta son Erasmus. Barriendo para casa, afirma con orgullo que la Escuela de Adultos de Yecla, habiéndose adaptado a los nuevos tiempos, es la mejor de toda la Región de Murcia.

Muchos años, mucha variedad de cursos: alfabetización, certificados, carnets de conducir, FP, sociosanitarios, informática y de español para extranjeros, donde conoció a Mehdi, que se convirtió en un buen escritor, además de en su marido.

Tantos y tantos recuerdos, un número casi incalculable de alumnos y un buen puñado de situaciones, historias y anécdotas, obviamente no se acuerda de todas, pero sí de todos.

En una abundante trayectoria, este es mi pequeño reconocimiento a los equipos humanos de la docencia, en especial a mi amiga Antonia, ligada a la educación toda la vida. Su enseñanza perdura en el tiempo y en generaciones de quienes fueron sus aprendices y que con enorme cariño la saludan. Conservando la mirada viva y la ilusión del primer día hacia las necesidades de sus antiguos alumnos, ahora para la enseñanza de siempre, aprendizaje de otras materias o mejora de la formación, allí acuden sus hijos y nietos.


Blog de José Antonio Orteg

José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

2 Comentarios

  1. Pienso que ayudar a los demás aunque forme parte de la profesión es haber tenido suerte.
    Es gratificante, si se ejerce durante muchos años, recuerdas anécdotas, a gentes que les ayudaste, ves que le ha servido para desarrollarse…y todo eso. Si el trabajo es en materia de enseñanza todavía más recompensa. Y todo esto durante 37 años, ahí es nada.
    Es la otra cara de esa sociedad más individualista.
    Lo que dice el otro opinante, buena gente, gracias, reconocemos tu labor y a disfrutar de la merecida jubilación.

José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Sondeo de OPINIÓN
ÚLTIMO

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses