Aprende a tocar la guitarra en un día

0
aprender guitarra

El sueño de hacer sonar las seis cuerdas de una guitarra está al alcance de quien sea un apasionado de este arte y persista a la hora conseguir dominar este instrumento.

Cada vez son más las personas que quieren conseguir el sueño de extraer del cuerpo y del mástil de este instrumento las notas musicales más bellas.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que necesitas adquirir una guitarra. Las hay de diferentes tipos, tamaños y hechas de diversos materiales como explican en seiscuerdas. Pongamos como base una de estilo clásico o española para comenzar la formación. Nueva o de segunda mano, en el mercado hay muchas posibilidades al alcalde de todos los bolsillos. Por ejemplo, una ideal para los principiantes pueden ser las construidas en madera contrachapada que puedes encontrar por unos 50 euros en el mercado.

Si buscan instrumentos de segunda mano, todavía más barato. Y si un amigo te presta una durante unos meses para que aprendas y además confirmes que te entusiasma el mundo de la guitarra, mejor que mejor.

A partir de ahí el siguiente paso es la formación. Hay personas que han conseguido aprender a tocar este maravilloso instrumento de oído. Pero si no eres un virtuoso y sí un apasionado vas a necesitar formación para aprender.

Hoy en días las nuevas tecnologías han abierto el abanico de posibilidades a la hora de conseguir el aprendizaje. Podemos decir que hay varios caminos para formarte, entre ellos destacamos las clases particulares con un experto (caras y más complicadas de conseguir), la academia presencial (más viable en lo económico y seguro que en tu ciudad hay varias), una escuela de música (la formación reglada es más exigente en nivel y tiempo), el curso no presencial de pago (buen precio y a tu ritmo), los cursos gratuitos por internet (hay de todo pero cuidado donde te metes) y hasta las aplicaciones para el móvil destinadas a enseñarte a tocar la guitarra (las famosas APP´s que van en tu móvil).

Ten cuidado con un aspecto que puede hacer perder la ilusión con la que llegas a este punto. Lo gratuito no suele ser un camino fácil y puede que tires la toalla antes de tiempo.

Si puedes y quieres, lo más recomendable es una academia presencial donde un conocedor de la materia te lleve de la mano y así puedas tener unas pautas iniciales claras.

Es evidente que lo mejor es una formación reglada donde aprender a tocar el instrumento pero a lo mejor el solfeo no es lo tuyo y eso se te hace cuesta arriba.

Si no tienes ni tiempo ni dinero, pero más ilusión que un niño en el día de los Reyes Magos, además de buscarte una guitarra mira en foros de internet sobre los cursos online que hay de manera gratuita. Los que ya han pasado por la etapa inicial seguro que te dan alguna pista válida.

No olvides echar un vistazo a los tutoriales que hay en canales como youtube. Algunos están realmente currados y te pueden aportar mucho.

Una vez que vayas cogiendo formación, soltura y sigas con ánimo de saber más, te llegará el momento de buscar el nivel que soñaste y decidirte por la gran variedad de guitarras existentes. La primera elección que se te plantea es entre la guitarra acústica o la eléctrica. A partir de ahí, se te abren más opciones pero como ya en este momento no serás un novato seguro que vas a eligiendo con bastante criterio.

Y además, ¿por qué solo una guitarra o un solo estilo de guitarra? Lo bueno del mundo que te apasiona es que vas a poder ir evolucionando y descubriendo nuevas guitarras según vayas caminando en tu pasión, la guitarra.