lunes 06 diciembre 2021

La obsesión por las básculas en los adolescentes

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Los estándares de belleza han existido desde el inicio de la humanidad, pues cada época ha tenido sus aspectos físicos “estéticos” particulares. Uno que parece repetir ciclo es el tema del peso, pues en ningún período de tiempo, nadie ha estado satisfecho con su corporalidad. De hecho, en la actualidad, la obsesión por las básculas en los adolescentes se hace cada vez más notoria.

Básculas en los adolescentes y las Redes Sociales

En los últimos años, con el increíble incremento de la tecnología, las redes sociales se han vuelto uno de los factores principales en contribuir a la representación de estándares de perfección. Los que se encuentran más envueltos en este mundo son los adolescentes, que de una u otra manera, se vuelven muy influenciables.

bascula adolescentes

Los adolescentes proyectan su corporalidad con lo que ven en las redes, que en gran parte suele ser todo falso, pues nadie la vida perfecta, ni el cuerpo perfecto. De hecho, se conocen un sinfín de celebridades que retocan sus fotos para verse lo “más estéticas posibles” para la sociedad, cuando en vez de estar dando un buen ejemplo, crean más inseguridades y bajan la autoestima de sus seguidores.

Según la psicóloga Teresa Rodríguez, un adolescente está expuesto a 100 imágenes retocadas al día, lo que les crea una especie de máscara. Haciendo que, quieran someterse a cirugías estéticas y a bajar rápidamente de peso, para tener la figura “socialmente perfecta”.

Trastornos psicológicos que puede ser causado por la obsesión por las básculas en los adolescentes

A raíz de esto y de otros factores, de los cuales hablaremos más adelante, se pueden generar trastornos psicológicos que pueden afectar de manera muy grave a los adolescentes, tales como son:

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa se caracteriza por el sufrimiento de hambre y desnutrición. Quien padece este trastorno, evitará a toda costa comer para no subir de peso. Dentro de algunos de sus criterios diagnósticos, se encuentran los siguientes:

  • Restricción de la ingesta de alimentos según sus requerimientos.
  • Peso corporal bajo para su edad, altura y sexo.
  • Miedo intenso a subir de peso.
  • Mala percepción de su peso y forma.

A partir de esto, la anorexia nerviosa se puede dividir en subtipos: Restrictivo y, atracones y purgas. Sobre estos, te hablaremos con mayor detalle a continuación:

Anorexia nerviosa tipo restrictivo

Se trata de un período reciente de 3 meses, en donde la persona no ha ingerido diuréticos/laxantes ni ha tenido vómitos inducidos. Aquí, la pérdida de peso se da a partir de dietas, ejercicios excesivos, ayunos, así como otros métodos.

Anorexia nerviosa tipo de atracones y purgas

Por su parte, este es un período reciente de 3 meses en donde la persona ha ingerido diuréticos/laxantes y donde también ha tenido episodios de vómitos inducidos. Además de esto, puede haber restricciones totales de alimentos, entre otros factores que empeoren el trastorno.

Bulimia nerviosa

La bulimia nerviosa está caracterizada por atracones de comida seguidos por acciones compensatorias inadecuadas que previene el aumento de peso. Dentro de sus criterios diagnósticos, suelen encontrarse los siguientes:

  • Mala autopercepción de la corporalidad.
  • Episodios de 2 horas de atracones de una gran cantidad de comida (es decir, mayor a lo que comería una persona en condiciones normales).
  • Sensación de no poder dejar de comer cuando se dan los atracones.
  • Comportamientos compensatorios para prevenir el aumento de peso, tales como el vómito autoinducido, ingesta de laxantes, ayuno, ejercicio excesivo hasta vomitar, entre otros.

Cabe destacar que, la bulimia nerviosa tiene varios grados de severidad: Leve, moderada, severa y extrema. Encontrándose estas, clasificadas de la siguiente manera:

  • Bulimia nerviosa leve: De 1 a 3 episodios por semana de acciones compensatorias.
  • Bulimia nerviosa moderada: De 4 a 7 episodios por semana de acciones compensatorias.
  • Bulimia nerviosa severa: De 8 a 13 episodios por semana de acciones compensatorias.
  • Bulimia nerviosa extrema: De 14 o más episodios por semana de acciones compensatorias.

Además, este trastorno alimenticio no ocurre necesariamente durante los episodios de crisis de anorexia nerviosa.

Trastorno dismórfico corporal

Por su parte, las personas que padecen de este trastorno, no dejan de pensar en todos los defectos que pueden ser percibidos en el exterior debido a su apariencia física. Entre la sintomatología más común de este tipo de trastorno, podemos encontrar lo siguiente:

  • Preocupación excesiva por la autopercepción de un defecto que en el exterior no es percibido.
  • Creencia intensa de tener características físicas, que vuelven a la persona fea.
  • Fuerte creencia de que las demás personas se burlan de la apariencia física personal.
  • Comportamiento para ocultar u arreglar los defectos.

Asimismo, las personas que padecen de este trastorno, suelen comparar mucho su apariencia con los demás. Siendo generalmente muy perfeccionistas, y por lo general, suelen someterse a numerosos procedimientos cosméticos, evitando en la medida de lo posible, los entornos sociales.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses