Bodegas La Purísima conquista al mercado mundial con ocho galardones en 2018

0
386 views
bodegas la prusima mundial

Algunos de los vinos más representativos de Bodegas La Purísima han conseguido ocho de los más relevantes galardones internacionales del sector. En lo que va de 2018, el trabajo de la bodega yeclana ha recibido halagos en estos encuentros de prestigio, lo que ha supuesto “un impulso global a la razón de ser de Bodegas La Purísima: la elaboración de vinos fáciles de entender, con personalidad, carácter y tipicidad”, comentan desde la empresa vitivinícola.

Este recorrido de premios arrancó en el concurso Bacchus 2018.  Madrid se erigió como la capital mundial del vino el pasado marzo, recibiendo a periodistas especializados, experimentados sumilleres, enólogos… Expertos que otorgaron la medalla de plata a La Purísima Premium 2014, un puesto que le convierte en referente vinícola.

La bodegas de Yecla también conquistó a las mujeres japonesas en el Sakura Japan Women’s Wine Awards 2018, uno de los encuentros nipones del mundo del vino más laureados. Su jurado, formado en su totalidad por mujeres, destacó al afrutado, elegante y aterciopelado del vino La Purísima Monastrell 2017, con el oro.

Pero no fue el único vino que triunfó en el evento. El tinto Old Hands Roble 2016 y el carnoso, largo y potente La Purisima Old Vines Expression 2014, con sendas medallas de plata, sobresalieron en una lista de miles de vinos procedentes de más de una treintena de países.

A estos cuatro reconocimientos debemos sumar otras dos platas. En este caso, las obtenidas en el Texsom International Wine Awards 2018, celebrado en Texas (Estados Unidos).  Old Vines Expression 2014 volvió a cosechar un resultado inmejorable. Mientras, los aromas dulzones y balsámicos del vino Iglesia Vieja Crianza 2015 se unieron a los halagos en este concurso de gran tradición y prestigio.

Ya en el mes de mayo, y sin salir de Estados Unidos, Bodegas La Purísima acaparó los flashes en el New York International Wine Competition. En este caso, fue La Purísima Monastrell 2017 la que repetía en los primeros puestos de un evento internacional importante, adjudicándose la medalla de oro.

Este premio “pone de manifiesto el potencial de nuestros vinos para gustar al consumidor estadounidense”.

Por último, la universalidad de la producción de Bodegas La Purísima se concretó en el Sélections Mondiales des Vins, en Canadá. La ciudad de Quebec vio coronarse a los aromas silvestres y las suaves notas de roble que posee el Consentido Monastrell barrica. Las uvas 100% Monastrell de los viñedos seleccionados durante más de un cuarto de siglo fueron merecedoras de un segundo puesto.

Esta privilegiada posición, como las anteriores, “es una recompensa al trabajo integral y a la labor de equipo. En Bodegas La Purísima trabajamos por internacionalizar el vino y llevar a Yecla más allá de nuestras fronteras”.  


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí