Formación en comercio exterior, una apuesta de futuro

0
299 visitas
barco exporataciones comercio exterior
Imagen de Free-Photos en Pixabay

Un mundo global necesita personal preparado y especializado en los mercados existentes debido a la cada vez mayor internacionalización de las empresas.

En estos días se habla mucho de las guerras comerciales, sobre todo la protagonizada por EEUU y China.  Unas guerras entre países que ya no serán de armas y sino que serán económicas y por eso cada vez más hay que tener a personal cualificado y preparado en comercio internacional que no tiene porqué ser universitario. Formación que pasa por una FP capacitada y actualizada constantemente.

Para lograrlo hay que preparar al alumno en materias como son la legislación de las organizaciones internacionales del comercio. También aspectos como los idiomas, la tecnología, las relaciones internacionales,  el derecho internacional o las normas del comercio. Son materias imprescindibles a la hora de ser un experto en este ámbito en constante evolución.

Hay que tener en cuenta que la formación de las nuevas generaciones de profesionales en el mundo del comercio internacional debe ser constante ya que estamos hablando en este ámbito hay una evolución de los acuerdos internacionales y de una constante evolución de las relaciones entre países. Todo eso afecta a los mercados y a cómo tienen que trabajar los profesionales de esta materia.

Merece la pena el esfuerzo en conseguir buena formación ya que estamos hablando de un mercado económico que cada vez es más global. Cada vez más las empresas están encontrando nuevas oportunidades a la hora de desarrollarse y por lo tanto requieren de profesionales formados en estos ámbitos económicos en expansión.

Bien es cierto que las grandes empresas ya cuentan con sus propios departamentos en los que emplean a numerosos profesionales cualificados en distintos ámbitos para esta parte importante de sus negocios. Se trata generalmente de estructuras bien organizadas, que cuenta con cualificados profesionales, que son parte fundamental del staff.

Sin embargo, cada vez con mayor incidencia están surgiendo iniciativas privadas destinadas a prestar servicios externos a pequeñas y medianas empresas que están creciendo en sus relaciones comerciales gracias al mundo de Internet que les permite comercializar sus productos a mercados fuera de la Unión Europea.

Son cada vez más las ofertas de empleo que surgen en este sentido. Desde las que nacen de los departamentos de esas grandes empresas hasta las que buscan el denominado autoempleo.

Una de las posibilidades que tiene el alumno que obtiene una buena formación en esta materia es trabajar asesorando a pequeñas y medianas empresas. Se trata de un servicio prestado como un autónomo que permite a las mercantiles solventarles muchos problemas y resolver dudas en materia de comercio exterior.

Esta posibilidad es muy conveniente para las empresas que no tienen la capacidad económica para mantener un departamento en exclusiva para sus trabajos fuera de las fronteras nacionales.

Por estas y otras razones, la formación en comercio exterior es de las más demandadas y con perspectivas de seguir creciendo en los próximos años ya que, pese a las políticas proteccionistas que están surgiendo en Estados Unidos, al mercado es muy complicado ponerle puertas.