La policía prepara un dispositivo especial para controlar las celebraciones en el puente de la Feria

4
controles policía

No hay celebraciones que valgan. Yecla se prepara para el tradicional puente festivo de la Feria de Septiembre que se desarrolla este fin de semana y el lunes, que está declarado como festivo local. Pero en la ciudad crece la preocupación porque las celebraciones denominadas de “las no fiestas” han sido las causantes de brotes de la Covid-19 en otras localidades donde se han reunido gran número de jóvenes. En Yecla se quiere evitar esto.

La Policía Local prepara un dispositivo especial de cara a los próximos días para tratar de impedir que se organicen cualquier tipo de fiestas, aunque especialmente en alguna de las más de 3.000 casas de campo que hay diseminadas en el término municipal.

El alcalde de la ciudad, Marcos Ortuño, ha anunciado el refuerzo de la vigilancia policial que va a consistir en la puesta en marcha de controles en zonas estratégicas de vías de comunicación que conectan el casco urbano con zonas de chalets. También se van a vigilar los locales que alquilan los jóvenes en el casco urbano y cualquier reunión que supere las seis personas que se permite en este momento.

Las medidas de distanciamiento, y en general las sanitarias, no están siendo cumplidas por todos ya que la policía sigue multando. Según los datos que ha facilitado el alcalde, los agentes de la Policía Local de Yecla han impuesto 218 denuncias desde que entrara en vigor la normativa regional el pasado 26 de agosto relacionada con el incumplimiento de las medidas para la lucha contra la pandemia. “Sabemos que este fin de semana coincide con lo que sería el inicio de nuestra Feria de Septiembre y por eso vamos a poner en marcha un dispositivo extraordinario para el cumplimiento de estas normas tanto en el casco urbano como en los campos. Tenemos que ser responsables porque la irresponsabilidad de unos pocos puede llevarnos a una situación crítica a todos”, aseguró el alcalde.

 

Controles sobre reuniones familiares y fiestas

Las casas de campo se han convertido en espacios discretos donde se multiplican los encuentros entre familiares y también se organizan fiestas ya que el ocio nocturno está clausurado.

Esas reuniones están en el punto de mira de las autoridades ya que no se suele cumplir la normativa sobre el número máximo de personas que pueden estar juntas. Ya el pasado fin de semana los agentes realizaron controles y multaron en tres casas de campo donde descubrieron que se estaban organizando fiestas, así como en bajos comerciales. Las multas son personales, a cada uno de los que incumplan 100 euros, más la multa que tendrá que asumir el organizador o propietario de la casa o local.

La proximidad a Jumilla, donde hay establecido un confinamiento a la población, y el incremento de los casos activos en Yecla hace que se estén extremando las medidas de vigilancia y control.


 

4 COMENTARIOS

  1. ¿Solo 218 denuncias?, pues poco está haciendo la Policia, solo tienen que dedicarse a patrullar las zonas por las que se mueven los no españoles, para ver como se incumplen todas las medidas poniendo en riesgo a la población local.

    • Los no españoles? Vas preguntando si están nacionalizados o no?
      No hagas como un tipo austriaco bajito con ridículo bigote que le quitó la nacionalidad alemana a todos los judíos aunque hubiesen nacido allí.
      !El racismo da asco!
      Ya tienes un pecado. «Amaos los unos a los otros como yo os he amado».

      La policía aplicará la ley a todos por igual. Eso pasa en los países desarrollados y avanzados como España.
      Con Donalds Trump no pasa. Por aquello de apalear a los negros.
      Mi deseo que el personal sea más responsable sin tener que ir detrás de ellos. Pero…la disciplina no es nuestro fuerte. Algunos decían: «dejarnos ser libres». Traducción, dejarnos hacer los que nos dé la gana. Sin mascarillas, saltándose las normas…
      No es menos cierto que hablamos de una minoría, que nos fastidia a todos.

  2. Hay cosas que no entiendo.
    Crean un decreto autonómico que regula la agrupación de personas en el ámbito privado y al mismo tiempo la policía legalmente no puede entrar dentro de un domicilio, casa de campo o propiedad privada con el fin de poder contar e identificar a las personas que se encuentran dentro.
    O les da autorización el morador de la vivienda o necesitan orden judicial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí