«El dogma ‘es solo una gripe’ caló muy profundo»

Desde el 18 de marzo está en casa pasando la enfermedad. No le han hecho el test, ni parece que haya intención de hacérselo, y ha aguantado aunque hubo momentos en los que confirma que quiso ir al hospital porque se ahogaba.

6
positivo en coronavirus dogma

Entrevistamos a un vecino de Yecla de unos 30 años de edad que está pasando el Coronavirus en su casa junto a su pareja. Nadie le ha hecho el test desde el día 18 de marzo cuando empezó a sentirse mal, pero sus síntomas son inequívocos de padecer el Covid-19.

Prefiere, por el momento, seguir en el anonimato para no perjudicar a nadie ni a su empresa. Es consciente de que la gente «huye» de los casos positivos aunque recuerda que «tarde o temprano todos lo pasaremos». 

¿Cómo se encuentra en este momento?

En estos momentos estoy al 90% recuperado. Salvo por el agotamiento de estar tantos días encerrado.

¿Cuánto tiempo lleva en su casa pasando la enfermedad?

Desde que comencé a notar los primeros síntomas (18 de marzo), hasta el momento de responder estas preguntas, 14 días.

¿Cuándo detectó que podía tener Coronavirus?

El primer síntoma que tuve fue un fuerte dolor de cabeza. Al principio lo achaqué a la presión a la que había estado sometido esos días, con el inicio del estado de alarma y la incertidumbre de la situación. Pero pasadas un par de horas, me tomé la temperatura y el resultado fue algo de febrícula. Eso fue el día 18 de marzo. Al día siguiente me desperté bien. Pero de nuevo, al caer la tarde, la temperatura volvió a subir unas décimas por encima de lo que se considera febrícula. En ese momento fue cuando me alarmé y consideré que podría estar infectado. Por lo que seguí los protocolos y llamé al número de información del coronavirus.

¿Cómo ha sido la evolución médica que ha tenido? ¿Es como nos dijeron, una gripe? 

Al principio me mostré escéptico. Como no soy persona de riesgo, sanitario o trabajador de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, no me han sometido al test. Pero me conozco bastante bien a mí mismo, y sé las veces que he estado enfermo y cómo lo he estado. Según lo que he ido leyendo de los expertos, los síntomas y la enfermedad pueden variar de una persona a otra. En mi caso, ha sido algo parecido a una montaña rusa. Los dos primeros días fueron dolores de cabeza y febrícula. 

A partir del tercer día empezaron las toses. Tenía ataques de tos bastante fuertes, y una ligera sensación de falta de aire. El cuarto día pasó casi sin síntomas, algo de tos y un poco de cansancio, pero nada grave. 

Fue a partir del quinto día cuando me dije a mí mismo que estaba casi seguro de tener coronavirus. Ese día me levanté con la garganta hinchada, no podía tragar bien y sentía un fuerte dolor cuando lo hacía. Mi médico me dijo que el virus también atacaba las vías del sistema respiratorio. Yo siempre he sido una persona que ha sufrido de la garganta. Casi todos los inviernos sufro amigdalitis. Pero esta vez no era igual. Mi cuerpo siempre me avisa cuando me van a salir placas, y esta vez simplemente desperté así. No tenía fiebre, como siempre ocurre con la amigdalitis. Pero tenía un dolor desgarrador, acompañado de una sensación brutal de cansancio. No pude salir de la cama ese día, estuve más de 30 horas tumbado porque no tenía fuerzas para hacer nada. 

Al día siguiente, como por arte de magia, la inflamación de la garganta se me había rebajado bastante. Pude levantarme, pero estaba agotado. A partir de ese día se incrementó la tos y la sensación de falta de aire fue a más. Intentaba dar una bocanada de aire pero sentía que no podía llenar los pulmones completamente. Comencé otra vez a tener episodios de fiebre y el cansancio era extremo. Pasé así otros dos días hasta que dejé de tener síntomas, tan sólo algo de tos. Se lo comuniqué a mi médico pero me dijo que no había que bajar la guardia. 

Entonces, después de un día sin síntomas, en el que pensé que me había recuperado, volví a la fiebre, la tos y la falta de aire (esta vez menos pronunciada). Y así he estado hasta ahora. Hace tres días que no tengo fiebre y que he recuperado la energía, me siento recuperado. Aunque para que haya pasado el supuesto ciclo completo, tengo que esperar hasta el día 3 de abril. Así que, a la pregunta de si es ‘una simple gripe’ responderé que NO. Yo he pasado la gripe (de hecho, paradojas de la vida, este año decidí vacunarme), y sí que hay que decir que es muy fastidiosa. Pasas dos o tres días mal y te recuperas. Pero en esta ocasión, yo he estado 9 días sufriendo distintos síntomas, y eso es lo que me ha llevado a pensar que he tenido coronavirus.

¿En algún momento ha pensado en ir al hospital porque su situación se complicaba?

Cuando se me inflamó la garganta y me costaba respirar, el pensamiento de ir al hospital se me pasó por la cabeza. Pero no lo hice. Consideré que podía aguantar, y que hay otra gente en Yecla que necesita más atención que yo, por lo que no tengo que acaparar recursos de forma inútil. Aunque si hubiese ido a peor y la respuesta del 112 hubiese sido lenta, sí que habría ido con la protección adecuada, por supuesto.

¿Le han hecho el test?

No me han hecho test. Me preguntaron si era sanitario o policía, porque imagino que ellos van antes. Pero les comenté que por mi profesión, había estado en contacto con mucha gente. La respuesta fue que si no soy persona de riesgo o sanitario, no se me haría una prueba a no ser que acudiese con síntomas graves al hospital y necesitase ser hospitalizado.

¿Cómo le han asistido los médicos?

Yo, respecto a mi médico no tengo queja ninguna. Se ha portado muy bien conmigo, como siempre ha hecho en la consulta normal. 

Cada mañana desde que avisé de que tenía síntomas me llama para evaluarme y tomar nota. El médico me incluyó en la lista de “posibles casos” muy convencido de que lo tenía, y con el paso de los días ambos estábamos más seguros de que tenía coronavirus, aunque no me pudiesen hacer una prueba. 

Me comentó que ese era el protocolo, y que si me ahogaba, me desmayaba o sufría algún aparatoso incidente relacionado, que llamase al 112 y contase que era un posible caso.

positivo en coronavirus en casa dogma

¿Qué pensó cuando le dijeron que tenía que guardar cuarentena estricta, sin salir de casa?

En mi familia. Les dije que yo iba a ser el encargado de hacer la compra y llevarla a su casa, para evitar riesgos innecesarios. Por suerte, ellos han tenido comida suficiente para no salir y han ido tirando. En mi caso, gracias a la familia de mi pareja, que nos ha hecho la compra, hemos podido sobrevivir aquí encerrados.

He echado de menos una ayuda de la propia administración por si necesitaba a alguien que realizase la compra, etc. Aunque me amparaba la solidaridad de la mayoría de los yeclanos, y sé que mis amigos o compañeros de trabajo también hubiesen ido a comprar comida si lo hubiese necesitado yo o mis padres.

¿Se ha asustado al ver que esta enfermedad se ha llevado por delante vidas de gente joven? De hecho con apenas 35 años hay víctimas en España…

Sí, me he asustado. Aunque otra de las pautas que he seguido durante todo este tiempo ha sido la de evitar la sobreinformación. Para mantenerme relajado y atento en mi propia lucha personal. 

Sé que ha muerto gente joven, sin ir más lejos, hace poco leía sobre una médico de 28 años que falleció. Aunque también dicen que la carga vírica es importante, y yo no he podido estar expuesto a una gran carga vírica como los sanitarios. Todo este tiempo he estado más preocupado por mi familia que por mí, por si ellos empezaban a tener síntomas y se complicaba, sin poder hacer yo nada por ellos.

Nos imaginamos que se ha preguntado, ¿dónde y quién me lo habrá contagiado?

Muchas veces. Y tengo diversas teorías. En los días previos al confinamiento tuve mucho contacto, aunque, si lo cogí, fue justamente antes de empezar la cuarentena. Ese mismo viernes tuve varios contactos, incluido algún ‘prófugo’ de la zona del centro de España. Pero nunca podré estar seguro de nada, son solo hipótesis.

Y usted, ¿lo ha contagiado a alguien de su entorno?

Por cercanía y contacto, a mi pareja. Ella también ha tenido síntomas, aunque no han sido tan pronunciados como los míos. A los dos días de empezar yo, comenzaron las toses, la febrícula, el cansancio y la falta de aire.

La gente cercana a usted ha pasado alguna cuarentena

Mis compañeros de trabajo, a los que quiero mandar un abrazo desde la distancia. Saben que he estado aislado, y por seguridad y responsabilidad, han decidido también aislarse, aunque ninguno ha desarrollado síntomas, por lo que ahí se refuerza mi teoría de que yo me infecté a partir del viernes 13 de marzo. 

Mi familia ya ha estado aislada desde entonces, aunque con ellos empecé a tomar precauciones desde varios días antes de que se decretase el estado de alarma. 

¿Qué está siendo lo peor de estos días en casa?

Lo peor es pasar tanto tiempo encerrado. No he podido bajar ni a tirar la basura. Nunca había estado tanto tiempo encerrado en casa, y el agotamiento mental es muy fuerte. También por la preocupación de la enfermedad, y de mi familia. Todo junto ha sido como una bomba. También el físico. He pasado muchos días tumbado, agotado, sin poder hacer nada, y mi cuerpo lo nota.

Desde su experiencia, ¿se está gestionando bien esta crisis sanitaria por las administraciones?

Aquí ya nos ponemos modo “barra del bar”. Lo que se ha gestionado mal ha sido el inicio. Yo soy aficionado a leer la prensa, y cualquiera que entrase en la sección Internacional de cualquier diario nacional podía ver que el ‘virus de Wuhan’ estaba causando estragos en China. 

A mí me llamaron ‘alarmista’, ‘loco’, ‘exagerao’, cuando decía que si estaba pasando en China, podría pasar aquí. Incluso algún programa nocturno que echaban los domingos por la noche también advertía de que podría liarse gorda. Pero nadie escuchó a los locos. 

El dogma ‘es sólo una gripe’ caló muy profundo y ha pasado lo que ha pasado. Aunque yo sabía que este virus podía llegar a Europa, nunca hubiese imaginado que nos veríamos en esta situación y que estaríamos confinados en casa, esto era impensable. Pero  si yo, como ciudadano corriente, saqué la conclusión de que en un mundo globalizado el virus iba a llegar tarde o temprano, no entiendo como el Estado no pudo ser previsor. 

Ahora está claro que es un ‘sálvese quien pueda’ en Europa, y no quiero criticar la gestión de nadie, porque lo importante es crear unión. Cuando todo acabe habrá que hacerse preguntas y depurar responsabilidades.

Cuando pase toda esta situación, ¿va a contar tranquilamente que pasó el Covid-19 o piensa que es mejor no decir nada?

Cuando todo termine no me esconderé en decirlo, como acabo de contarlo aquí. De hecho somos miles los que hemos sido archivados como “posibles casos”, y con que un pequeño porcentaje de esos ‘posibles’ sea positivo, ya se podría ver que la magnitud es mucho mayor que la de las estadísticas oficiales. El Covid-19 ha llegado para quedarse, y tarde o temprano todos tendrán que pasarlo.

Quiero mandar un mensaje de ánimo a toda la sociedad yeclana. A todas las empresas que se han volcado en la lucha contra la pandemia, los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja, etc. Pero también a cada vecino de Yecla. Porque estar encerrado y vivir estos tiempos es difícil para todos. Ahora solo queda incertidumbre de qué va a pasar cuando la situación se relaje y qué mundo nos va a quedar. Solo espero que esta historia tenga un final feliz para todos. Y para aquellas personas que han perdido un familiar o conocido por coronavirus, darles mi más sentido pésame.


 

6 COMENTARIOS

  1. En primer lugar, me alegro mucho de tu mejoría así como la de tu pareja. A sido muy noble por vuestra parte pensando que la podíais pasar en casa solamente con la ayuda de vuestro médico de cabecera, digo que ha sido muy noble al pensar que las camas que vosotros hubierais ocupado, lo mismo le venían muy bien a otras personas que estuvieran mucho peor que vosotros, pero reconocer que lo que hicisteis a sido muy temerario y arriesgado, os felicito vuestra acción, y os deseo vuestro pronto restablecimiento.
    Mas adelante nos dices que de momento es hora de estar todos unidos para poder superar esta crisis, pero que ya llegara el momento de depurar responsabilidades, llevas toda la razón. A este gobierno no sele puede responsabilizar de la entrada en España del Covid, pero sí de falta de previsión, todos lo sabíamos, como tu bien dices, todos sabíamos que llegaría menos ellos, el bueno de Simón decía lo que le decían que dijera, según Pedro Sánchez, en las declaraciones que hacia por aquel entonces, en España estábamos preparados para cuando llegase, cuando tenían que haber cortado todas las manifestaciones, no lo hicieron, por que eran ellos los únicos que tenían potestad para hacerlo, hubo manifestaciones, partidos de futbol, y de toda clase de reuniones masivas, son ellos los que tenían que haber hecho lo que después se hizo. tendrán que admitir sus errores, que han sido muchos y admitir responsabilidades, tendrán que explicar muchas cosas, al igual que estos mítines a los que nos tiene acostumbrados el presidente del gobierno, con ese tono triunfalista y sin pensar en los 12.500 fallecidos por su falta de previsión, por que como decía anteriormente el virus hubiera llegado, pero si nos pilla bien preparado no hubiera fallecidos tantas personas. Y de eso es de lo que tendrá que responder, de su irresponsabilidad y dejadez ante lo que se nos venia encima, tanto política como penalmente.

  2. Enhorabuena por transmitir en positivo y por superar la enfermedad. Por cierto, no estaría mal que todos los concejales liberados o semiliberados del Ayuntamiento de Yecla (y los hay en todos los grupos) hicieran un gesto y renunciaran a sus retribuciones.
    Está muy bien dar ánimos con el buche lleno mientras los demás lo pasamos muy mal.

  3. La persona entrevistada dice :»He echado de menos una ayuda de la propia administración por si necesitaba a alguien que realizase la compra, etc»

    Supongo que será porque no ha necesitado nada realmente. Porque servicios sociales en coordinación con voluntarios de Yecla están cubriendo todas las demandas que les llegan p que llegan directamente a los voluntarios.

    También muchos comercios locales están sirviendo todo a domicilio, desde alimentos hasta electrodomésticos de primera necesidad

    Y el ayuntamiento y los medios no paran de darle difusión a ambas posibilidades

    Mi felicitación por haber ganado la batalla.

    • Los voluntarios, no son la administración. Lo menos que se espera de la administración, la que tiene competencias en salud (en este caso la CC.AA.), a la que pagamos todos los meses a través de nuestras nóminas, es que cuando un ciudadano con síntomas de una enfermedad tan grave, tan mortífera (afortunadamente no en este caso) y tan desconocida, por lo menos le muestren algo más de apoyo, comprensión, seguimiento y solidaridad; no basta con la llamadita telefónica diaria (que afortunadamente en este caso sí se ha producido, aunque me consta que en otras ocasiones, ni eso). Y sí, fue el tal «doctor» simón el que dijo que esto era poco más que una gripe y que no llegaría a España. Ojalá alguna vez alguien lo lleve ante los tribunales (a el y al presidente del gobierno) por su incompetencia, ineptitud, dejadez, falta de previsión, inacción y por sumir a todo un país en esta espiral de muerte y posterior ruina económica. Enhorabuena al protagonista de la noticia por un final feliz, aunque sus malos ratos ha debido pasar y ánimo.

      • Yecla, Primero. ¿Tú que hubieras hecho… ? Mirate pádentro, sé sincero contigo,…

        Tu nombre dice mucho Yecla Primero, me recuerda a lo de America Primero. Ya sabes como desgraciadamente están por allí… Pedirias tu que a su presidente lo lleven ante los tribunales… repites lo mismo que el partido que pudo suspender su congreso y no lo hizo (segun ellos sabian lo que iva a pasar..).

        De pena….

        • Mira Sancho, demasiadas de pocas cosas se están diciendo, vosotros os imagináis, tú Sancho te imaginas, que estaría pasando si en estos momentos tuviéramos un gobierno formado por la derecha?, te imaginas como estaríais en la oposición?, a que todos recordamos como no hace mucho tiempo y con muchos menos motivos la oposición a un gobierno de la derecha los llamaban «asesinos», les hacían escarches todos los días, rodeaban el congreso gritando como posesos, y jamás apoyaron al gobierno en sus tomas de decisiones, solamente te diré una cosa amigo Sancho. Esa es la diferencia entre la derecha y la izquierda…
          De pena, amigo Sancho, como siempre nos tocará luchar contra los elementos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí