El seguro de la comunidad de vecinos

0

Se suele pensar mucho más en la importancia del seguro de una propiedad privada como una vivienda que en los seguros de comunidad de vecinos. Del seguro comunitario. Sin embargo, es muy importante contratar una póliza que cubra distintos aspectos relevantes que conciernen a todos los vecinos de un mismo bloque de viviendas.

Entre estos aspectos cabe reseñar posibles incendios, explosiones. También daños eléctricos por subidas de tensión, por cortocircuitos en las zonas comunes. Posibles inundaciones debido a rotura de canalizaciones de agua, por fenómenos meteorológicos. Sin olvidarnos de los robos, roturas, actos vandálicos y un largo etcétera de sucesos que lamentablemente pueden registrarse en la comunidad de vecinos.

Otro de los aspectos que ahora incluyen algunas pólizas que contratan las comunidades de propietarios es una garantía de protección jurídica que puede reflejar la reclamación a propietarios por impagos. Si uno de los vecinos no satisface las cuotas de la comunidad es el seguro el que se hace cargo de reclamar jurídicamente ante los tribunales esos impagos que pueden suponer grandes derramas para el resto. Se trata de una cláusula cada vez más solicitada, sobre todo en las comunidades de muchos propietarios donde la estadística segura que suele haber impagos.

Además, los seguros también van teniendo en cuenta otros aspectos como las coberturas para personas que realicen su labor profesional en el interior del recinto privado. El seguro de la comunidad de vecinos puede incorporar la denominada responsabilidad civil patronal para los casos de accidente laboral de los empleados de la comunidad. Es una medida extraordinaria que da más garantías jurídicas a los propietarios.

En la actualidad cada vez son más las comunidades autónomas en España que obligan a las fincas de propietarios a contratar algún tipo de seguro colectivo. La tendencia apunta a que pronto será obligatorio en todas y cada unas de las autonomías del territorio nacional.

Tenga en cuenta que sin la contratación de un seguro de la comunidad cada uno de los vecinos tendría que afrontar los gastos que supondría hechos como avería por una rotura de una conducción de agua o daños personales como supondría por ejemplo un desprendimiento de la fachada que lamentablemente golpee a un peatón que pasee por la calle o lesiones causadas por el uso de la piscina comunitaria a una persona. Esos hechos serían valorados y supondría un desembolso del patrimonio particular de cada uno de los propietarios, de acuerdo con el porcentaje privado que abarque dentro de la finca.

Vale la pena que los propietarios de casas, pisos o fincas en general planteen en las reuniones de vecinos la necesidad de un seguro colectivo que es complementario al que cada particular tiene en su domicilio.

Hoy en día, las compañías de seguros ofrecen una amplia gama de productos adaptados a las necesidades de cada uno de los espacios que se quiera asegurar. Compare precios y servicios que le ofrecen cada una de ellas. Merece la pena estar tranquilo y saber que tiene el respaldo de alguien en caso de necesitar ayuda.