martes 26 octubre 2021

Se identifica con los datos de su expareja después de cometer un delito

Curioso caso en el que se mezcla un presunto delito y una aparente venganza sentimental. Un vecino de Yecla ha sido detenido por agentes de la Policía Local de Yecla por un presunto delito de usurpación de la identidad, otro falta de consideración a los agentes de la autoridad y un tercer presunto delito por no portar el DNI cuando se lo requirieron los agentes.

Lo más curioso es que el individuo aportó los datos personales de su expareja para intentar evitar la sanción ante la policía.

El relato comienza el pasado 10 de noviembre cuando agentes del cuerpo de la Policía Local de Yecla que se encontraban realizando labores de seguridad ciudadana en la calle Maestro Polo a las 7 de la mañana. Allí, según explica el cuerpo de seguridad, el detenido propinó varios golpes al coche policial “de forma intencionada y acompañados de insultos”.

Los agentes procedieron a identificar al que había dado los golpes al coche de la policía quien aporta todos los datos personales que le identifican. Es decir, nombre, apellidos, domicilio de empadronamiento, incluso el documento nacional de identidad (DNI). Este individuo no portaba en ese momento el DNI pero ante los datos que facilitia y la cotejación y contraste con la base del datos de la Policía Local, se procede a su denunciar por falta de consideración a los agentes de la autoridad y no portar el DNI en ese momento.

Hasta ahí todo parecía normal, si entendemos como normal liarse a mamporros con el coche de la policía. Sin embargo, cuando llegó la notificación al domicilio del denunciado la historia cambió. Los datos aportados por el individuo que fue denunciado no correspondían a la persona que recibió la denuncia de la policía. Esa persona alega que no era él el que se encontraba ese día en ese lugar y ni mucho menos que golpeara el coche de la Policía.

[hana-code-insert name=’Adsense noticias’ /]

Antes las pruebas evidentes que el denunciado aporta los agentes realizaron diligencias para localizar al que sí protagonizó los hechos. Se trataba de la expareja de éste último la que había dado los datos personales para evitar la sanción.

El hecho de conocer con exactitud datos como DNI, domicilio, incluso nombre de padre y madre, solo podía obedecer a que estuvieran relacionados personalmente o, como al final se ha desmostrado, que fueron pareja. Y el autor de los golpes e insultos a los agentes aprovechó que conocía todos los datos personales de su expareja para darlos a los agentes. De esa manera, evitó inicialmente la sanción; y por otro, según indica el suplantado, para causarle problemas.

Al final, los agentes detuvieron al verdadero autor de los hechos el día pasado 20 de diciembre tras personarse en la Jefatura de la Policía Local a requerimiento de los agentes encargados del caso. Se enfrenta a una pena de prisión de 6 meses a 3 años; y a las sanciones pecuniarias de 1.200 euros por infracción a la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana.

[hana-code-insert name=’Addoor’ /]

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

1 Comentario

  1. La pregunta es: ¿como se conforman los agentes de la policía local con identificar de forma verbal a alguien que, según se indica en la noticia, ha dado patadas al coche patrulla y les ha insultado?, ¿no deberían haber trasladado a este señor a los dependencias policiales para confirmar su filiación?.

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses