15 días sin la hostelería yeclana, la resignación de 150 familias

6
hostelería yeclana cerrada

Se cumplen dos semanas desde que el gobierno regional decretó el cierre de bares y restaurantes en la Región, incluidos los negocios del sector en Yecla donde siguen mirando al calendario y a la evolución de la pandemia con la esperanza de poder abrir lo antes posible.

Ayer, los hosteleros de Jumilla salieron a la calle para protestar, para mostrar públicamente que no pueden más pese a las ayudas prometidas. Manifestación de un gremio que apenas ha podido trabajar una semana desde el pasado mes de septiembre. Allí hablan ya de la “muerte del sector”.

Sin embargo, las 150 familias que directamente viven de la hostelería yeclana, y algunas más también lo hacen de forma indirecta, no han promovido hasta el momento ninguna manifestación ni gesto de protesta pese a que “sé que algunos se están planteando el cierre total”, asegura Aurora Picó, hostelera, hija de hosteleros y actualmente responsable de la Ruta del Vino de Yecla.

“En Yecla los casos han seguido subiendo en estas dos semanas en las que estamos cerrados. Se demuestra que en otros municipios con la hostelería abierta los casos han bajado”, explica resignada ante los números de la pandemia en el municipio.

Los hosteleros defienden que ellos no son el problema. Los contagios llegan fundamentalmente en las reuniones de familiares y amigos donde las personas se relajan en cuanto a las medidas sanitarias. Las personas se quitan las mascarillas y hay una falsa sensación de seguridad que en los bares y restaurantes no ocurre. En ellos, se cumple la mayoría de veces la normativa y el cliente tiene otra actitud diferentes a la que mantiene en un recinto privado. Bien es cierto, que durante estos últimos meses la Policía Local ha propuesto para sanción a establecimientos que han incumplido medidas como el distanciamiento entre mesas, más aforo del permitido, o se ha fumado en terrazas…pero la mayoría ha cumplido.

Si llevamos dos semanas cerrados, ¿por qué siguen sumándose infectados?, pues porque hay reuniones familiares, hay fábricas que no cumplen…hay gente que se va a comer a otras localidades donde sí que hay bares y restaurantes abiertos. Por favor, respetemos el cierre perimetral”, expresa Aurora Picó quien recuerda que todo esto repercute en el único sector económico de la ciudad que está cerrado. 

 

Diciembre para la hostelería yeclana

La hostelería yeclana suele ver el mes de diciembre como un periodico de grandes beneficios económicos en general debido a que se juntan las Fiestas de la Virgen y la Navidad y con en ellas aumenta el consumo en estos establecimientos. Sin embargo, esa previsión ha cambiado mucho. Las fiestas están suspendidas y la campaña de Navidad será complicada si solo se pueden abrir las terrazas en una ciudad donde el invierno es bastante crudo.

Hasta dentro de 15 días la comisión de seguimiento de la Covid-19 en la Región de Murcia no volverá a plantearse la situación de los establecimientos de hostelería en las localidades. Eso significa que, como mínimo, los hosteleros de la ciudad estarán cerrados un mes y todo hace pensar que eso se alargará.

Si Yecla no desciende de los 150 casos activos de Coronavirus no se abrirá al 75% los bares y restaurantes. Una cifra difícil de cumplir ahora mismo si tenemos en cuenta que estamos muy por encima de los 400. Y si no se cumple en estas dos semanas estos requisitos tendrán que seguir cerrados y esperar a que semanalmente se evalúen los casos localidad a localidad. El sector puede quedarse así, cerrados, hasta llegar a las puertas de la Navidad. “Cuando abramos será parcialmente. Los ánimos están muy bajos. No sabemos qué va a pasar en un mes que es clave”.

Respecto a las ayudas prometidas por el gobierno regional para paliar esta situación, Aurora Picó comenta que ya están llegando algunas, pero “hay que leer la letra pequeña porque hay algunas que serán difíciles de conseguir. Poco a poco”.


 

6 COMENTARIOS

  1. Yo creo que no es por los bares, ni por nada, somos nosotros mismos que como no somos capaces de controlar las salidas y los contactos y todo lo demás, pues no tienen que obligar a que hagamos las cosas, y nosotros mismos con nuestra actitud no vemos que hacemos daño a Otros (bares, restaurantes….)tengamos cabeza, salgamos con control, y así puedan abrir lo que esta cerrado, por que como no seamos nosotros mismos nadie lo nos va hacer nada.

  2. La salud lo primero, no hay nada más hermoso que la vida humana. Muchos se preguntan, ¿deben haber cierres de actividad si la protección de la salud lo exige? Sin lugar a duda SI. Pero igual de rotundo es reconocer que no puede haber «cerrojazo» de la hosteleria sin ayudas.
    Hablar de la hosteleria (bares, restaurantes) es referirse a un sector que emplea a casi 1.400.000 personas en España, aproximadamente 280.000 establecimientos y crea aproximadamente el 13% del empleo de nuestro país.
    En muchos pueblos de esta región, entre ellos Jumilla, estos días el sector de la hosteleria se está movilizando para reclamar angustiados un «rescate» a su sector y tienen razón. Argumentos como, «nos impiden trabajar pero debemos seguir pagando la hipoteca». «Ayudas ya». «Salvemos la hosteleria», etc. y llevan razón. Como llevan razón una mayoria de la sociedad está con ellos.

    • De verdad Ortega,no ves que se te acaban los argumentos?
      Ese odio hacia los bares te ciega y no ves que no tienes razón
      Ahora,3 semanas después vas a seguir echando la culpa al sector de la restauración
      Resulta que los casos no bajan
      No será que en los bares no se hacía tan mal como tú y otros decíais?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí