El invierno, un buen momento para comprar neumáticos

0
ruedas neumáticos
Imagen de tookapic en Pixabay

Muchos conductores se acuerdan de la salud de los neumáticos de sus vehículos cuando llega el verano y se plantean un viaje de largo recorrido. Suele ser también el momento en el que pensamos que nuestro coche puede tener algún problema oculto y nos puede dejar tirados en la carretera. 

Nada puede fastidiarnos las vacaciones. Acudimos pues raudos al taller de confianza para que comprueben el estado de nuestro coche. Allí nos solemos encontrar largas colas porque otros muchos piensan como yo justo antes de las vacaciones y elegimos el primer neumático que podamos pagar sin pensar un poco en qué es lo que nuestro coche necesita. 

Esa es una razón por la que no debe elegirse el verano para cambiar de neumáticos. Otra razón es que cuando más necesitamos las prestaciones del neumático es en malas condiciones. El frío, la lluvia, la nieve, en general las adversidades climáticas con las que más exigen a las ruedas de los vehículos, por lo tanto es en invierno cuando más atentos deberíamos estar a la hora de conocer cuál es el estado de nuestros neumáticos y si necesitan un cambio.

Además, nuestras malas costumbres son conocidas por las marcas que limitan mucho las ofertas de estos productos en las épocas estivales. Si echamos un vistazo a las marcas de neumáticos para coche de Neumaticoslider vemos como ahora, en época otoñal y a las puertas del invierno, hay interesantes ofertas de precios en marcas que son las más conocidas.

Conductores urbanos

Es importante conocer un poco qué neumático se adapta a las necesidades de cada conductor.  Los estudios realizados sobre qué tipo de conductor hay en España aseguran que 7 de cada 10 personas que tienen un coche lo utiliza para recorridos eminentemente en la ciudad en la que reside.

Eso significa que diariamente hace recorridos cortos en los que hay muchos cruces y un tipo de desgaste diferente al que hace un vehículo que circula en carretera.

La conducción en ciudad exige más al neumático. Tiene que ser un producto que garantice las máximas prestaciones cuando hace frío o calor. En invierno esos tramos cortos no permiten que puedan coger una temperatura adecuada.  

También tiene que ser un neumático que se adapte bien al suelo seco y mojado. Bien es cierto que la pluviometría en España es cada vez menor, pero el suelo mojado en las ciudades es más peligroso para la conducción debido a la mezcla que se genera en el asfalto donde se suma la suciedad, el aceite y el agua. 

Lo que está claro es que el clima de nuestro país no es tan extremo para que se requiera el cambio de neumáticos de verano y de invierno como sí que ocurre y es obligatorio en países del norte de Europa. 

Aquí se puede prescindir del marcaje M+S propio de los neumáticos de invierno porque circular sobre hielo o nieve es algo puntual que le puede pasar a un conductor “tipo” en España.

Compra por Internet

La adquisición de los neumáticos no debe ser algo que se tome de manera rápida y con la premura del tiempo. Hoy en día, la adquisición de estos productos en internet genera cada vez más confianza y permite al consumidor comparar calidades, precios y prestaciones. Incluso si no eres un experto en la materia.

Además, es muy complicado que un taller pueda tener acceso a más de una veintena de marcas como mucho. Sin embargo, en la red tiene mucha más oferta.

Por otro lado, la preocupación de algunos consumidores sobre dónde le van a colocar los neumáticos una vez que lo ha adquirido en internet ha desaparecido ya que existen convenios entre firmas de ventas en la red y talleres para que el proceso sea fácil y rápido.