sábado 25 septiembre 2021

La cofradía María Magdalena pide entrar en su sede para salvar el patrimonio tras el colapso del edificio

Atrapados entre los escombros y los requisitos legales para recoger lo que es suyo. Ha pasado casi un mes desde que la terraza del edificio de tres plantas donde tiene su sede la Hermandad de Santa Maria Magdalena colapsara ante la sorpresa y el susto de todos. Las instalaciones de esta asociación están en la parte baja, una zona que ha resultado intacta, pero todo el edificio está precintado por el peligro de derrumbe. 

Una situación que tiene en un sinvivir a las más de 250 personas que forman parte de la hermandad que ven como las filtraciones de las lluvias en un edificio sin techo pueden estar arruinado todo el material, instrumentos y archivo que poseen.

El presidente de la asociación es Rafael Forte quien explica que “no sabemos cómo está el interior ni el patrimonio que tenemos dentro”. Desde el pasado 7 de mayo, cuando se vino abajo la terraza no han podido entrar pese a que han intentado que les dejen entrar “aunque sea un par de horas para sacar todo lo que tenemos”.

Según el presidente de la hermandad todo depende de la firma de los técnicos municipales. “No nos autorizan por el peligro de derrumbe. Solo necesitamos un par de personas, unas dos horas para vaciar todo y se acabó el problema”, asegura Forte quien insiste en que lo que hay ahí es “patrimonio de todos los yeclanos y puede perderse”.

Entre lo que hay en esas instalaciones precintadas están archivos de la Hermandad con documentos del siglo XVI, instrumentos musicales de la banda, túnicas, bordados y orfebrería…”hay mucho dinero y mucho valor sentimental”.

Lo que temen los responsables de la hermandad es que las lluvias destrocen todo. “La parte de abajo del edificio, donde tenemos la sede, está intacta porque hemos hecho reformas para reforzar la estructura. Los bomberos nos han confirmado que en la sede no han tenido que apuntalar nada”, según explica este responsable de la cofradía.

 

Informe técnico

maria magdalena
El presidente de la cofradía frente a la sede.

Durante los últimos días se han multiplicado las visitas de los responsables de la Hermandad de Santa Maria Magdalena al cosnistorio yeclano para buscar una solución al laberinto en el que se encuentran.

Desde el gobierno municipal aseguran que la Policía Local les permitirá entrar cuando tengan un informe de apuntalamiento por un técnico que firme el permiso para que puedan realizar los trabajos de apuntalamiento y puedan entrar a retirar los bienes. 

“Tienen que asegurar la estructura para poder entrar. El ayuntamiento lo que realiza es un informe para el desalojo de las personas que pudieran ocupar el edificio”, asegura la alcaldesa que es además edil de obras, Remedios Lajara.

El consistorio pide a los propietarios que sean ellos los que apuntalen y consigan el informe técnico externo para que “no haya peligro ya para las personas. Sí que nos preocupa el patrimonio  de la Cofradía”, explica la alcaldesa.

Lo que tienen claro es que la cofradía ya no podrá volver a esa sede porque, aunque el edificio tiene arreglo, “vale menos tirarlo y hacerlo nuevo que reconstruir lo que ha colapsado”, expresa el presidente de la Cofradía.


 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses