.
🌼 jueves 25 abril 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Nuestra agricultura, nuestra despensa

Durante estos días se están desarrollando concentraciones, manifestaciones y cortes intermitentes en espacios y vías públicas por parte de agricultores y ganaderos, en protesta por la situación del campo y la ganadería.

Es difícil solventar este marrón que es una asignatura pendiente desde hace tantos años.
Sabemos de sobra que esa palabra de moda llamada «cadena alimentaria», tiene demasiados eslabones.

Cuando al agricultor le pagan su producto a 15 o 20 céntimos el kilo de cosecha, y luego en los supermercados puede llegar en algunos casos a los 2 euros, o más, a todos se nos pone mal cuerpo.

Lo que yo diga lo conocemos todos. Si al agricultor a la hora de la recolección el intermediario le está estafando, al consumidor cuando echamos frutas y verduras a la cesta de la compra, nos están robando, y no precisamente en el peso. De ahí que un servidor siempre procura comprar en la frutería, ya que si me “engañan” que sea alguien a quien le cuesta levantar la persiana, y no un gran comercio o superficie.

En cuanto a las organizaciones convocantes y conjunción de actividades y participación, enmiendo y disipo mis dudas. Esto debería tener mucho calado en todos los aspectos.
Mayor control de las importaciones frente a la competencia desleal. No entra mercancía de fuera con controles de «aquella manera», mientras que para nuestros campos se aplica una normativa cada día más exigente. Gran parte de las frutas y hortalizas de muy buena calidad se exportan a Europa, incluido Reino Unido, y a su vez nosotros consumimos productos-no sé si de menor calidad-, pero sí con otro tipo de control.

Consumir de manera ecológica, protegiendo el medio ambiente, todo lo que sea posible, debería ser un reto, ya que estamos comiendo basura de manera convencional en demasiados casos. Este es un asunto de suma importancia, y que debería despertar el interés de la gente, ya que un alto porcentaje de enfermedades, muchas de ellas cancerígenas, están producidas por la manipulación y los tratamientos, que repercute en nuestra mala alimentación, incluso con premeditación por parte de la industria alimenticia para dar campo de batalla a la farmacológica. Puede parecer más caro, pero la experiencia de los profesionales demuestra que la sociedad ahorrará a lo largo en sanidad y las personas en calidad de vida, aun siendo algunos daños ya irreversibles.

Si a muchas familias les cuesta llenar la despensa de forma común, hacerlo de forma ecológica como alternativa sostenible de manera habitual todavía cuesta un poco más.
Creo que los agricultores congregados nos deben hacer reflexionar sobre un asunto de importancia vital, hasta ahora sometida a la agricultura industrializad,a que busca la rentabilidad y que comamos con los ojos, antes de masticar sano.

Cuidemos la agricultura autóctona de cada zona. Evitemos la agricultura y ganadería intensiva y hagamos un buen uso de los recursos hídricos.

Si el campo no produce la ciudad no come, dicen algunos de los lemas. Los agricultores, ganaderos y pescadores, arropados por los transportistas, nos alimentaron en pandemia. Los tractores y maquinarias desinfectaron las calles, ahora debemos apoyarles.

Este es un problema global de toda la Comunidad Europea que hay que visualizar, aparte de la considerable sequía.

En la próxima década, entre seis y siete trabajadores del campo de cada diez, se jubilarán. Que las condiciones sean dignas para todos. Que los agricultores no tengan que vender por debajo de costes y tengan un precio justo. Y que se limite la excesiva burocracia para que en los próximos años hayan incentivos que permitan el relevo generacional, deben ser entre otros los desafíos a lograr.

A ver que pasos damos para que eso tenga lugar.


Blog de José Antonio Ortega

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.

Durante estos días se están desarrollando concentraciones, manifestaciones y cortes intermitentes en espacios y vías públicas por parte de agricultores y ganaderos, en protesta por la situación del campo y la ganadería.

Es difícil solventar este marrón que es una asignatura pendiente desde hace tantos años.
Sabemos de sobra que esa palabra de moda llamada «cadena alimentaria», tiene demasiados eslabones.

Cuando al agricultor le pagan su producto a 15 o 20 céntimos el kilo de cosecha, y luego en los supermercados puede llegar en algunos casos a los 2 euros, o más, a todos se nos pone mal cuerpo.

Lo que yo diga lo conocemos todos. Si al agricultor a la hora de la recolección el intermediario le está estafando, al consumidor cuando echamos frutas y verduras a la cesta de la compra, nos están robando, y no precisamente en el peso. De ahí que un servidor siempre procura comprar en la frutería, ya que si me “engañan” que sea alguien a quien le cuesta levantar la persiana, y no un gran comercio o superficie.

En cuanto a las organizaciones convocantes y conjunción de actividades y participación, enmiendo y disipo mis dudas. Esto debería tener mucho calado en todos los aspectos.
Mayor control de las importaciones frente a la competencia desleal. No entra mercancía de fuera con controles de «aquella manera», mientras que para nuestros campos se aplica una normativa cada día más exigente. Gran parte de las frutas y hortalizas de muy buena calidad se exportan a Europa, incluido Reino Unido, y a su vez nosotros consumimos productos-no sé si de menor calidad-, pero sí con otro tipo de control.

Consumir de manera ecológica, protegiendo el medio ambiente, todo lo que sea posible, debería ser un reto, ya que estamos comiendo basura de manera convencional en demasiados casos. Este es un asunto de suma importancia, y que debería despertar el interés de la gente, ya que un alto porcentaje de enfermedades, muchas de ellas cancerígenas, están producidas por la manipulación y los tratamientos, que repercute en nuestra mala alimentación, incluso con premeditación por parte de la industria alimenticia para dar campo de batalla a la farmacológica. Puede parecer más caro, pero la experiencia de los profesionales demuestra que la sociedad ahorrará a lo largo en sanidad y las personas en calidad de vida, aun siendo algunos daños ya irreversibles.

Si a muchas familias les cuesta llenar la despensa de forma común, hacerlo de forma ecológica como alternativa sostenible de manera habitual todavía cuesta un poco más.
Creo que los agricultores congregados nos deben hacer reflexionar sobre un asunto de importancia vital, hasta ahora sometida a la agricultura industrializad,a que busca la rentabilidad y que comamos con los ojos, antes de masticar sano.

Cuidemos la agricultura autóctona de cada zona. Evitemos la agricultura y ganadería intensiva y hagamos un buen uso de los recursos hídricos.

Si el campo no produce la ciudad no come, dicen algunos de los lemas. Los agricultores, ganaderos y pescadores, arropados por los transportistas, nos alimentaron en pandemia. Los tractores y maquinarias desinfectaron las calles, ahora debemos apoyarles.

Este es un problema global de toda la Comunidad Europea que hay que visualizar, aparte de la considerable sequía.

En la próxima década, entre seis y siete trabajadores del campo de cada diez, se jubilarán. Que las condiciones sean dignas para todos. Que los agricultores no tengan que vender por debajo de costes y tengan un precio justo. Y que se limite la excesiva burocracia para que en los próximos años hayan incentivos que permitan el relevo generacional, deben ser entre otros los desafíos a lograr.

A ver que pasos damos para que eso tenga lugar.


Blog de José Antonio Ortega

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

José Antonio Ortega
José Antonio Ortega
"DESDE MI PUPITRE" Intento aprender cada día, y como observador atento procuro escribir un poco de todo con respeto y disciplina, de recuerdos, necesidades y de aquello que mientras pueda, vaya encontrándome por el camino, siempre dando gracias al estímulo de la vida.
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses