Preocupación entre los vecinos por el repunte de los robos en viviendas

3
policía local robos

Robos tanto en casas de campo como en pisos en el casco urbano. Durante los últimos meses se han incrementado el número de viviendas asaltadas por los cacos en el municipio de Yecla. Los casos más recientes se producían apenas hace una semana en la zona del paraje de Los Torrejones, a unos pocos kilómetros del núcleo urbano, donde los ladrones entraban en varias casas de campo.

Allí se hacían con todo tipo de objetos de valor y además provocan daños en el mobiliario de las casas. Según ha explicado una de las propietarias de estas viviendas asaltadas, los cacos aprovecharon que no estaban en casa para entrar en el chalet reventando la valla y una ventana. «Se llevaron dinero, joyas, objetos de valor pequeños y hasta unas zapatillas«, comentó.

Estos y otros robos han sido ya analizados en la junta local de seguridad celebrada hace escasamente 10 días en el consistorio. Allí, los tres cuerpos de policía con presencia en Yecla  (Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil) han compartido la información que tienen sobre los últimos robos y han planificado el trabajo para intentar coordinar la vigilancia tanto el casco urbano como las zonas rurales donde hay una gran cantidad de chalets diseminados.

El edil de Seguridad Ciudadana, Juan Miguel Zornoza, no quiere calificar la situación como “oleada de robos” pero sí ha confirmado un incremento significativo de los robos “que preocupa”.

[hana-code-insert name=’Adsense noticias’ /]

Las investigaciones no descartan que se trate de varios grupos de asaltantes organizados ya que no actúan de la misma forma, según explican fuentes de la policía. Las sospechas apuntan a que alguno de los grupos puede estar formado por individuos que viven en otros municipios cercanos a Yecla y que se desplazan para delinquir. En este sentido, Zornoza ha mantenido conversaciones con el alcalde de la localidad albaceteña de Caudete, Moisés López, quien le ha confirmado que también allí sufren robos que son similares en la forma de proceder a los de Yecla.

“Cualquier aumento de los robos es muy significativo porque vivimos en una ciudad muy tranquila”, asegura Juan Miguel Zornoza que también ha relatado cómo los ladrones tienen “una forma de actuar específica. Son gente que saben a lo que van. Son gente profesional del robo”.

Las mismas fuentes de la investigación han explicado que han notado diferencias entre los asaltos en el casco urbano, donde “buscan específicamente dinero y joyas, principalmente” y los cometidos en los chalets donde “sustraen todo tipos de objetos que luego se pueden vender”.

Por otro lado, hace escasamente unos días agentes de la Policía Local y Nacional detenían a cuatro personas cuando presuntamente estaban asaltando una casa de campo. Sobre la posible vinculación de estos detenidos con otros asaltos, Juan Miguel Zornoza asegura que “podrían estar relacionados”, aunque sigue la investigación abierta.

Afortunadamente no entran en las casas cuando sus residentes están en el interior, por lo menos hasta el momento no se han registrado ningún caso, según explica el concejal que insiste en que los vecinos “tomen medidas como poner una alarma en el domicilio, instalar sistemas de estancia pasiva, tomar iniciativas de seguridad y de precaución para evitar los robos”.

La Policía Local de Yecla está realizando vigilancia en las zonas rurales para ayudar a la Guardia Civil de la ciudad ante los pocos efectivos que tiene este cuerpo de seguridad para abarcar unos de los términos municipales más grandes de España. “Hemos pedido ya a la Delegación del Gobierno en la Región de Murcia que incremente los efectivos para atajar esta situación, o que mande una brigada especial como en otras ocasiones”, expresó el edil de Seguridad Ciudadana.


[hana-code-insert name=’Addoor’ /]

3 COMENTARIOS

  1. Lo que es una vergüenza que para un termino municipal de más de 600 km. cuadrados hayan 4 ó 5 guardias civiles, para cubrir las 24 horas del día los 365 días del año, ello es una autentica falta de respeto, de dejadez y de abandono a Yecla y permite que, especialmente en las zonas que entran en la demarcación de este cuerpo, sea muy fácil delinquir. Se le deberían exigir responsabilidades personales a los Delegados del Gobierno de por lo menos los últimos 20 años. Una de dos, o se multiplica por lo menos por 6 la actual plantilla de la guardia civil o se duplica la de la policía nacional y que todo el término municipal pase a la demarcación de este último cuerpo, pero así no podemos seguir. Por cierto, es urgente que se cubran TODAS las plazas de plantilla de la Policía Nacional en Yecla, y que se le dote de vehículos nuevos (no los que sobran y retiran de Murcia) y que se empiece a construir la nueva comisaría ya mismo. ¿Se ha entrevistado el alcalde con el Delegado del Gobierno para solucionar estos temas?. 10 contra uno que no lo ha hecho, y no será porque no pasa más tiempo en Murcia que en Yecla, pero es para sus cosas, o para las de su partido, no para Yecla.

    • Pues el delegado del gobierno es de color socialista e izquierdista, a ver si se les ve el detalle a los concejales socialista y de izquierda yeclanos en priorizar esta falta de personal de la guardia civil. ¿no sois consciente que a este ritmo de trabajo que realizáis, no puede existir rival político para Marcos ? una poca de oposición constructiva no vendría nada mal, pensando en que las elecciones están encima..

    • «Con más de 150 policías, entre locales y nacionales, que quieres otros 60 guardias civiles?. Y encima (fra) Casado dice de bajar los impuestos. ¿Como le pagamos? Un pueblo de poco más de treinta mil habitantes con tanta policía. Has sacado cuenta mensualmente del coste. ¡Lo pagamos todos!
      Queremos muchos locales, muchos nacionales y mucha guardia civil. Ya puesto que la legión deje Ronda y se venga a Yecla. La presencia policial en Yecla no está proporcionada, tienen que haber menos de otros y más civiles. Eso es otra cosa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí