Spandy no puede más, arrastra una deuda de 15.000 euros

5
castración spandy club montañero yecla

La protectora de animales está en una situación económica crítica, con deuda, y anuncia que sin más ayudas públicas no va a poder continuar con su labor. Un trabajo, el que hacen los voluntarios, que por ley le corresponde sacar adelante al ayuntamiento.

Los responsables de Spandy han dado a conocer que arrastran una deuda de unos 15.000 euros con comercios y clínicas veterinarias de la ciudad a las que no pueden pagar por los servicios que les prestan.

Según datos de sus responsables, el pasado año los gastos de la actividad de Spandy superaron los 60.000 euros. Una cifra muy difícil de cubrir con los 18.000 euros que aporta hasta el momento el ayuntamiento a este colectivo. 

Sobre ese convenio que tiene la protectora con el ayuntamiento, buena parte de lo que recibieron el pasado año, unos 8.000 euros, se destinó al proyecto CES para el control de las colonias de gatos mediante la esterilización y 10.000 euros fueron al cuidado de los animales (facturas veterinarias, alimentación, un trabajador a media jornada, farmacia, oficina…) 

Para hacer frente a las facturas que ascendieron a 60.000 euros “disponemos de la subvención municipal, la aportación de socios, los ingresos de eventos, adopciones y ayudas puntuales de los vecinos…pero son claramente insuficientes”, expresó una de las voluntarias, Inma Verdú.

Spandy quiere que el ayuntamiento entienda que con la actual aportación económica municipal, 18.000 euros, no se puede garantizar el trabajo que realiza diariamente. La asociación está pendiente de firmar un nuevo convenio con el consistorio para este mismo año. Pese a que para 2020 aumentará la aportación municipal en unos 2.000 euros es insuficiente. “Necesitamos unos 10.000 euros más. Aún con ese aumento, el voluntariado de Spandy tendría que trabajar para conseguir aportaciones extraordinarias”, expresa Inma Verdú.

Una labor imprescindible

“Solicitamos a la Concejalía de Sanidad que valore la situación que tenemos y la labor que hacemos. Si nosotros dejamos de trabajar, Yecla dejará de tener tantas adopciones, o dejará de ser un municipio sin sacrificios tal y como exige la ley y que todos los municipios deben cumplir”, asegura Laura Martínez, otra de las voluntarias de la protectora.

Por otro lado, desde este colectivo explican que solo el pasado año se adoptaron a unos 250 animales. “Es un trabajo que hacemos nosotros pero es responsabilidad de los ayuntamientos. Además, atendemos llamadas con dudas, para rescates…labor realizada por voluntarios a cualquier hora”. 

Las comparaciones son odiosas, pero no muy lejos de Yecla, en Jumilla, la protectora de allí que realiza una labor similar a la de Yecla recibió el pasado año 43.000 euros de su ayuntamiento y no arrastra ninguna deuda.

Además, la promesa de un albergue digno lleva años en el debe del gobierno municipal y se espera que para este mes de junio esté listo. 


 

5 COMENTARIOS

  1. Claro con esa forma de dirigir y sectarismo es lo que pasa. Se olvidan de ayudar a los animales en el sentido que se creen que son de su propiedad, así que el dinero a otros sitios.

    • Seguro que tu eres super solidario y sabes administrar el dinero de forma virtual…o quizás…no….
      Supongo que sabrás que la labor que hace SPANDY debería ser ejecutada por el Ayuntamiento y no lo hacen por lo que al menos deberían contribuir a los gastos

  2. En Jumilla manda el PSOE, ese PSOE al que le importa más una operación de un gato desauciado que el consentir alargar los dias de espera para una persona en los hospitales

    • Perdona, pero las listas de espera de la Región de Murcia dependen del PP, ese partido que se esmera en hacer más caso a las fiestas que a cualquier servicio público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí