Todo por un peinado con curvas

En plena era digital, la imagen que las personas damos al resto de nuestros círculos sociales es una de las cosas más importantes a tener en cuenta. De hecho, si queremos saber de verdad hasta qué punto esto es cierto, basta con observar cuales son las cifras de los negocios en España relacionados con la belleza, la higiene y los cuidados personales. Todo este sector está creciendo precisamente por eso, por la preocupación por parte de cada vez más gente, con respecto a su imagen.

Uno de los aspectos que más tiempo les quita sobre todo a las chicas, es su pelo. Si bien los pelos más lisos se habían considerado siempre como una de las fortunas genéticas más codiciadas, durante los últimos años, los rizos, las ondas, y los peinados más desenfadados se han abierto paso entre las tendencias.

El problema es que cuando la gente ve a sus referentes de la moda o del mundo artístico o musical por la tele, luego quiere replicar sus peinados y sus looks en casa, y a menudo, se llevan una decepción importante. ¿Cómo lo hacen ellas? ¿Cuáles son los trucos que utilizan para conseguir las ondas surferas? ¿O unas ondas perfectas?

 

Sencillez 

A pesar de que la mayoría de las personas sobre reaccionan sobre muchos asuntos del día a día, lo que casi siempre aconsejan los expertos es la sencillez. En el caso de los cuidados personales no iba a ser menos. 

Cuando queremos mantener un cabello sano y que presente el look que queremos, lo ideal no es atiborrar de productos y productos que prometen una cantidad de resultados innumerable, sino todo lo contrario. Cuando recurrimos a esta actitud, lo único que se puede esperar es que acabemos estropeando o echando a perder el pelo.

La actitud más inteligente es encontrar cuales son las necesidades concretas de nuestro cabello, y ocuparnos de ellas de la forma más natural posible.

Con respecto a las ondas, lo único que hay que hacer, según los consejos de iconos como Aitana Ocaña, es lo mismo, apostar por la sencillez. Tal como muchos de sus seguidores pudieron ver en sus historias, los rizadores cónicos son modelos perfectos para crear ondas. ¿Qué son estos rizadores?

Se trata de un aparato extremadamente sencillo, pues tal como podemos ver en cualquier fotografía si lo buscamos, simplemente consta de una especie de cono de diversos materiales posibles, que se calienta y que normalmente conforma una pinza para poder fijar mejor el rizo al recoger el cabello. 

Dentro de este mismo diseño, podemos encontrar evidentemente muchas diferencias entre una marca y otra, pero como decíamos antes, no tenemos que perder de vista la sencillez, ya que como Aitana comentó, lo importante es que la temperatura del rizador sea la precisa para no quemar el pelo, pero fijar el rizo.

Calidad

Este es el segundo elemento más importante para cuidar nuestro cabello, la calidad. Tal como podemos ver en las declaraciones de profesionales de la imagen y el cuidado del cabello como Kike Mayor, la calidad de los productos que empleamos es crucial.

Sin embargo, no podemos olvidar que la calidad de los productos que utilizamos, no solo tiene que ver con los productos a la hora del lavado e hidratación (que también), sino que tenemos que tener muy en cuenta la calidad de los productos y métodos que empleamos a la hora de moldear o peinar el pelo. 

Por ejemplo, con una plancha o rizador de mala calidad, tal como Kike nos explica, podemos conseguir unos rizos aceptables, por supuesto, pero a costa de sacrificar la salud de nuestro pelo, pues lo podemos quemar, y de sacrificar la durabilidad, ya que ni de lejos se puede obtener un resultado de calidad.

No obstante, para conseguir por ejemplo las ondas surferas que tanta gente busca, uno de los consejos más útiles ni siquiera tiene que ver con los productos ni los aparatos que se empleen, sino con algunas consideraciones sobre el pelo.

Conocimiento 

Como se suele decir, el conocimiento es poder. Para conseguir unas ondas perfectas, tenemos que entender exactamente qué le pasa al pelo cuando utilizamos un rizador.

Es imprescindible utilizar los rizadores con el pelo completamente seco, pero con una correcta hidratación previa, ya que los rizadores alcanzan una temperatura muy alta y si quedan restos de humedad, lo que vamos a conseguir es un pelo seco y quemado.

El segundo consejo que nos explica Aitana es, por más que utilicemos un rizador de calidad, no abusar de este tipo de tratamiento ya que supone romper el entorno natural del pelo.

Y por último, y no menos importante, el consejo que nos dice la voz de la experiencia. Leer siempre las instrucciones y las indicaciones de los productos y de los profesionales, porque, aunque parezca que nuestros ídolos y famosos nacieron así de perfectos, lo que tienen detrás es muchos cuidados y atención a los mínimos detalles.


 

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses
- Publicidad -