Tramitar el paro en época de coronavirus

0

Tramitar el paro en estos días se puede convertir en una odisea hoy en día en general en todo el país debido a la crisis sanitaria que ha aumentado el número de nuevas prestaciones y con ello un incremento exagerado de consultas.

La situación causada por la pandemia de la Covid-19 ha provocado un auténtico caos en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y en la Seguridad Social. Son tantas las peticiones nuevas y las pendientes, debido a la suspensión de los plazos administrativos durante los más de dos meses del estado de alarma, que todo junto ha traído consigo un atasco monumental en el sistema que será complicado de superar hasta que no se retome cierta normalidad.

Otro de los obstáculos en este atasco son los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE). A la primera oleada de expedientes presentados en el mes de marzo hay que sumarles los que ahora se están recibiendo tras la decisión de numerosas comunidades autónomas de cerrar los negocios de hostelería. Se les mira a bares y restaurantes como focos de contagios y eso ha llevado a muchos establecimientos a llevar a sus empleados a ERTE´s o al desempleo directamente.

Si el trabajador se convierte en un parado, dispone de varias opciones para hacer los trámites y conseguir sus prestaciones como explican en España Diario.

La más fácil ahora mismo es es a través del DNI electrónico, con el certificado digital o usuario cl@ve. Si tiene alguno de ellos puede solicitar la prestación por desempleo en el momento sin que le preocupe los plazos que hay

El problema lo va a tener si no tiene la opción telemática para realizar esos trámites. Debe solicitar una cita previa para ser atendido en una de las oficinas del SEPE. La web del SEPE le permite cumplimentar directamente un formulario de solicitud individual.

Ese será el primer paso. Luego los funcionarios del SEPE contactarán con el trabajador por teléfono o por correo electrónico para realizar el expediente que le permita acceder a las prestaciones a las que tenga derecho.

El problema es lo que están denunciando los propios trabajadores que realizan estos trámites: no están recibiendo contestación en los tres meses que tiene de límite la administración para contestarles. Ante esta situación solo cabe pedir paciencia.

Las tramitaciones online están salvando algo la situación en algunas entidades como la Seguridad Social. Pero ese organismo del estado también realiza trámites como prestaciones por jubilación que, en muchos casos, es una odisea conseguir una cita previa.

Una solución es el uso de la sede electrónica, Para hacerlo se requiere del certificado digital que también requiere de otros trámites ante la administración general del estado. 

Hay una posibilidad que es presentar la documentación de las prestaciones por jubilación mediante carta certificada. Es un sistema que no se utiliza mucho. Se prefiere tramitar la documentación presencialmente por una cuestión de falsa seguridad del interesado. 

Antes de que llegara la pandemia a cambiar la vida de todos, el Instituto Nacional de la Seguridad Social resolvía este tipo de expedientes en menos de 20 días, según los datos que maneja la administración. Son tres meses los que tiene el estado de margen legal para dar una contestación a las personas que reclaman una prestación por jubilación.