El Yeclano recibe al Mérida en la posible vuelta de Víctor Fenoll

0
cádiz yeclano

El Yeclano Deportivo vuelve a La Constitución este domingo (17:30 horas) para enfrentarse al Mérida, uno de los equipos de la parte baja de la tabla, pero que viene de ganar al Real Murcia y con nuevo entrenador. 

Y es que el nuevo entrenador, Juanma Moreno, un jugador y entrenador de la casa, ha devuelto la ilusión al equipo extremeño. Además, en los últimos nueve partidos solo ha perdido dos, por cuatro de los nuestros.

Pero el Yeclano, que llega un poco dolido tras el arbitraje que sufrió en La Condomina ante el UCAM, tiene un aliciente especial. Tras muchos partidos apartado del terreno de juego, Víctor Fenoll, uno de los referentes de la soberbia primera vuelta del equipo, podría estar de vuelta este domingo. Tal y como confirmó el míster, «Víctor lleva diez días entrenando muy bien. Todavía tenemos que ver cómo llega al final de la semana, pero está entrenando bien». 

Asimismo, para este partido Sandroni recupera a los sancionados de la última semana: Carlos Selfa, Héctor Camps y Fran Martínez, así como a Rafa López, que estaba tocado hace siete días. 

Carlos Felipe, Iker Torre y Álex Vaquero, bajas seguras

Pero hay una nueva lesión en el equipo. Se trata de Carlos Felipe, que en el partido ante el UCAM tuvo que ser sustituido en el descanso. Aun así, y aunque al principio parecía una lesión más grave, el jugador no tiene tocado el menisco ni los ligamentos. «Tras la resonancia, hemos visto que Carlos Felipe tiene un esguince y un edema óseo, por lo que va a estar fuera por lo menos un mes», reconoció el entrenador. 

Pocas novedades existen respecto a Iker Torre. «Sigue entrenando al mismo ritmo que el resto, pero hasta que no nos digan algo más, no va a poder jugar», señaló. Y lo mismo para el capitán, Alex Vaquero, que tiene un dedo roto en el pie de golpeo. «Es un huesecillo pequeño, que normalmente conlleva operación. Es una lesión un poco cabrona y aún no se ha recuperado», señaló el míster.

Un partido muy duro

Sandroni sabe que va a ser «un partido durísimo, de pico y pala». Y es que el cambio de entrenador ha ayudado a los emeritenses a cambiar su juego, a ser mucho más directos y verticales. 

«Tenemos que ser un equipo competitivo y mantener nuestra identidad clara«, matizó el entrenador en rueda de prensa. Aun así, «no hay rival fácil, sobre todo ahora que hay tanta necesidad de puntos». Por eso, pidió de nuevo el apoyo de la afición, «el corazón del Yeclano». 

Y sentenció estar «muy seguro» de hacer un buen final de liga. «Veo motivados a los jugadores, hemos pasado un momento de incertidumbre, pero mucho mejor haberlo vivido ahora y no a principio de temporada». 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tu nombre aquí