.
🌰 jueves 08 diciembre 2022

Carta abierta del exalcalde, Francisco Guillem, a la alcaldesa, Remedios Lajara

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

El exalcalde de Yecla, Francisco Guillem Castaño, nos remite esta carta abierta que dirige a la actual regidora municipal, Remedios Lajara. 

 

Señora Alcaldesa.

El pasado 25 de septiembre, antes de empezar el concierto de nuestra banda de música, tuvimos que abandonar la zona de la actuación calados hasta los huesos. Por eso no olvido la fecha y recuerdo que charlé un rato contigo. Al terminar la conversación te dije que quería que me invitaras a un café cuando tuvieras un rato. Quería comentarle un par de cosas y me dijiste que buscarías un hueco y la próxima semana me llamarías y hablaríamos.

Pasaron unos veinte días, y viendo que no recibía tu llamada, llamé a tu despacho y recordé a la chica que me atendió en lo que habíamos quedado. Me comunicó que no estabas en el despacho, que cuando volvieras te lo diría y me llamarías.

Han pasado ya algunos meses y la llamada no se hizo. Sigo queriendo decirte lo mismo y utilizo este medio para comunicártelo. No quiero tener estas ideas dentro.

Dos cosas.

La primera. En la calle San José hay una hermosa casa que no se si conoces. Allí vivían María Martínez del Portal y Cecilia Belchi. Por razones profesionales entré mucho en ella y, por razones de amistad y complicidad, muchas más.

Es una preciosa casa de las que quedan pocas en Yecla y, lo que para mí es más importante, con dos de las mejores bibliotecas que hay en bastantes kilómetros a la redonda.

La información es para que  puedas contemplar su compra, con las bibliotecas incluidas, por supuesto. Se trata de un lugar para la literatura, la poesía, la investigación cultural y todo lo relacionado con ello. Creo que el empeño merece la pena.

El otro día vi salir a un agente inmobiliario de la misma, sentí un pinchazo en el estómago y es lo que ha precipitado esta comunicación.

Y la segunda. Sigo a nuestra banda de música y a la asociación desde hace muchos años. Primero, por mi suegro, Pedro Hernández, quien fue músico durante muchos años y obtuvo el premio Santa Cecilia. Y luego, mi hija está en la banda desde los nueve años. He visto crecer a la Banda de la Asociación de Amigos de la Música y a la escuela, que creo es el mayor regalo que tenemos en Yecla. 

Cuando visito la escuela gozo, disfruto y pienso cuántos quisieran lo que nosotros tenemos y no lo tienen. Son casi setecientos alumnos los que hay en la escuela cultivando la música. Hemos visitado muchos sitios con la banda y la sorpresa es el reconocimiento que suscita y la valoración que alcanza incluso más municipios más pequeños que nosotros. Allí hay hasta dos concejales solo  para asuntos musicales.    

Tristemente forma parte de nuestra forma de ser no reconocer como pueblo las cosas buenas que tenemos. No hablaré aquí de los premios y reconocimientos que a nivel nacional e internacional tenemos.

Si te hablaré de los músicos que son personas de una pasta especial, que trabajan sin descanso y la mayoría de las veces gratis. Lo hacen para dar lo mejor de ellos. La mejor recompensa es el aplauso y vernos felices. Ser músico es una forma de vida, es el idioma universal.  Son así, corazón y entrega, y casi siempre sin pedir nada a cambio.

Por eso lo pediré yo. Necesitan un sitio digno, amplio, cómodo, donde puedan desarrollar su labor, tocar para nosotros y para quien los quieran oír, para hacernos vibrar con el arte de la música, hoy no tenemos ese espacio.

Todavía tengo pena y siento vergüenza del concierto en la plaza del Ayuntamiento donde se volaban las sillas y las vallas del recinto. Estar en ese  sitio era poco menos que una heroicidad, para nosotros y sobre todo para los músicos que no se lo merecían.

Te pido que el acuerdo del pleno no caiga en saco roto, en el olvido. La asociación y la banda lo necesitan, lo necesitamos. Y Yecla se lo merece.

No es necesario grandes obras y mucho gasto para hacer algo digno. El edificio de la feria del mueble, el más infrautilizado de Yecla, puede compatibilizar varios usos.  Hoy se dispone de medios técnicos para ello y seguro que sobrarían ideas si ponemos a arquitectos e interioristas a trabajar. Mantendríamos el edificio vivo todo el año y con actividad.

 La Asociación de Amigos de la Música, La Banda y Yecla se lo merecen. Y  la música también se lo merece. Soy de los que no me puedo imaginar un mundo sin música.

 

Yecla, a 31 de Mayo de 2022.

Francisco Guillem Castaño, vecino de Yecla

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

El exalcalde de Yecla, Francisco Guillem Castaño, nos remite esta carta abierta que dirige a la actual regidora municipal, Remedios Lajara. 

 

Señora Alcaldesa.

El pasado 25 de septiembre, antes de empezar el concierto de nuestra banda de música, tuvimos que abandonar la zona de la actuación calados hasta los huesos. Por eso no olvido la fecha y recuerdo que charlé un rato contigo. Al terminar la conversación te dije que quería que me invitaras a un café cuando tuvieras un rato. Quería comentarle un par de cosas y me dijiste que buscarías un hueco y la próxima semana me llamarías y hablaríamos.

Pasaron unos veinte días, y viendo que no recibía tu llamada, llamé a tu despacho y recordé a la chica que me atendió en lo que habíamos quedado. Me comunicó que no estabas en el despacho, que cuando volvieras te lo diría y me llamarías.

Han pasado ya algunos meses y la llamada no se hizo. Sigo queriendo decirte lo mismo y utilizo este medio para comunicártelo. No quiero tener estas ideas dentro.

Dos cosas.

La primera. En la calle San José hay una hermosa casa que no se si conoces. Allí vivían María Martínez del Portal y Cecilia Belchi. Por razones profesionales entré mucho en ella y, por razones de amistad y complicidad, muchas más.

Es una preciosa casa de las que quedan pocas en Yecla y, lo que para mí es más importante, con dos de las mejores bibliotecas que hay en bastantes kilómetros a la redonda.

La información es para que  puedas contemplar su compra, con las bibliotecas incluidas, por supuesto. Se trata de un lugar para la literatura, la poesía, la investigación cultural y todo lo relacionado con ello. Creo que el empeño merece la pena.

El otro día vi salir a un agente inmobiliario de la misma, sentí un pinchazo en el estómago y es lo que ha precipitado esta comunicación.

Y la segunda. Sigo a nuestra banda de música y a la asociación desde hace muchos años. Primero, por mi suegro, Pedro Hernández, quien fue músico durante muchos años y obtuvo el premio Santa Cecilia. Y luego, mi hija está en la banda desde los nueve años. He visto crecer a la Banda de la Asociación de Amigos de la Música y a la escuela, que creo es el mayor regalo que tenemos en Yecla. 

Cuando visito la escuela gozo, disfruto y pienso cuántos quisieran lo que nosotros tenemos y no lo tienen. Son casi setecientos alumnos los que hay en la escuela cultivando la música. Hemos visitado muchos sitios con la banda y la sorpresa es el reconocimiento que suscita y la valoración que alcanza incluso más municipios más pequeños que nosotros. Allí hay hasta dos concejales solo  para asuntos musicales.    

Tristemente forma parte de nuestra forma de ser no reconocer como pueblo las cosas buenas que tenemos. No hablaré aquí de los premios y reconocimientos que a nivel nacional e internacional tenemos.

Si te hablaré de los músicos que son personas de una pasta especial, que trabajan sin descanso y la mayoría de las veces gratis. Lo hacen para dar lo mejor de ellos. La mejor recompensa es el aplauso y vernos felices. Ser músico es una forma de vida, es el idioma universal.  Son así, corazón y entrega, y casi siempre sin pedir nada a cambio.

Por eso lo pediré yo. Necesitan un sitio digno, amplio, cómodo, donde puedan desarrollar su labor, tocar para nosotros y para quien los quieran oír, para hacernos vibrar con el arte de la música, hoy no tenemos ese espacio.

Todavía tengo pena y siento vergüenza del concierto en la plaza del Ayuntamiento donde se volaban las sillas y las vallas del recinto. Estar en ese  sitio era poco menos que una heroicidad, para nosotros y sobre todo para los músicos que no se lo merecían.

Te pido que el acuerdo del pleno no caiga en saco roto, en el olvido. La asociación y la banda lo necesitan, lo necesitamos. Y Yecla se lo merece.

No es necesario grandes obras y mucho gasto para hacer algo digno. El edificio de la feria del mueble, el más infrautilizado de Yecla, puede compatibilizar varios usos.  Hoy se dispone de medios técnicos para ello y seguro que sobrarían ideas si ponemos a arquitectos e interioristas a trabajar. Mantendríamos el edificio vivo todo el año y con actividad.

 La Asociación de Amigos de la Música, La Banda y Yecla se lo merecen. Y  la música también se lo merece. Soy de los que no me puedo imaginar un mundo sin música.

 

Yecla, a 31 de Mayo de 2022.

Francisco Guillem Castaño, vecino de Yecla

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

6 Comentarios

  1. En primé lugá he de pedí disculpas. Yo creí que Martínez del Portal era de derecha y hablé en alguna ocasión mal de ella. Por eso pido disculpas. Como el PP la había hecho maestra de honó o algo así de Yecla creía que era de los otros y una arrimá, pero me han diho que no, que no era de politicas sino de gusto por la cultura. A mi Josico no le llegó a da, ya no taba en el istituto, mi Chiscurri no estudió y yo ya saben soy de un pueblico de cerca de Murcia, la capital del Reino. Pero una cosa pué desí, y es que una alcaldesa a la que le dise un exalcalde: «tenemo que hablá», eso é pa que se lo mire un ratico gordo. Mu má Remedicos, mú má. Yo propongo que el Pobica y el Guillermo hablen de esto y así le den en las narises a la que ha desplantao a un hombre que habla bien, sin agritú. Pobica caá vé lo tiés más fasil. Amos que tú pués. Pobica te dioí el titulá: «Si llego a la alcaldía lo haré»

  2. «Un poquitín de asco si dan estos comentarios tan despreciativos y sin sustancia alguna.»
    Y eso lo dice un tío que se dedica a hacer insultos de los apellidos y nombre de los políticos que no le caen bien. Desde luego que Copernicus es como aquel refran de los curas que dice, haz lo que yo digo, pero no lo que hago.

    Aun asi dire que tampoco estoy 100% de acuerdo con el comentario de Camus. Pero bueno, ya hay un poco mas de carnaza con esta noticia que es de lo que se trata.

  3. Camus te has lucido. Vuelve a leer la carta. No te enteras. ¿Estas estresado porque alguien se atreve a la crítica? ¡Sin critica no hay avance!
    Un poquitín de asco si dan estos comentarios tan despreciativos y sin sustancia alguna.
    ¿Para ti el aire, las sillas y el café es lo importante de la carta?
    Lo de la casa de la calle San José, la biblioteca, la infrautilización de la Feria del mueble, las pasta especial de la que están hecho los músicos… Camus lo desechas?
    Si esta es tu manera de «proteger» a tú alcaldesa te has lucido. Para echarme unas risas me quedo con Martita de Graná.
    Ah, y Camus se convierte en maestro y suspende a Guillén por ser poco socialista. Yo le doy a Camus un sobresaliente en ser un extremista de derechas o algo parecido.

  4. Claro, de que se volaran las sillas y las vallas en un concierto al aire libre tenía la culpa la alcaldesa, o podrías haber dicho mejor, según tu peculiar forma de pensar, el viento y la lluvia de aquél día fue culpa de Vox, mira que son estos fascistas, haciendo volar las sillas y las vallas para que tu te mojaras. Y encima la alcaldesa ha osado a no tomarse un café contigo, con alguien tan importante como tú, que desfachatez la suya. Dedicate a otras cosas, que tu de socialista tienes poco/nada.

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Sondeo de OPINIÓN
ÚLTIMO

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses