.
🌰 miércoles 29 noviembre 2023
spot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Las mujeres trabajan el doble de horas no remuneradas que los hombres

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Las mujeres trabajan 63,3 horas semanales, por las 56,5 que, de media, lo hacen los hombres. Sin embargo, cuando distinguimos entre trabajo remunerado y no remunerado, las tornas se cambian. Ahí, la media de trabajo de las mujeres casi duplica a la de los hombres: 26,5 horas por 14. Pero, en cuanto a trabajo remunerado, trabajan seis horas menos (39,7 los hombres, prácticamente la jornada completa de media; 33,9 horas, las mujeres). Esta dedicación dispar no varía en función de la jornada en el caso de los hombres. Cuando trabajan a media jornada, las horas dedicadas son las mismas. Sin embargo, cuando las mujeres se reducen la jornada, voluntaria u obligatoriamente, dedican casi 30 horas al trabajo no remunerado.

“Datos como estos corroboran la brecha que aún nos separa de los hombres. Mientras las mujeres realicemos casi tantas horas sin remunerar, en tareas domésticas y cuidados, como fuera del hogar, remuneradas, seguiremos por detrás en todos los aspectos de la vida. Nos impide una mayor independencia económica, un mayor desarrollo profesional y una mayor presencia social”, expone Lourdes Pedrazuela, secretaria de Políticas Sociales, Igualdad y Formación de USO.

La casa y los niños, para ellas

Según el estudio sobre corresponsabilidad elaborado por USO para este Día Internacional de la Mujer “Avancemos, es nuestro turno”, estas diferencias no solo se dan en los hogares con hijos. En aquellas parejas sin descendencia en las que ambos trabajan, las mujeres dedican 16,4 horas a la semana a tareas domésticas, por 8,7 los hombres. En el caso de haber menores, el cuidado sigue recayendo aplastantemente sobre las mujeres. Cuando ambos trabajan, las horas de trabajo no remuneradas de las mujeres prácticamente se duplican: 37,5 le dedican ellas al hogar, 20,8, solo un 20 %, los hombres.

El 33,9% de las mujeres que trabaja fuera de casa dedica a su vez cuatro horas diarias al cuidado y educación de hijos o nietos; un 47,4% de todas las trabajadoras realiza todos los días actividades de cuidados. Sin embargo, en el caso de los hombres trabajadores, la dedicación se da en dos horas al día, y lo hacen un 36,7% de ellos. El porcentaje baja a 31,5% cuando hablamos de los que todos los días hacen alguna de estas actividades de cuidados. También hay diferencia entre las mujeres que nunca cuidan menores (34,4%) y hombres, 39,4%.

escuelas infantiles niños guardería hijos concurso de dibujo
Foto: Aaron Burden en Unsplash

Cuidados externos, prohibitivos

Uno de los mayores problemas que se afrontan para conciliar con la vida familiar cuando se tiene un trabajo remunerado es el coste de los centros asistenciales. En el caso de los menores de tres años, el 54,6% de las familias que los dejaron en un centro de cuidado infantil tuvieron que pagar su coste íntegro. Por ello, la asistencia a este tipo de centros se concentra en las familias con ingresos altos: 62,5%, por solo el 26,3% entre las familias de bajos ingresos.

De hecho, y según se extrae de datos del INE, el 52,4% de los hogares no ha podido enviar a sus hijos a centros de cuidados por no poder permitírselo. Esto termina con uno de los progenitores reduciendo su jornada o abandonando su trabajo, y muy mayoritariamente es la mujer.

No solo con menores, también con otro tipo de personas dependientes. De los hogares en los que vive una persona dependiente, un 23,2% de los hogares de renta alta pudo disponer de cuidados a domicilio, pero solo el 9,1 % cuando hay menor nivel de ingresos.

“Ni los niños ni los dependientes pueden ser un lastre para ninguna familia. Y, sobre todo, no pueden seguir siendo un impedimento para que la mujer, sobre la que recae su cuidado, no pueda estar en pie de igualdad en el mercado laboral. La corresponsabilidad en los cuidados es básica, pero también la red asistencial pública y la racionalidad en los horarios de trabajo. La gratuidad de las escuelas de 0-3 o la dotación, al fin, de la Ley de Dependencia, para que no quede vacía de contenido, repercute en cuidados de calidad y, a su vez, beneficia directamente a la mujer en su lucha por recortar la brecha de género”, reivindica Pedrazuela.

 

Los directivos siguen siendo hombres

Por otro lado, el 30% de los murcianos sostiene que las empresas siguen prefiriendo a los hombres para puestos directivos, tal y como se recoge en el último Informe Tendencias en Beneficios para Empleados y Empleadas 2023 elaborado por Cobee, la primera plataforma digital europea de gestión de planes de beneficios de empleados de manera flexible y totalmente automatizada. De igual forma, si hablamos de igualdad, el 55% de los trabajadores de la Región de Murcia aseguran que no existe una situación de paridad entre el número de hombres y mujeres en puestos directivos.

“Esto va intrínsecamente relacionado con el conocido como ‘techo de cristal’, que hace referencia a esa barrera invisible que dificulta que las mujeres, a pesar de tener la misma capacidad y aptitud que sus compañeros hombres, accedan a puestos de mayor rango en las compañías”, asegura Borja Aranguren CEO y co-founder de Cobee.

Bajo este contexto, cada vez más empresas están poniendo en marcha planes para conseguir la paridad y diversidad de sus plantillas, sin embargo, parece que todavía hay mucho por hacer en este sentido. Tal es así que el 55% de las plantillas afirman que no tienen o no saben si existe un plan de igualdad y diversidad, mientras que el 45% de los equipos considera que sí existe.

En cuanto a los aspectos que son más importantes para los empleados al margen de la remuneración económica, ambos sexos demuestran tener las mismas necesidades e intereses. Así, el 26% de las plantillas prefieren contar con un buen ambiente laboral y cultura de empresa, seguido de tener más flexibilidad y facilidades para la conciliación (19%), y un plan de desarrollo profesional y crecimiento dentro de la empresa (16%) y tener más días libres (10%). Sin embargo, destaca que mientras las mujeres se interesan mucho más por la conciliación, los hombres valoran mucho más el sueldo que otras cuestiones.

Actos con motivo del 8 de Marzo

Para reivindicar esta igualdad, el Colectivo Amatista de Yecla ha organizado una manifestación hoy miércoles, Día Internacional de la Mujer. Saldrá a las 20:00 horas desde la plaza del Ayuntamiento en dirección a la Plaza 8 de Marzo. Al finalizar, se leerá un manifiesto junto a Comisiones Obreras.

Las actividades organizadas en torno a estas IV Jornadas Feministas con motivo del 8 de Marzo no concluyen hoy. El próximo sábado, 11 de marzo, de 11:30 a 20:00 horas, el Colectivo Amatista organiza «Mujeres que hacen cosas», una exposición fotográfica y un taller de macramé en el edificio Bioclimático. Lo harán dentro del festival de arte «Expresarte». 

jornadas feministas 8 marzo

Publicidad Baner publicitario de exposición de muebles y decoración en Yecla Murcia

Las mujeres trabajan 63,3 horas semanales, por las 56,5 que, de media, lo hacen los hombres. Sin embargo, cuando distinguimos entre trabajo remunerado y no remunerado, las tornas se cambian. Ahí, la media de trabajo de las mujeres casi duplica a la de los hombres: 26,5 horas por 14. Pero, en cuanto a trabajo remunerado, trabajan seis horas menos (39,7 los hombres, prácticamente la jornada completa de media; 33,9 horas, las mujeres). Esta dedicación dispar no varía en función de la jornada en el caso de los hombres. Cuando trabajan a media jornada, las horas dedicadas son las mismas. Sin embargo, cuando las mujeres se reducen la jornada, voluntaria u obligatoriamente, dedican casi 30 horas al trabajo no remunerado.

“Datos como estos corroboran la brecha que aún nos separa de los hombres. Mientras las mujeres realicemos casi tantas horas sin remunerar, en tareas domésticas y cuidados, como fuera del hogar, remuneradas, seguiremos por detrás en todos los aspectos de la vida. Nos impide una mayor independencia económica, un mayor desarrollo profesional y una mayor presencia social”, expone Lourdes Pedrazuela, secretaria de Políticas Sociales, Igualdad y Formación de USO.

La casa y los niños, para ellas

Según el estudio sobre corresponsabilidad elaborado por USO para este Día Internacional de la Mujer “Avancemos, es nuestro turno”, estas diferencias no solo se dan en los hogares con hijos. En aquellas parejas sin descendencia en las que ambos trabajan, las mujeres dedican 16,4 horas a la semana a tareas domésticas, por 8,7 los hombres. En el caso de haber menores, el cuidado sigue recayendo aplastantemente sobre las mujeres. Cuando ambos trabajan, las horas de trabajo no remuneradas de las mujeres prácticamente se duplican: 37,5 le dedican ellas al hogar, 20,8, solo un 20 %, los hombres.

El 33,9% de las mujeres que trabaja fuera de casa dedica a su vez cuatro horas diarias al cuidado y educación de hijos o nietos; un 47,4% de todas las trabajadoras realiza todos los días actividades de cuidados. Sin embargo, en el caso de los hombres trabajadores, la dedicación se da en dos horas al día, y lo hacen un 36,7% de ellos. El porcentaje baja a 31,5% cuando hablamos de los que todos los días hacen alguna de estas actividades de cuidados. También hay diferencia entre las mujeres que nunca cuidan menores (34,4%) y hombres, 39,4%.

escuelas infantiles niños guardería hijos concurso de dibujo
Foto: Aaron Burden en Unsplash

Cuidados externos, prohibitivos

Uno de los mayores problemas que se afrontan para conciliar con la vida familiar cuando se tiene un trabajo remunerado es el coste de los centros asistenciales. En el caso de los menores de tres años, el 54,6% de las familias que los dejaron en un centro de cuidado infantil tuvieron que pagar su coste íntegro. Por ello, la asistencia a este tipo de centros se concentra en las familias con ingresos altos: 62,5%, por solo el 26,3% entre las familias de bajos ingresos.

De hecho, y según se extrae de datos del INE, el 52,4% de los hogares no ha podido enviar a sus hijos a centros de cuidados por no poder permitírselo. Esto termina con uno de los progenitores reduciendo su jornada o abandonando su trabajo, y muy mayoritariamente es la mujer.

No solo con menores, también con otro tipo de personas dependientes. De los hogares en los que vive una persona dependiente, un 23,2% de los hogares de renta alta pudo disponer de cuidados a domicilio, pero solo el 9,1 % cuando hay menor nivel de ingresos.

“Ni los niños ni los dependientes pueden ser un lastre para ninguna familia. Y, sobre todo, no pueden seguir siendo un impedimento para que la mujer, sobre la que recae su cuidado, no pueda estar en pie de igualdad en el mercado laboral. La corresponsabilidad en los cuidados es básica, pero también la red asistencial pública y la racionalidad en los horarios de trabajo. La gratuidad de las escuelas de 0-3 o la dotación, al fin, de la Ley de Dependencia, para que no quede vacía de contenido, repercute en cuidados de calidad y, a su vez, beneficia directamente a la mujer en su lucha por recortar la brecha de género”, reivindica Pedrazuela.

 

Los directivos siguen siendo hombres

Por otro lado, el 30% de los murcianos sostiene que las empresas siguen prefiriendo a los hombres para puestos directivos, tal y como se recoge en el último Informe Tendencias en Beneficios para Empleados y Empleadas 2023 elaborado por Cobee, la primera plataforma digital europea de gestión de planes de beneficios de empleados de manera flexible y totalmente automatizada. De igual forma, si hablamos de igualdad, el 55% de los trabajadores de la Región de Murcia aseguran que no existe una situación de paridad entre el número de hombres y mujeres en puestos directivos.

“Esto va intrínsecamente relacionado con el conocido como ‘techo de cristal’, que hace referencia a esa barrera invisible que dificulta que las mujeres, a pesar de tener la misma capacidad y aptitud que sus compañeros hombres, accedan a puestos de mayor rango en las compañías”, asegura Borja Aranguren CEO y co-founder de Cobee.

Bajo este contexto, cada vez más empresas están poniendo en marcha planes para conseguir la paridad y diversidad de sus plantillas, sin embargo, parece que todavía hay mucho por hacer en este sentido. Tal es así que el 55% de las plantillas afirman que no tienen o no saben si existe un plan de igualdad y diversidad, mientras que el 45% de los equipos considera que sí existe.

En cuanto a los aspectos que son más importantes para los empleados al margen de la remuneración económica, ambos sexos demuestran tener las mismas necesidades e intereses. Así, el 26% de las plantillas prefieren contar con un buen ambiente laboral y cultura de empresa, seguido de tener más flexibilidad y facilidades para la conciliación (19%), y un plan de desarrollo profesional y crecimiento dentro de la empresa (16%) y tener más días libres (10%). Sin embargo, destaca que mientras las mujeres se interesan mucho más por la conciliación, los hombres valoran mucho más el sueldo que otras cuestiones.

Actos con motivo del 8 de Marzo

Para reivindicar esta igualdad, el Colectivo Amatista de Yecla ha organizado una manifestación hoy miércoles, Día Internacional de la Mujer. Saldrá a las 20:00 horas desde la plaza del Ayuntamiento en dirección a la Plaza 8 de Marzo. Al finalizar, se leerá un manifiesto junto a Comisiones Obreras.

Las actividades organizadas en torno a estas IV Jornadas Feministas con motivo del 8 de Marzo no concluyen hoy. El próximo sábado, 11 de marzo, de 11:30 a 20:00 horas, el Colectivo Amatista organiza «Mujeres que hacen cosas», una exposición fotográfica y un taller de macramé en el edificio Bioclimático. Lo harán dentro del festival de arte «Expresarte». 

jornadas feministas 8 marzo

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses