.
🐣 viernes 01 marzo 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img
spot_img

Yecla es la octava localidad de España donde peores consecuencias ha traído la crisis

Yecla es la octava en esta clasificación nacional de sufrimiento ante la crisis económica y social de España. Un ranking donde no quiere estar nadie.

El diario El País publica una información que recoge el trabajo de varios expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que han trasladado la crisis económica a un mapa de España,  identificado dónde ha residido la España más vulnerable y cuál ha sido la España resistente. Lamentablemente Yecla está entre las que peor lo han pasado en estos años analizados.

La lista de municipios que peor lo han pasado desde 2007 a 2013 es la siguiente: La Vall d’Uixó (Castellón), Roquetas de Mar (Almería), El Vendrell (Tarragona), Águilas (Murcia)
San Javier (Murcia), S. Pedro del Pinatar (Murcia), Torre-Pacheco (Murcia), Yecla (Murcia)
Benicarló (Castellón) y Estepona (Málaga)

Lo que deja claro el estudio es que la crisis no afectó a todos los territorios por igual. El artículo explica que 3,5 millones de trabajadores fueron expulsados al paro entre 2007 y 2013, pero en unas localidades el terremoto social tuvo una magnitud muy superior a otras. Es el caso de Yecla donde apenas había 800 parados en 2006  y se rozaron los 5.000 en 2103.

A través de 15 indicadores provinciales y 8 indicadores locales recogidos entre los años 2006 y 2013, los expertos han podido determinar con cierto detalle (poblaciones superiores a los 20.000 habitantes) la geografía de la crisis económica. “Nos animó a seguir el estudio comprobar que el impacto no era el mismo entre ciudades de una misma región y del mismo tamaño”, explica Méndez en diario nacional.

[ot-caption title=»» url=»https://elperiodicodeyecla.com/wp-content/uploads/2015/04/mapacrisis.jpg»]

“El impacto de la actual crisis ha sido máximo”, dice el estudio, “en aquellos territorios cuyo crecimiento reciente supuso una elevada exposición al riesgo, al especializarse en actividades de baja productividad y fuertemente cíclicas como la construcción, las industrias auxiliares o los servicios al consumo, con elevados niveles de empleo poco cualificado y precario, junto con un modelo de urbanización dispersa muy intensivo en el consumo de suelo y recursos naturales”. Esta reflexión rememora la España de urbanizaciones que se han quedado desiertas y de polígonos industriales abandonados. Y en el caso de Yecla, el espejo se fija en una mano de obra poco cualificada que mayoritariamente a los 16 años entraba en el sector del mueble que reclamaba trabajadores ante la insaciable lista de pedidos que existía entonces.

Los expertos utilizaron indicadores económico-laborales (población ocupada, PIB por habitante, número de empresas…), indicadores socio-demográficos (movilidad residencial, emancipación de los jóvenes, número de manifestaciones…) e indicadores inmobiliarios (volumen de hipotecas, ejecuciones hipotecarias, precio medio vivienda libre…). Y cada uno se fue situando en el mapa.

La clasificación de las más resistentes está repleta de ciudades vascas y ese es un hecho que parece más evidente. “Esas ciudades apostaron por una economía diversificada”, señala el estudio, “mantuvieron una industria renovada y cierta capacidad exportadora, base para localizar servicios empresariales avanzados que favorecen la innovación y generan empleo de mayor calidad”.

Los autores del Atlas sacan sus conclusiones para evitar que una futura crisis produzca efectos tan devastadores. Apuestan por construir una nueva “cultura del territorio”, un “urbanismo integrado” y una nueva gobernanza territorial.

Yecla es la octava en esta clasificación nacional de sufrimiento ante la crisis económica y social de España. Un ranking donde no quiere estar nadie.

El diario El País publica una información que recoge el trabajo de varios expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que han trasladado la crisis económica a un mapa de España,  identificado dónde ha residido la España más vulnerable y cuál ha sido la España resistente. Lamentablemente Yecla está entre las que peor lo han pasado en estos años analizados.

La lista de municipios que peor lo han pasado desde 2007 a 2013 es la siguiente: La Vall d’Uixó (Castellón), Roquetas de Mar (Almería), El Vendrell (Tarragona), Águilas (Murcia)
San Javier (Murcia), S. Pedro del Pinatar (Murcia), Torre-Pacheco (Murcia), Yecla (Murcia)
Benicarló (Castellón) y Estepona (Málaga)

Lo que deja claro el estudio es que la crisis no afectó a todos los territorios por igual. El artículo explica que 3,5 millones de trabajadores fueron expulsados al paro entre 2007 y 2013, pero en unas localidades el terremoto social tuvo una magnitud muy superior a otras. Es el caso de Yecla donde apenas había 800 parados en 2006  y se rozaron los 5.000 en 2103.

A través de 15 indicadores provinciales y 8 indicadores locales recogidos entre los años 2006 y 2013, los expertos han podido determinar con cierto detalle (poblaciones superiores a los 20.000 habitantes) la geografía de la crisis económica. “Nos animó a seguir el estudio comprobar que el impacto no era el mismo entre ciudades de una misma región y del mismo tamaño”, explica Méndez en diario nacional.

[ot-caption title=»» url=»https://elperiodicodeyecla.com/wp-content/uploads/2015/04/mapacrisis.jpg»]

“El impacto de la actual crisis ha sido máximo”, dice el estudio, “en aquellos territorios cuyo crecimiento reciente supuso una elevada exposición al riesgo, al especializarse en actividades de baja productividad y fuertemente cíclicas como la construcción, las industrias auxiliares o los servicios al consumo, con elevados niveles de empleo poco cualificado y precario, junto con un modelo de urbanización dispersa muy intensivo en el consumo de suelo y recursos naturales”. Esta reflexión rememora la España de urbanizaciones que se han quedado desiertas y de polígonos industriales abandonados. Y en el caso de Yecla, el espejo se fija en una mano de obra poco cualificada que mayoritariamente a los 16 años entraba en el sector del mueble que reclamaba trabajadores ante la insaciable lista de pedidos que existía entonces.

Los expertos utilizaron indicadores económico-laborales (población ocupada, PIB por habitante, número de empresas…), indicadores socio-demográficos (movilidad residencial, emancipación de los jóvenes, número de manifestaciones…) e indicadores inmobiliarios (volumen de hipotecas, ejecuciones hipotecarias, precio medio vivienda libre…). Y cada uno se fue situando en el mapa.

La clasificación de las más resistentes está repleta de ciudades vascas y ese es un hecho que parece más evidente. “Esas ciudades apostaron por una economía diversificada”, señala el estudio, “mantuvieron una industria renovada y cierta capacidad exportadora, base para localizar servicios empresariales avanzados que favorecen la innovación y generan empleo de mayor calidad”.

Los autores del Atlas sacan sus conclusiones para evitar que una futura crisis produzca efectos tan devastadores. Apuestan por construir una nueva “cultura del territorio”, un “urbanismo integrado” y una nueva gobernanza territorial.

uscríbete EPY

¿Quieres añadir un nuevo comentario?

Hazte EPY Premium, es gratuito.

Hazte Premium

8 COMENTARIOS

  1. 8 de la mañana diálogo en empresa de Yecla.

    -Jefe, necesito un poco más de sueldo o echar más horas extra en negro que no me llega para pagar el chalet y el coche. Mi hijo sigue sin encontrar trabajo desde que estuvo aquí. Se está sacando el bachillerato aprovechando que lleva 4 años sin trabajo.
    -No puedo hacer nada. La faena sigue a rachas y no puedo darte más.
    -Pero es que con los 820 de la nómina y los 300 en negro no llego.
    -Es lo que ay (el feje lo dirá así porque no tiene ni el graduado, aunque se fuma unos puros que valen casi un máster en la UCAM y tiene un coche en la puerta valorado en unos 60.000 euros)
    -Pero, si yo he sido fiel a la empresa. Llevo 20 años montando esqueletos. Era de una escuadra hasta que no pude pagar la cuota, iba a la iglesia cuando tocaba, votaba al PP cuando me lo decías, no soy de ningún sindicato como me exigiste y me escondí encima del tejado cuando vinieron los inspectores el año pasado. Que estuve tres años sin seguridad social porque si no cerrabas la empresa.
    -Lo se Juan, lo se. Pero es que….mira este montón de folios. Son gente que quiere trabajar. Y si no te interesa te mando al paro con 20 días, que para eso votaste a la gaviota para que te pudiéramos despedirte más barato. Por ciento, no te olvides del voto por correo que ya me han llamado del partido que quieren organizarlo como en todas las campañas que en esta dicen que van justos y que los de Ciudadanos les van a tocar los cojones.
    – Mañana voy a Correos y lo solicito.

    Fin de la conversación.

  2. Yecla ha tenido lo que nos merecemos. Los empresarios se han forrado mayoritariamente y, algunas excepciones hay, la mayoría de obreros han pensado que ellos también eran empresarios con las barrigas bien grandes hasta que la crisis les ha devuelto a la realidad: sin dinero, sin BMW, sin casa y sin formación alguna.
    Ahora, a todos aquellos partidos que representan a los que siguen teniendo el dinero, el BMW, la casa y sus hijos formándose en buenas universidades vas y les das tu voto que así sigues siendo un buen zagal y la derecha te dará una sopa calentica para que vayas a rezar y los domingos te paseas por la calle san francisco arriba y luego abajo. Te puedes comprar una bolsa de pipas, que es el lujo que tienes como buen obrerete de 800 euros.
    Eso se llama ser un buen BORREGO.

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Servicios

Demanda empleo Oferta empleo
Compra Venta
Canal inmobiliario Farmacia
Teléfono interes Autobuses